Subscribe Us

SALUD. Resistencia a los antibióticos: un problema de salud colectiva

 


El consumo excesivo e inadecuado de este tipo de fármacos ha hecho que sea necesario tener un día al año para recordar que abusar de ellos tiene riesgos para nuestra salud y para la de los demás.

Los antibióticos son los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de infecciones ocasionadas por bacterias. Desde que Alexander Fleming descubrió la penicilina en 1930, han surgido muchos fármacos de este tipo que permiten tratar distintas patologías

Sin embargo, desde hace algunos años hay antibióticos que se utilizaban para enfermedades comunes que dejaron de ser eficaces y se empezó a hablar de la resistencia a los antibióticos. Esta resistencia a los antibióticos es, junto con la pandemia ocasionada por la COVID-19, uno de los riesgos mundiales más grave y urgentes para la salud que tenemos en la actualidad, y se ha convertido en un reto de salud pública que afecta a todos los países.

Esto se debe a que las bacterias se han vuelto resistentes como consecuencia del uso excesivo, inadecuado o incorrecto de los antibióticos. Otro detonante importante está relacionado con la ganadería y el abuso de antibióticos en la cría de ganado.

De hecho, alrededor de 33.000 personas mueren al año en Europa como consecuencia de infecciones hospitalarias ocasionadas por bacterias resistentes. En el caso de España, se registran alrededor de 3.000 fallecimientos anuales por este mismo motivo, según las cifras del Registro del Conjunto Mínimo Básico de Datos (CMBD). Además, hay informes que prevén que las infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos se convertirán en la principal causa de muerte en 2050, por delante de enfermedades como las cardiovasculares o el cáncer.

Si no le ponemos remedio, la situación puede ser mucho más grave, ya que esto puede provocar que infecciones bacterianas que ahora están bien controladas, puedan ser mortales.

Algunos errores comunes que cometemos son:

  • El autoconsumo de antibióticos sin contar con la prescripción ni el consejo del médico.
  • Utilizar los antibióticos sobrantes de un tratamiento anterior para combatir infecciones por virus como la gripe o el resfriado.
  • Compartir las cápsulas sobrantes con otras personas.
  • Abandonar el tratamiento con antibióticos al sentirnos mejor sin cumplir la pauta completa según nos ha prescrito el médico.
  • Dar antibióticos a nuestras mascotas de los que tenemos en casa por iniciativa propia, sin consultarlo con el veterinario.


Uso prudente de los antibióticos: cuándo y cómo tomarlos

Conseguir que los antibióticos sigan funcionando es cosa de todos, por eso, sigue estas pautas para poner tu granito de arena:

  • Ten siempre presente que utilizar los antibióticos incorrectamente supone un riesgo para la salud de todos. El uso inadecuado de los antibióticos tanto en personas como en animales puede hacer que las bacterias se vuelvan resistentes y futuros tratamientos no funcionen para combatirlas.
  • Toma antibióticos únicamente bajo prescripción médica. Sigue siempre las indicaciones de tu médico sobre cuándo, cómo y durante cuánto tiempo continuar con ellos. Completa el tratamiento prescrito en dosis, días y horarios y, si al terminar lo que te ha pautado te sobran, no los guardes ni los compartas con otras personas.
  • No son eficaces contra resfriados ni gripes. Los antibióticos son tratamientos eficaces únicamente para combatir infecciones bacterianas, no sirven para abordar infecciones causadas por virus (como es el caso de la gripe y el resfriado). Tampoco son medicamentos analgésicos: no alivian el dolor ni la fiebre.
  • El veterinario de tu mascota es el profesional que tiene que pautar su tratamiento. Sigue siempre los consejos veterinarios y no mediques a tu mascota con los antibióticos sobrantes de otros tratamientos que puedas tener en casa. La automedicación, al igual que en el caso de las personas, también es peligrosa para los animales.


Colabora para que podamos seguir teniendo unos antibióticos que funcionen y recuerda que el médico es el profesional sanitario con el que tienes que consultar cualquier duda sobre el uso adecuado de los antibióticos. Si la resistencia ya existe, el desarrollo de fármacos solo puede ofrecer un alivio temporal. El desafío, entonces, no es sofocar la resistencia, sino evitar su propagación. Es un gran desafío, pero no insuperable. No alimentar a los animales con drogas maravillosas sería bueno, para empezar.

Para saber más:

4 pautas clave para un uso prudente de los antibióticos. Elservier. Noviembre, 2017.

Uso prudente de los antibióticos. Comunidad de Madrid. Actualizado en octubre, 2021.

Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos 2019. Asociación Española de Pediatría. Noviembre, 2017.

Campaña para el uso prudente de los antibióticos: “Los antibióticos NO valen para todo”. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Noviembre, 2019.

Antibiotic Resistance. OMS, July, 2020.

Publicar un comentario

0 Comentarios