Subscribe Us

SALUD. Revertir la obesidad: el tratamiento con citocinas hace que los ratones pierdan peso al "sudar" grasa

 


Una observación aparentemente sin complicaciones, el cabello graso, mostró a los investigadores de Penn cómo el sistema inmunológico podría dirigirse para revertir la obesidad.

El tratamiento de ratones obesos con la citocina conocida como TSLP condujo a una pérdida significativa de grasa abdominal y peso en comparación con los controles, según una nueva investigación publicada el 29 de julio de 2021 en Science  por investigadores de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania. 

Inesperadamente, la pérdida de grasa no se  asoció con una menor ingesta de alimentos o un metabolismo más rápido. En cambio, los investigadores descubrieron que TSLP estimulaba el sistema inmunológico para liberar lípidos a través de las glándulas sebáceas productoras de aceite de la piel.

Este fue un hallazgo completamente imprevisto, pero ha demostrado que la pérdida de grasa se puede lograr secretando calorías de la piel en forma de sebo rico en energía, destacando un papel inesperado para el sistema inmunológico del cuerpo.

Los hallazgos del modelo animal, respaldan la posibilidad de que aumentar la producción de sebo a través del sistema inmunológico podría ser una estrategia para tratar la obesidad en las personas.   

La hipótesis

La linfopoyetina del estroma tímico (TSLP) es una citocina, un tipo de proteína del sistema inmunológico, involucrada en el asma y otras enfermedades alérgicas. El grupo científico ha estado investigando el papel ampliado de esta citoquina para activar las células inmunes de tipo 2 y expandir las células T reguladoras. Dado que estudios anteriores han indicado que estas células pueden regular el metabolismo energético, los investigadores predijeron que el tratamiento de ratones con sobrepeso con TSLP podría estimular una respuesta inmunitaria, que posteriormente podría contrarrestar algunos de los efectos nocivos de la obesidad.

TSLP activa las células T para promover la secreción de sebo. La estimulación independiente de antígeno de las células T a través del receptor de TSLP (TSLPR) induce su migración a los SG de la piel y promueve la secreción de sebo y la expresión de AMP. La sobreexpresión de TSLP provoca una desviación marcada de los lípidos circulantes hacia la piel, lo que reduce el contenido de lípidos en el tejido adiposo y el hígado. Al inicio del estudio, las células T estimuladas por TSLP mantienen la función de barrera de la piel a través de los SG. VLDL, lipoproteína de muy baja densidad. Fuente: BIORENDER


El experimento

Para probar el efecto de TSLP en la diabetes tipo 2, los investigadores inyectaron a ratones obesos un vector viral que aumentaría los niveles de TSLP de sus cuerpos. Después de cuatro semanas, el equipo de investigación descubrió que el TSLP no solo había afectado su riesgo de diabetes, sino que en realidad había revertido la obesidad en los ratones, que fueron alimentados con una dieta alta en grasasMientras que el grupo de control continuó aumentando de peso, el peso de los ratones tratados con TSLP pasó de 45 gramos a 25 gramos saludables, en promedio, en solo 28 días.

Lo más sorprendente es que los ratones tratados con TSLP también disminuyeron su masa grasa visceral. La grasa visceral es la grasa blanca que se almacena en el abdomen alrededor de los órganos principales, lo que puede aumentar el riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. Estos ratones también experimentaron mejores niveles de glucosa en sangre y de insulina en ayunas, así como un menor riesgo de enfermedad del hígado graso.

Dados los importantes resultados, los investigadores asumieron que el TSLP estaba enfermando a los ratones y reduciendo su apetito. Sin embargo, después de más pruebas, su grupo descubrió que los ratones tratados con TSLP en realidad comían entre un 20 y un 30 por ciento más, tenían gastos de energía, tasas metabólicas básicas y niveles de actividad similares, en comparación con sus contrapartes no tratadas.

Los resultados

Para explicar la pérdida de peso, se tuvo en cuenta una pequeña observación que previamente se había ignorado:  los pelajes de los ratones tratados con TSLP brillaban a la luz. Los investigadores supieron exactamente qué ratones habían sido tratados, porque eran mucho más brillantes que los demás.

La idea parece descabellada: ¿el pelo grasoso era una señal de que los ratones estaban “sudando” la grasa de su piel?

Para probar la teoría, los investigadores afeitaron a los ratones tratados con TSLP y luego extrajeron los aceites de su pelaje. Descubrieron que la hipótesis era correcta: el pelaje brillante contenía lípidos específicos del sebo. El sebo es una sustancia densa calórica producida por los sebocitos (células epiteliales altamente especializadas) en las glándulas sebáceas y ayuda a formar la barrera cutánea. Esto confirmó que la liberación de aceite a través de la piel era responsable de la pérdida de grasa inducida por TSLP.

Las conclusiones

Para examinar si el TSLP podría potencialmente desempeñar un papel en el control de la secreción de grasa en humanos, los investigadores luego examinaron el TSLP  y un panel de 18 genes asociados a las glándulas sebáceas en un conjunto de datos disponible públicamente. Esto reveló que la  expresión de TSLP se correlaciona significativa y positivamente con la expresión del gen de la glándula sebácea en la piel humana sana.

Los autores del estudio escriben que, en los seres humanos, cambiar la liberación de sebo a "velocidad alta" podría conducir a la "sudoración de grasa" y la pérdida de peso. El grupo de investigación planea realizar más estudios para probar esta hipótesis.

Sea como fuere, no parece probable que podamos controlar nuestro peso de forma natural mediante la regulación de la exudación de sebo, pero es posible que podamos acelerar el proceso y aumentar la producción de sebo para así provocar la pérdida de grasa. Esto podría conducir a nuevas intervenciones terapéuticas que reviertan la obesidad y los trastornos asociados a los lípidos.

Fuente: “Thymic stromal lymphopoietin induces adipose loss through sebum hypersecretion” by Ruth Choa, Junichiro Tohyama, Shogo Wada, Hu Meng, Jian Hu, Mariko Okumura, Rebecca M. May, Tanner F. Robertson, Ruth-Anne Langan Pai, Arben Nace, Christian Hopkins, Elizabeth A. Jacobsen, Malay Haldar, Garret A. FitzGerald, Edward M. Behrens, Andy J. Minn, Patrick Seale, George Cotsarelis, Brian Kim, John T. Seykora, Mingyao Li, Zoltan Arany and Taku Kambayashi, 30 July 2021, Science.
DOI: 10.1126/science.abd2893

Publicar un comentario

0 Comentarios