Subscribe Us

COVID-19. ¿Habrá que aprender a convivir [y sobrevivir] con el coronavirus y sus variantes?

 


La variante Delta tiene un R0 (la cantidad de personas que una persona infectada infecta en promedio) de aproximadamente 5.0 en las formas de vida anteriores a COVID-19. Esto es el doble que el del virus Wuhan original que tenía un R0 de aproximadamente 2,5. Para un R0 de 5.0, en teoría, el 80% de la población tiene que ser inmune, no solo estar vacunada, para que la transmisión del virus no despegue.

Pero la cobertura de vacuna real requerida es mayor, ya que las vacunas no son 100% efectivas para detener ninguna infección. Y aunque una persona haya sido vacunada, no significa que siempre sea inmune al virus, ya que es posible que la persona no desarrolle una respuesta inmune fuerte.

Es probable que la vacunación con dos dosis de Pfizer en adultos de 16 a 60 años de edad tenga aproximadamente un 80% de éxito para detener cualquier infección por Delta. Para los mayores de 60 años, la eficacia de AstraZeneca para reducir el riesgo de infección es menor: alrededor del 60% contra el virus Delta.

Más de la mitad, el 58% de la población tiene entre 16 y 59 años, y el 23% de la población tiene más de 60 años. Entonces, para una cobertura de vacunación del 80% de los adultos, el porcentaje estimado de la población que es inmune es del 48%, muy por debajo del umbral de inmunidad colectiva del 80%.

Para aquellos que todavía están en riesgo de infectarse después de la vacunación con Pfizer o AstraZeneca, tienen un 50% menos de probabilidades de transmitirla. Por lo tanto, el 16% de la población que fue vacunada pero que aún puede infectarse tiene la mitad de probabilidades de transmitirla.

El 36% restante de la población es completamente susceptible (20% de los adultos y todos los niños). Ampliando estas matemáticas, necesitamos que alrededor del 90% de todas las personas (niños y adultos) se vacunen para lograr la inmunidad colectiva. Es poco probable que esto suceda.

La vacunación al 80% de los adultos reduce la tasa de reproducción efectiva de 5.0 a 2.2 ( como el virus original de Wuhan original), lo que no es suficiente para detener la propagación exponencial. Pero una combinación de uso de máscara, rastreo de contactos y distanciamiento físico será suficiente para llevar la tasa de reproducción efectiva a menos de 1.0, lo suficientemente baja como para detener la propagación de COVID-19.

Veamos tres ejemplos de cómo el virus parece estar ganando la partida y que no nos queda otra que las vacunas y la responsabilidad personal, ya que puede ocurrir que un porcentaje significativo de personas no quieran vacunarse, como ya está sucediendo en EE.UU., donde el 30% de la población no parece "estar por la labor". 

ISRAEL

Los crecientes casos de coronavirus en Israel, donde la mayoría de los residentes están inoculados con la vacuna Pfizer / BioNTech, ofrecen "una señal preliminar" de que la vacuna puede ser menos efectiva para prevenir enfermedades leves de la variante Delta, dijo el lunes un importante experto que apuntilló que era "demasiado pronto para evaluar con precisión la efectividad de la vacuna contra la variante" identificada por primera vez en la India en abril y que está aumentando en todo el mundo. 

El número de casos graves entre los israelíes vacunados ha aumentado en los últimos días de aproximadamente uno cada dos días a cinco casos por día.  Los expertos "mantienen la esperanza de que la  la  contra enfermedades graves seguirá siendo tan alta como lo fue para la cepa alfa. 

Es poco probable que Israel pudiera contener el aumento de casos sin que se volvieran a imponer más restricciones, pero existe la esperanza de que sean leves y que el " muro de  " de Israel de ciudadanos  ayude a reducir una mayor propagación.

AUSTRALIA

Un nuevo modelo de científicos de la Universidad James Cook muestra que Australia necesita vacunar al menos al 85 por ciento de la población para lograr la inmunidad colectiva. El primer obstáculo es vacunar para lograr la inmunidad  , sin embargo, la inmunidad colectiva se ha vuelto más difícil de lograr con la variante Delta, ya que es más infecciosa y menos susceptible a la vacunación.

Australia podría lograr la inmunidad colectiva al vacunar al 75% de la población. Sin embargo, esto puede no ser realista, porque requeriría casi el 100% de aceptación en los grupos de edad de 20 a 60 años. Incluso sin inmunidad colectiva, las personas vacunadas están protegidas contra enfermedades graves y es mucho menos probable que sean hospitalizadas o mueran, pero no libres de desarrollar efectos secundarios a largo plazo.

Pero dado que la variante Delta significa que una persona infectada promedio infecta a otras cinco sin ninguna otra medida implementada, y dado que las vacunas no son perfectas, Australia necesitaría que el 90% de los adultos y niños se vacunen para lograr la inmunidad colectiva (solo mediante la vacunación). Es poco probable.

Es importante recordar que tanto las personas vacunadas como las no vacunadas tendrán un riesgo reducido de infección y enfermedad a medida que Australia se acerque a la  .

REINO UNIDO

Boris Johnson ha dicho en rueda de prensa que expondría cómo el país "aprendería a vivir con este virus", un cambio importante en el tono de un líder que previamente describió al COVID-19 como un enemigo a ser vencido. "A medida que comenzamos a aprender a vivir con este virus, todos debemos continuar manejando con cuidado los riesgos de COVID y ejercitar nuestro juicio al seguir con nuestras vidas", dijo Johnson.

"Creo que necesitamos mensajes muy claros y creo que en ciertos espacios, espacios abarrotados y mal ventilados, las máscaras son una mitigación crucial", dijo a la BBC.

Todos estamos desesperados por superar las restricciones, pero con las infecciones que continúan aumentando abruptamente gracias a la variante delta. "Existe un consenso general de que COVID nunca desaparecerá", agregó. "Los nietos de nuestros nietos se infectarán con el SARS-CoV-2. Pero en un futuro no muy lejano, el SARS-CoV-2 probablemente será otra causa del resfriado común que contraemos cada pocos años", dijo el primer ministro británico.

Publicar un comentario

0 Comentarios