Subscribe Us

SOCIEDAD. Cómo una 'retirada gestionada' del cambio climático podría revitalizar las zonas rurales

 


La región rural de Calabria en el sur de Italia anunció un proyecto innovador en 2021 para dar nueva vida a sus pequeñas ciudades. Planea ofrecer a los jóvenes profesionales miles de dólares si se mudan y se comprometen a lanzar un negocio, preferiblemente un negocio que la comunidad necesita.

El noroeste de Arkansas (EE.UU.) tiene un programa similar para atraer a nuevos residentes a pueblos rurales como Springdale ofreciendo 10.000 dólares y una bicicleta de montaña. Lincoln, Kansas (EE.UU.), ofrece tierras gratis a trabajadores remotos que estén dispuestos a reubicarse y construir una casa allí.

Estos esfuerzos aprovechan la creciente cultura del trabajo desde casa para tratar de revitalizar las comunidades rurales que están en declive.

También pueden ser una clave para hacer frente a la migración climática nacional anticipada, ya que las tormentas y los incendios forestales exacerbados por el cambio climático harán que algunas partes del país sean inhabitables.

Oportunidades en la migración climática

El cambio climático global presenta un problema inmediato. Millones de personas en todo el mundo estarán en riesgo por el aumento del nivel del mar durante las próximas dos generaciones, mientras que otras serán expulsadas de regiones de calor prolongado, sequía y la amenaza de incendios forestales.

Dado que es probable que las personas se trasladen de lugares en riesgo a ciudades cercanas, esas ciudades probablemente verán "tensionados" ​​sus servicios públicos, subirán los precios de la vivienda y se endurecerán sus mercados laborales, lo que potencialmente desplazará a los residentes de bajos ingresos.

Esto presenta una oportunidad para que algunas áreas rurales alienten a nuevos residentes a mudarse. El declive de las pequeñas granjas y la manufactura rural ha reducido las oportunidades de empleo para los jóvenes educados, lo que ha llevado a muchos a irse.

En algunas áreas, esta tendencia se ha convertido en una espiral descendente. Las pérdidas de población y negocios reducen las bases impositivas, empobrecen los servicios públicos, hacen que las comunidades sean menos atractivas para los nuevos residentes y dejan menos oportunidades para los niños locales que quieren quedarse. Este patrón puede contribuir a sentimientos de inseguridad, polarización política y una disminución de la confianza en las instituciones democráticas en las zonas rurales.

Con el apoyo adecuado, los líderes comunitarios pueden revitalizar sus pueblos alentando a las personas desplazadas por desastres climáticos a que se muden.

Un nuevo movimiento de colonización

El “retiro administrado” es un concepto proactivo: implica la reconstrucción en lugares más seguros antes de que ocurra un desastre. Eso incluye reinventar, reconfigurar y reconstruir la vivienda y el comercio. También podría significar la creación de redes de pequeñas ciudades revitalizadas, particularmente aquellas que no están lejos de las comodidades y servicios de una ciudad de mayor tamaño.

La recuperación y reinvención exitosas comienzan con un plan para el futuro respaldado por la comunidad, que incluye oportunidades para espacios de vivienda en la ciudad, oportunidades comerciales y servicios públicos mejorados.

Una forma de fomentar el interés de los inversores y los futuros residentes es centrarse en la infraestructura respetuosa con el clima impulsada por energía renovable. Las áreas ricas en viento, luz solar y bosques pueden actualizar sus reglas de zonificación para fomentar la inversión en energía renovable, junto con la producción de alimentos no industrializados, como las granjas orgánicas.

El desarrollo de invernaderos de alta tecnología, podría generar nuevos puestos de trabajo y proporcionar productos frescos. Por ejemplo, la ciudad carbonífera de Morehead, Kentucky, está apoyando un invernadero hidropónico que ahora produce casi 3 millones de libras de tomates bistec al año.

Para apoyar la revitalización y facilitar la transición para los nuevos residentes, sería conveniente que el Gobierno pudiera elaborar y financiar una propuesta de Ley a semejanza de la Ley de Homesteading Act de 1862 en Estados Unidos , que alentó a las personas a establecerse y desarrollar el Oeste estadounidense.

Esta estrategia requeriría nuevos fondos o la transferencia de fondos de otros ministerios y contar con el apoyo de la UE, a fin de mejorar los servicios públicos e incentivar el comercio y la industria, junto con subvenciones para vivienda.

Los esfuerzos nacionales para expandir el acceso de banda ancha rural pueden levantar otra barrera para atraer trabajadores jóvenes entusiasmados por trabajar desde casa, así como empresarios con la experiencia necesaria para hacer que estos proyectos y otros nuevos negocios tengan éxito de manera sostenible.

Si los programas de asistencia del gobierno apoyan las aspiraciones de los líderes de base de los pueblos rurales, estos esfuerzos podrían llegar a ser vistos con confianza en lugar de sospecha. Esta es una forma en que las comunidades que han perdido su base impositiva pueden reclutar nuevos ciudadanos que pagan sus impuestos. 

Puede haber inconvenientes: el cambio puede ser difícil para algunas comunidades, la inversión puede causar preocupación y es posible que no funcione tan rápida  o eficazmente como espera la comunidad. Para los pueblos rurales cercanos a las ciudades, también puede haber preocupaciones sobre la gentrificación si los trabajadores remotos hacen subir los precios de la viviendaPero hay muchas comunidades, particularmente en las zonas rurales del interior, que podrían beneficiarse de la afluencia de nuevos residentes y habilidades, mientras que las personas que se reubican pueden encontrar nuevos hogares más seguros y saludables.

Ningún centro rural por sí solo puede proporcionar todos los beneficios de los centros urbanos más grandes, pero las redes de ciudades revitalizadas podrían comenzar a compensar las diferencias.

El cambio climático plantea desafíos sin precedentes para la movilidad de la población de todo el mundo. Al mismo tiempo, España necesita renovar y transformar las regiones rurales en declive.

Esperar hasta que ocurra un desastre se vuelve caro y caótico. La revitalización de las comunidades rurales ahora podría aliviar las presiones migratorias y ayudar a restaurar las formas cooperativas y solidarias de la vida rural. Puede ser una propuesta en la que todos salgamos ganando.

Publicar un comentario

0 Comentarios