Subscribe Us

SALUD. Enuresis: trucos y consejos para que los niños dejen de mojar la cama

 


La enuresis son los escapes nocturnos de orina, la eliminación nocturna, involuntaria y funcionalmente normal de orina que ocurre a una edad en la que se espera que los niños tengan un control de la micción.

¿A qué edad se habla ya de enuresis?

Para que se pueda considerar como tal, la incontinencia urinaria tiene que producirse a una edad socialmente inaceptable. Se empieza a hablar de enuresis a partir de los cinco años, aunque en los varones se puede ampliar hasta los seis, ya que suelen alcanzar el control nocturno del esfínter vesical (músculo alrededor de la abertura de la vejiga) algo más tarde.

Se trata de un problema que aparece frecuentemente en la infancia, pero está infradiagnosticado e infratratado. En concreto, a los cinco años lo padecen alrededor del 16% de los niños.

En relación con la frecuencia con la que se tienen que producir los episodios para que se considere enuresis, lo ideal es consultar con un especialista para individualizar cada caso porque cada niño es diferente. Sin embargo, sí existen algunos parámetros por los que nos podemos guiar, la Asociación Americana de Psiquiatría habla de dos noches a la semana hasta los 6 años y, a partir de esa edad, una al mes, durante un periodo de al menos tres meses.

¿Qué tipos de enuresis hay?

Según el momento en el que aparezca, se puede hablar de dos tipos de enuresis infantil:

  • Enuresis primaria. Es la que se presenta en un niño que nunca ha permanecido seco por la noche durante, por lo menos, seis meses seguidos.
  • Enuresis secundaria. En este caso, el niño sí ha permanecido seco durante seis meses seguidos.

En función de si está acompañada o no por otros síntomas:

  • Enuresis monosintomática o no complicada. Se trata de un niño que no tiene ningún otro síntoma de las vías urinarias bajas durante el día que haga pensar que tiene alguna patología asociada.
  • Enuresis no monosintomática o complicada. En este caso, el niño tiene otros síntomas urinarios diurnos como incontinencia diurna, urgencia miccional, aumento o disminución de la frecuencia urinaria, escapes, chorro urinario débil, dolor… Esto hace pensar que hay otra enfermedad asociada.

Con respecto al motivo por el que aparece la enuresis (dejando a un lado los casos en los que hay otras patologías asociadas), hay muchas hipótesis, pero todas ellas coinciden en que se debe a que el niño no se despierta de la manera normal ante la sensación de vejiga llena.

Mi hijo tiene enuresis, ¿qué hago?

Cuando un niño sigue haciéndose pis por las noches, lo primero que hay que hacer es acudir al pediatra para que pueda hacer una valoración y decidir si necesita, o no, seguir algún tratamiento.

Además, algunas pautas a seguir son:

  • Aumentar la ingesta de líquidos durante el día y reducirla a partir de las 19:00 h.
  • Realizar ejercicios de entrenamiento vesical, que consisten en aguantar un corto rato el deseo de orinar e interrumpir el chorro urinario durante la micción.
  • Poner el despertador para que suene a las dos horas de haberse ido a la cama o incluso antes, en caso de que suela producirse antes de que pase ese periodo de tiempo.
  • El principal problema de la enuresis es que afecta a la autoestima del niño, por lo que es muy importante que se sienta respaldado por la familia.
  • Hay que tener claro que se trata de un retraso en esta área madurativa de la que el niño no tiene culpa.
  • Los adultos no deben reprender al niño ni avergonzarlo.
  • Los familiares deben celebrar y premiar los avances del niño.

En la mayoría de los casos de niños con enuresis primaria monosintomática leve (cuando sucede menos de tres veces a la semana), se suele resolver de manera espontánea. Cuando se trata de enuresis moderada (ocurre entre tres y seis noches cada semana) o grave (diariamente), o en aquellos casos en los que sigue sucediendo después de los nueve años, es difícil que se resuelva sin tratamiento.

Si tu hijo tiene más de cinco años y todavía se hace pis en la cama, no lo dudes y consulta con el pediatra, es el profesional que sabrá cómo resolverlo y si necesita un tratamiento farmacológico.

Para saber más:

Manejo y diagnóstico terapéutico de la enuresis infantil. Sociedad Española de Pediatría de Atención Primaria y Extrahospitalaria y Fundación Prandi de Pediatría Extrahospitalaria. 2014.

Diagnóstico y tratamiento de la enuresis nocturna. Asociación Española de Pediatría. 

Enuresis. Miremos al futuro. ¿Qué conceptos son útiles?. Anales de Pediatría. Agosto, 2021.

La principal consecuencia de la enuresis es el problema de autoestima que sufre el niño que la padece. Asociación Nacional Informadores de Salud. Noviembre, 2018.

Publicar un comentario

0 Comentarios