Subscribe Us

TURISMO. Ruta por las Encartaciones en tierras vizcaínas

 

Vista de Bilbao, la ría, el Museo Guggenheim y la Torre Iberdrola al fondo

Nuestra ruta comienza en Bilbao, la capital vizcaína que, ya de por sí, merece ser visitada cualquier fin de semana o puente del año.

La BI-636, que desde Bilbao pasa por Sodupe, nos deja en Güeñes, donde podemos detenernos ante la parroquia de Santa María, que tiene una interesante portada del gótico flamígero. 

Iglesia de Santa María (Güeñes)

La iglesia monumental de Santa María fue edificada en el siglo XVI. El templo integra elementos góticos (portada y el primer tramo) y renacentistas (resto de la iglesia). Consta de tres naves divididas en cuatro tramos. Las bóvedas, cuyos arcos reposan sobre columnas, son estrelladas de cuatro puntas.

La portada del sur es espectacular y rica en cuanto a su decoración, de estilo denominado Reyes Católicos, mezcla elementos góticos y renacentistas. La portada de los pies es un arco del triunfo entre pilastras. El retablo mayor, de madera policromada, es una de las más destacadas piezas barrocas del siglo XVII, en su fase severa y clasicista. La iglesia de Santa María alberga muchos más tesoros en su interior: cajonería, pinturas y orfebrería, por ejemplo.

Casa-Torre de Terreros (Zalla)


Muy cerca, en Zalla, podemos pasear por los jardines del palacio barroco de los Murga, reconvertido en sede del Ayuntamiento, o visitar la Torre de TerrerosLa torre de Terreros fue construida por Juan Galíndez de Terreros en el siglo XV. Es un edificio vertical, de unos 15 metros de altura y con planta cuadrada. Los gruesos muros, de 1,20 metros, están hechos en mampostería.

La planta baja servía como cuadra y almacén, y en ocasiones como cárcel. La entrada está situada bajo un arco apuntado. El primer piso era residencial y a ella se accedía por una escalera exterior de piedra. Esta planta es muy alta, alcanza casi la mitad de la altura de la torre, lo que traía problemas de iluminación y ventilación, por lo que fue necesario abrir grandes luceros.

En la segunda planta se ubicaba el salón, y en la última el camarote, poco habitual en las torres de la época. Además contaba con ladroneras, para poder atacar a los que conseguían acercarse a la torre. Desde su construcción, la torre ha sufrido pocas modificaciones, únicamente se le adosó un caserío a un lado.


Palacio-Torre de los Murga (Zalla)


Siguiendo la BI-636, alcanzaremos la hermosa villa de Balmaseda, la más poblada de las Encartaciones y muy conocida, hoy en día, por sus populares procesiones de Semana Santa. El emblemático Puente Viejo o de la Muza, que funcionaba antaño como aduana, y la iglesia de San Severino, gótica con añadidos barrocos, destacan entre su trazado medieval. 

Puente Vijo o de la Muza (Balmaseda)

El Puente de la Muza es un de los monumentos más atractivos de Balmaseda. Este puente situado encima del río Cadagua fue paso inevitable en el antiguo camino de Castilla. Su encanto siempre ha sido muy apreciado por pintores, fotógrafos y viajeros, personajes varios que han recogido y descrito en sus lienzos, cámaras y cuadernos de viaje la belleza de esta obra.

Esta construcción de la Edad Media está realizada en piedra de sillería y tiene tres arcos de medio punto. El del medio es mayor que los otros dos. En la primera mitad del siglo XV se levantó la torre de guardia y algo después el gran arco central que mantiene una evidente sintonía formal con el resto del conjunto.


Iglesia de San Severino (Balmaseda)

La iglesia de San Severino, cuyo nombre rememora el viejo camino jacobeo de Bizkaia, data del siglo XV (iglesia gótica), aunque se pueden encontrar algunos añadidos barrocos, como son los pináculos y los arcángeles. La portada principal (junto al Ayuntamiento) es muy simple; solamente presenta cinco arquivoltas apuntadas que no presentan decoración y rosetón en la parte alta.

La portada lateral presenta un arco de entrada apuntado entre 2 contrafuertes con cinco arquivoltas de las que solamente dos están decoradas. Bajo éstas se encuentra un gran tímpano y parteluz con la imagen del Salvador (San Severino: Vocación Jacobea).

La torre y el campanario, mucho más decorado y ornamentado, son de estilo barroco aunque construido sobre un basamento gótico anterior. Constituye la parte más nueva de la iglesia (S.XVIII - 1726). El templo fue restaurado a principios del S. XVIII, debido a su estado ruinoso.


Museo de las Encartaciones (Sopuerta)


Hacia el Norte, por las carreteras BI-630 y BI-2701, nos aguarda la Casa de Juntas de Avellaneda, en Sopuerta. Los restos de su torre del siglo XIV se han integrado en el Museo de las Encartaciones. Es un gran lugar de encuentro, disfrute y conocimiento de la vida presente y pasada de Enkarterri (Encartaciones), proporcionando una visión histórica, política, etnográfica y patrimonial de la comarca y de sus habitantes.

La Casa de Juntas de Abellaneda constituye uno de los símbolos más representativos de la comarca, como símbolo de las libertades y franquicias del territorio.

Es difícil precisar cuándo fue el momento preciso en el que se iniciaron estas reuniones de los hijosdalgo encartados que acudían representando a su familia, torre o casa para transformarse finalmente (probablemente a finales del s.XVI) en la reunión de los representantes de los distintos municipios encartados.

La razón por la que se escogió este lugar como sede para las Juntas Encartadas la encontramos en su estratégica ubicación, ya que se sitúa en el centro geográfico de la comarca.

No contamos con ninguna información que nos permita comprobar cuál fue el primitivo aspecto de la Casa de Juntas. Sin embargo, tenemos constancia de que en 1635 se colocó en su fachada principal el escudo, actualmente único elemento decorativo del edificio. En él se representan las armas del Señorío y las del Señor de Bizkaia.

El edificio que podemos ver en la actualidad, cuya finalidad principal es la de servir de museo, es fruto de las diferentes etapas de restauración que se llevaron a cabo durante la primera mitad del siglo XX, de forma que en su transcurso se añadió un piso más y se dispusieron los almenados que recorren fachadas y terrazas.


Valle de Carranza / Karrantza


Volviendo a la BI-630, atravesaremos Villaverde de Trucios, y subiendo el puerto de la Escrita, entraremos al valle de Karrantza/Carranza. Todavía, descendiendo el puerto, una pequeña desviación nos permitirá subir hasta la ermita del Buen Suceso, ubicada junto a un par de caseríos, unas campas y una sorprendente plaza de toros situada en pleno monte.

Nos encontramos en una de las zonas más bellas y desconocidas de Bizkaia. Envuelto por un círculo de cadenas montañosas, de cumbres ásperas y elevadas, se encuentra el valle de Carranza, un valle por el que discurren numerosas corrientes de agua que, descienden entre estrechos barrancos, jalonados de multitud de pequeños saltos de agua, dando origen a los ríos Mayor y Calera, los dos cursos fluviales de mayor entidad que riegan las tierras de Karrantza.


Vistas del Parque Natural de Armañón

Podemos disfrutar del  Parque Natural de Armañón que alberga 200 cuevas y simas. Cerca se encuentra la Torca del Carlista, sima solo accesible para espeleólogos expertos, considerada la más grande de Europa. Descubriremos las Peñas de Ranero, un impresionante conjunto que alberga en su interior un valioso tesoro subterráneo: la Cueva de Pozalagua. Este enclave presenta un rincón repleto de estalactitas y estalagmitas que forman uno de los espectáculos espeleológicos más sorprendentes de Europa.


Cueva de Pozalagua

Tras contemplar esta maravilla, nos podemos acercar hasta la iglesia San Andrés de Biañez, convertida actualmente en museo y que alberga un bello retablo. Por otra parte, destaca la iglesia San Bartolomé de Aldeacueva, hermoso edificio de estilo barroco y neoclásico y que data del siglo XVIII.


Dolmen de Fuentellano.


Siguiendo nuestro recorrido, divisaremos el itinerario megalítico de Haizko, itinerario que destacar por contar con numerosos e interesantes monumentos, entre otros, el dolmen de Fuentellano y la necrópolis de La Cabaña. De vuelta a la BI-630, otro ramal nos permitirá conocer el Parque Ecológico de Bizkaia, Karpin Abentura, que además de trabajar y mostrar la recuperación de fauna autóctona, se ha ampliado con un parque sobre los dinosaurios.




Mapa de la ruta. Fuente: Eusko Jaurlaritza

Más info:

Publicar un comentario

0 Comentarios