Subscribe Us

SALUD. Túnel carpiano: factores de riesgo, síntomas y tratamiento

 


El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía, se trata de la compresión del nervio mediano en la muñeca cuando pasa por el canal carpiano. Con el tiempo, el atrapamiento del nervio puede hacer que se lesione.

Este síndrome es la compresión nerviosa más frecuente. Puede afectar a las dos manos, aunque la predominante (derecha o izquierda en función de si somos diestros o zurdos) suele ser la más afectada.

La razón por la que se lesiona el nervio es un aumento de la presión dentro del túnel que produce un conflicto de espacio, esto hace que se inflamen las vainas tendinosas de los tendones flexores dentro del mismo y disminuye el riego sanguíneo del nervio mediano. Este incremento de la presión provoca molestias tanto en la muñeca como en la mano, ya que se produce una disminución de la función del nervio.

Causas del síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano está reconocido como una enfermedad relacionada con el trabajo, pues está incluido en la lista de la Unión Europea de enfermedades profesionales. Aunque tradicionalmente se ha asociado fundamentalmente a trabajos de oficina, un estudio reciente publicado en ‘Journal of Occupational and Environmental Medicine’ recoge que los trabajos manuales que requieren levantar, sujetar y mover la muñeca con fuerza tienen tasas más altas de incidencia del síndrome del túnel carpiano que los trabajos con ordenador.

Las causas del síndrome del túnel carpiano pueden ser también traumáticas, por ejemplo:

  • Enfermedades inflamatorias, como, por ejemplo, la artritis reumatoide.
  • Causas degenerativas, como puede ser el caso de la artrosis y la artritis degenerativa.
  • Fracturas de muñeca.
  • Tumores intrínsecos o extrínsecos en la zona del carpo.

Factores de riesgo

Son múltiples los factores que pueden influir en la aparición del síndrome del túnel carpiano:

  • La edad: se suele diagnosticar entre los 40 y los 60 años.
  • El sexo: es más frecuente en las mujeres, ya que su zona del túnel carpiano es más pequeña.
  • El trabajo: aquellos puestos que incluyen movimientos repetidos de muñeca y dedos, posturas forzadas de la muñeca, apoyos prolongados sobre el talón de la mano, etcétera.
  • Otras enfermedades: algunas enfermedades crónicas, como por ejemplo la diabetes, aumentan el riesgo de lesión de los nervios. Las enfermedades inflamatorias pueden afectar el revestimiento de los tendones de la muñeca y ejercer presión sobre el nervio mediano.
  • Obesidad: la obesidad es otro factor de riesgo.
  • Retención de líquidos: aumenta la presión dentro del túnel carpiano y esto irrita el nervio. Enfermedades como las insuficiencias cardiacas o renales provocan retención de líquidos.
  • Cambios hormonales: durante el embarazo, la lactancia o la menopausia, además de enfermedades como el hipotiroidismo.
  • Medicamentos: la cortisona o los anticonceptivos por vía oral, entre otros.

Qué síntomas presenta

Los síntomas aparecen poco a poco y en distintas fases según va avanzando la enfermedad:

  • Hormigueo y entumecimiento de la mano y dolor en la muñeca y en la mano. Aparece de forma intermitente, fundamentalmente por las noches. Puede llegar a despertar a la persona.
  • Más adelante puede reducirse la sensibilidad en la mano, concretamente en la mitad exterior de la misma (la zona más cercana al dedo meñique).
  • A medida que progresa el síndrome del túnel carpiano, puede aparecer debilidad en la mano. A la persona con esta enfermedad pueden empezar, por ejemplo, a caérsele objetos de las manos.

Cómo se diagnostica

Para hacer el diagnóstico, el médico se basa tanto en un examen físico de la sensibilidad y fuerza de la mano y los dedos como en maniobras que puedan desencadenar los síntomas. Además, realiza un estudio de la historia clínica, utiliza cuestionarios y solicita que se realice un electromiograma. Aun así, es complicado para el profesional sanitario hacer este diagnóstico, ya que hay otras enfermedades como la fibromialgia o la vasculitis que presentan síntomas similares.

Tratamiento

Si nos han diagnosticado el síndrome del túnel carpiano, podemos cambiar algunos hábitos y seguir algunas pautas para evitar que la enfermedad avance:

  • Modificar las actividades manuales que puedan provocar la compresión del nervio.
  • Si trabajamos delante de un ordenador, el uso de teclados especiales o soportes de muñeca pueden ser muy útiles.
  • Utilizar férulas que mantengan la muñeca en posición neutra, especialmente durante la noche.
  • Rehabilitación.
  • Ejercicios de estiramientos y fortalecimiento de la zona de la muñeca para mejorar la movilidad y disminuir el dolor.

Además, existen opciones de tratamientos farmacológicos e intervenciones quirúrgicas para los casos más graves que, si lo considera necesario, tu médico te puede recomendar. Si tienes estos síntomas, no lo dudes y consulta con tu profesional sanitario que será el encargado de orientarte sobre los siguientes pasos a seguir:

Para saber más:

Análisis de factores de riesgo en síndrome de túnel carpiano. Revista Medicina del Trabajo. Septiembre, 2016

Causas del STC. Hospital Clínic. 

El STC no es solo para los oficinistas Estudio Henry Ford. Abril, 2021.

Publicar un comentario

0 Comentarios