Subscribe Us

OPINIÓN. "Sostenibilidad", el talismán de la recuperación post-covid

 


Autor: José I. Ibarra (21/05/2021)

"Sostenibilidad". Esta será la palabra de moda en los años venideros. Todo se planificará, se decidirá, se propondrá en aras a la sostenibilidad. Viajaremos, jugaremos, trabajaremos, comeremos,..., todo de forma sostenible. Y se supone que tal milagro de acción voluntaria, y comunitaria, lo realizaremos en aras a preservar nuestro mundo, reducir los efectos del cambio climático y evitar que el planeta se "sobrecaliente" en exceso.

Hay algunos que no están muy de acuerdo o son negacionistas del cambio climático. Otros, parece que están más pensando en salir de nuestro planeta y colonizar antes Marte o la Luna, ¿por si acaso?.

Sea como fuere, el término "sostenible" en sí se presta a interpretación y, desde luego, a cuestionable aplicación sin un previo consenso público y cambio de mentalidad ciudadana.

A modo de ejemplo, me pregunto si algunos de los siguientes hábitos y costumbres nacionales serían sostenibles o no, a saber:

1. Los eventos culturales de masas, tales como conciertos, fiestas populares, corridas de toros, partidos de fútbol, cines y teatros.

2. ¿Es sostenible un modelo de turismo sustentado en la masificación de playas, espacios naturales y ocio nocturno? ¿Se limitará el turismo a ofertas de calidad a las que solo una minoría pueda acceder? ¿Serían sostenibles los pueblos de España "okupados" por turistas desplazados de otras ofertas?

3. Es evidente que los coches eléctricos no contaminan [tanto] y por ello son más sostenibles medioambientalmente. La cuestión es si la mayoría de la gente podrá acceder a su compra y mantenimiento, o tendrá que conformarse con servicios alternativos como el autobús o el tren "low-cost".

4. ¿Es sostenible ir a trabajar a la oficina o se impondrá la obligación de tele-trabajar en determinadas actividades económicas? ¿Nos garantizará el teletrabajo las mismas oportunidades laborales y de formación profesional que el presencial?

5. Si deseo hacer senderismo por espacios naturales, ¿podré hacerlo o habrá aforos limitados bajo cita previa online para disfrutar de zonas libres de contaminación? ¿Pondrán barreras a los accesos a los montes, dehesas y parques naturales?

6. Cuando vaya a un supermercado, ¿podré comprar aquello que me apetezca (comida, bebida, vestido, calzado, etc.) o sólo encontraré marcas de productos que, según los legisladores, sean sostenibles para con el medio ambiente y la salud pública?

7. ¿Podré circular libremente por carretera en vehículo privado (eléctrico o no) si mi "carro" contamina más de "lo debido" o no lleva una etiqueta de sostenibilidad?


Para que sean sostenibles, estas u otras actividades, ¿se implantarán aforos limitados como durante el COVID-19? ¿Quién va a garantizar que cumpliendo unas normas de sostenibilidad nacional el planeta va a mejorar desde un punto de vista climático?. Y si ya hay en la atmósfera más CO2 y metano del debido, ¿no sería mejor deslocalizarse a otro planeta?

Cuando hablamos de promover el "turismo de calidad" y lo ligamos a términos como "sostenibilidad" y "recuperación económica", ¿estamos reconociendo implícitamente que el virus, los ERTES y la digitalización se han "cargado" a  la clase media española que hasta ahora venía disfrutando de un turismo de masas sustentado en el sol y playa?.

Conceptos como "digitalización sostenible" esconden la realidad del impacto de la transición a lo digital: centenares de empresas cerradas y millares de trabajadores que pierden su trabajo sin solución de continuidad. ¿Habrá dinero público para "sostener" a los afectados por la "nueva realidad"?.

No tengo claro que la digitalización de nuestras vidas sea bueno para la especie humana. Pero sí creo que si ese es el camino que decidimos tomar, es obligado procurar un salvavidas a todas aquellas personas que se queden en el camino. Algo así como vacunar a las personas mayores, las más sensibles, las más indefensas, contra el covid.

Por otro lado, y "aprovechando que el Pisuerga [...]", sospecho que muchas de las medidas que se adopten en aras a la sostenibilidad solo van a implicar limitaciones a los usos y costumbres pre-covid. Sería bueno que nos explicasen [los gobiernos] si la implantación de tales medidas van a asegurar, por ejemplo, la viabilidad de cumplimiento de los objetivos climáticos acordados en la Cumbre de París o usar el vehículo privado para vacacionar o ir al trabajo. Porque de no ser así, a la gente, en general, le a importar "un pito" si el planeta se calienta más o menos si, como consecuencia de tales medidas, ve su supervivencia diaria  amenazada por la pérdida de trabajo, casa o comida. Como dice el refranero español, "de ahogados, al río".

Confiemos en que los planes de sostenibilidad también incluyan el "sostén" de aquellas personas y trabajadores que puedan ser "expulsados" de un futuro digitalizado y, previsiblemente, electrificado.

Ver otros posts del autor.


Publicar un comentario

0 Comentarios