Subscribe Us

NUTRICIÓN. Diferencia entre la enfermedad celiaca y la sensibilidad al gluten no celiaca

 


Aunque muchas veces se confunden, la enfermedad celiaca y la sensibilidad al gluten no celiaca son patologías diferentes. De hecho, esta última es una enfermedad relativamente nueva y hay mucha incertidumbre sobre ella.


Mientras que el 1% de la población es celiaco, todavía no está clara la prevalencia de la sensibilidad al gluten no celiaca, aunque se estima que es superior. Según algunas estimaciones, afectaría a entre el 0,6 y el 10% de la población.

La enfermedad celiaca está clara: es una patología multisistémica (no solo afecta al aparato digestivo, puede involucrar a cualquier otro sistema del cuerpo), con base autoinmune (el sistema inmunitario obliga a las defensas de la persona celiaca a reaccionar ante la ingesta de gluten, esto daña la mucosa del intestino y destruye las vellosidades intestinales encargadas de absorber los nutrientes necesarios para mantenernos sanos) y se presenta en personas genéticamente susceptibles (suele ser hereditaria). La ocasionan el gluten y las prolaminas (fragmentos proteicos de gluten pueden ser detectados por el sistema inmunitario y desencadenar una reacción adversa de tipo inflamatorio y autoinmune, se encuentran en el grano del trigo, la cebada y centeno).

Según la definición que estableció en 2012 la Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición, la celiaquía se caracteriza por la presencia de una combinación variable de manifestaciones clínicas dependientes del gluten, anticuerpos específicos de enfermedad celiaca, haplotipos HLA DQ2 o DQ8 (marcadores que indican la existencia de la predisposición genética) y enteropatía (cualquier alteración que se produzca en el tracto digestivo).

Síntomas de la enfermedad celiaca

  • Pérdida de peso y de apetito
  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Anemia
  • Distensión abdominal
  • Dolores abdominales
  • Retraso en el crecimiento
  • Meteorismo
  • Alteraciones del carácter

Eso sí, hay que tener en cuenta que los síntomas no son siempre los mismos e, incluso, pueden no aparecer, algo que complica el diagnóstico. Las últimas décadas se ha empezado también a hablar también de la sensibilidad al gluten no celiaca, que afecta fundamentalmente a mujeres (el doble que a hombres) que tienen entre 20 y 59 años

Muchas de estas personas están diagnosticadas de síndrome del intestino irritable y en todos los casos les han descartado tanto enfermedad celiaca como alergia al trigo.

Lo que se sabe de la sensibilidad al gluten

Sobre la sensibilidad al gluten no celiaca hay muchas incógnitas, pero sí se saben algunas cosas: aunque la persona tiene los síntomas digestivos y extradigestivos propios de la enfermedad celiaca, ni es celíaco, ni tiene alergia al gluten o al trigo. Estos pacientes empeoran al consumir alimentos con gluten y mejoran cuando hacen dieta sin él.

En lo que respecta al diagnóstico, en el caso de la enfermedad celiaca, se sospecha tras un examen clínico exhaustivo y una analítica de sangre (que mira los marcadores serológicos de la enfermedad celiaca). Posteriormente, se realizará una biopsia intestinal, que consiste en la extracción de una muestra de tejido del intestino delgado para ver si está o no dañado. Para realizar esta prueba es necesario que no se haya eliminado el gluten de la dieta. Es la única forma de diagnosticar con certeza esta enfermedad.

El infradiagnóstico de la enfermedad celiaca es muy elevado: se calcula que alrededor del 75% de las personas celiacas no saben que lo son. Sin embargo, para la detección de la sensibilidad al gluten no celiaca no existe ninguna prueba específica que determine si la persona la tiene o no, por lo que se hace por descarte de otras enfermedades.

Respecto al tratamiento, es siempre el mismo: una dieta libre de gluten.

En definitiva, si tienes este tipo de molestias, acude a tu médico, que es quien decidirá las pruebas que necesitas y el único que puede diagnosticar. Y recuerda, el gluten solo perjudica a las personas con enfermedad celiaca, alérgicas o con sensibilidad al gluten, si no es tu caso, no tienes que eliminarlo de la dieta.

Para saber más:

Qué es la enfermedad celiaca. Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE). Junio, 2021.

Sensibilidad al gluten no celiaca. Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten. Junio, 2021.

Javier Molina-Infantea, Santos Santolaria, Miguel Montoro, María Esteve, Fernando Fernández-Bañares. Sensibilidad al gluten no celiaca: una revisión crítica de la evidencia actual. Elsevier. Junio-julio 2014.

Publicar un comentario

0 Comentarios