Subscribe Us

OPINIÓN. "Descarbonizar" puede dañar la salud


Las ciudades que abordan el riesgo para la salud de ciertos contaminantes atmosféricos pueden empeorar las cosas al impulsar, sin saberlo, el crecimiento de otro tipo de contaminación potencialmente más dañino para la salud.

Autor: José I. Ibarra
19/02/2020

Muchas áreas urbanas de todo el planeta se enfrentan a la amenaza para la salud (según las directrices de la OMS), de las partículas con un diámetro máximo de 2,5 micras (PM2.5), una fuente común de la contaminación urbana provocada, principalmente, por los vehículos diésel de más de diez años de antigüedad. Pero la simple reducción de los niveles de contaminación por PM2.5 puede no mejorar la seguridad sanitaria del aire urbano. 

Un equipo chino-estadounidense ha descubierto que las PM2.5 desempeñan un papel sustancial en la supresión de otro tipo de contaminación en las zonas urbanizadas: las "partículas ultrafinas". Estas tienen un diámetro inferior a 50 nanómetros, y una reciente investigación las ha relacionado con problemas directos sobre la salud, incluidos defectos de nacimiento.

Química compleja
El nuevo estudio arroja luz sobre cómo se forman las partículas ultrafinas en el mundo real. Si bien la mayoría de anteriores trabajos sobre el tema se basó en estudios de laboratorio, los investigadores intentaron reflejar la compleja química del aire de la ciudad con pruebas en una carretera de Beijing (Pekín), así como dentro de una cámara cerrada con un automóvil en funcionamiento.

Descubrieron que altas concentraciones de PM2.5 en un aire contaminado evitan la formación de partículas ultrafinas. Esto se debe a que las partículas más grandes capturan a las más pequeñas a medida que se forman. El equipo también concluyó que la creación de partículas ultrafinas es provocada por otro contaminante liberado por los automóviles: los compuestos orgánicos volátiles (VOC).

En otras palabras, las grandes urbes han de cortar simultáneamente las emisiones de PM2.5 y VOC de los automóviles, o arriesgarse involuntariamente a empeorar la contaminación por partículas ultrafinas. En opinión de los investigadores, no hacer ambas cosas al mismo tiempo no solo sería ineficaz sino que incluso podría exacerbar el problema. Hay que tener, pues, un gran cuidado para evitar empeorar inadvertidamente la situación reduciendo la masa de partículas en el aire, solo para aumentar la cantidad y la toxicidad de las partículas ultrafinas.


Vinculación de partículas ultrafinas al escape de vehículos. (A y B) Densidad efectiva de partículas resueltas por tamaño (A) e higroscopicidad (B). El contorno de color en los ejes verticales derechos denota el tamaño de partícula (nanómetros). (C y D) Composiciones químicas de partículas dentro de la cámara medidas por HR-ToF-AMS con los diámetros medios de 30 (C) y 62 nm (D), respectivamente. Las leyendas de color en la parte superior representan las composiciones químicas (verde para orgánicos, azul para nitrato, rojo para sulfato, naranja para amonio y púrpura para cloruro). (E) Distribuciones de tamaño de número de partículas dentro de una cámara ambiental cerrada usando escape de vehículos de gasolina. El contorno de color denota la concentración del número de partículas.

Esto no significa que las ciudades con problemas relacionados con las PM2.5 dejen de abordar su reducción como una alta prioridad política. Detener completamente el uso de gasolina y diésel reduciría tanto las PM2.5 como los VOC, responsables éstos directos de la presencia de las partículas ultrafinas. 

Los vehículos eléctricos definitivamente ayudarán, pero apenas representan el 0,5 por ciento de los más de mil millones de vehículos en las carreteras de todo el mundo.  Además, los coches eléctricos también liberan partículas PM2.5 desde los neumáticos y las pastillas de freno.

La decisión de cortar las emisiones de partículas PM2.5, sin alentar el florecimiento de partículas ultrafinas, es más un problema para ciudades como Delhi que para Madrid, Londres o París. Esto se debe a que la capital india tiene unos niveles de PM2.5 mucho más altos, mientras que en las capitales europeas son más bajos y, por lo tanto, es poco probable que tengan una gran efecto sobre la formación de partículas ultrafinas. 


El problema de la contaminación del aire en las principales capitales europeas se debe principalmente al dióxido de nitrógeno (NO2), que según el reciente estudio, no tiene relación alguna con la formación de partículas ultrafinas.

Fuente:
Journal reference: PNAS, DOI: pnas.201916366
https://www.newscientist.com/article/2232155-tackling-air-pollution-may-accidentally-trigger-serious-health-issues/#ixzz6D0rpPHYM

Ver otros posts del autor.

Publicar un comentario

0 Comentarios