Subscribe Us

VIDA SALUDABLE. Excelentes razones para hacer ejercicio si se padece reúma

 


Practicar ejercicio físico es especialmente beneficioso para las personas que padecen patologías reumáticas . El 65% de las personas con enfermedades reumáticas no alcanzan los mínimos de actividad física recomendados por la OMS. Sin embargo, la actividad física y el ejercicio son especialmente beneficiosos para prevenir y combatir los síntomas que producen estas patologías.

Más de la mitad de la población en España es sedentaria y no practica el ejercicio mínimo estipulado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo las mujeres jóvenes y los grupos de edad avanzada los menos activos. La situación es aún peor cuando se habla de las personas con patologías reumáticas: solo un 35% de ellas alcanzan los mínimos de actividad física recomendados por la OMS. Los expertos de la Sociedad Española de Reumatología (SER) señalan, además, que solo entre el 22 y el 50% tienen una adherencia al ejercicio por encima de los seis meses.

Muchas personas con artritis reumatoide tienden a evitar el ejercicio porque temen que la actividad pueda empeorar el dolor articular. Pero el ejercicio es uno de los tratamientos clave para ayudar a reducir la discapacidad que a menudo se asocia con la artritis reumatoide.

Beneficios de “moverse”

Practicar ejercicio tiene dos efectos especialmente beneficiosos frente a las patologías reumáticas:

  • Preventivo: los pacientes que realizan actividad física y ejercicio terapéutico de forma habitual tienen menos síntomas, mejor calidad de vida y menos limitación funcional.
  • Terapéutico: el ejercicio es el principal tratamiento no farmacológico. Puede mejorar el dolor, la debilidad y la pérdida de masa muscular y ósea, la forma física, la movilidad, la fatiga, el descanso nocturno, el estado de ánimo, la limitación funcional, la calidad de vida, etc.
El ejercicio regular puede aumentar la fuerza y ​​la flexibilidad en personas que tienen artritis reumatoide, reducir la fatiga y aliviar la depresión.


¿Qué ejercicio es el más recomendable en estos casos?

Los expertos recomiendan una práctica de ejercicio similar a la que aconseja OMS a la población adulta: practicar, al menos, 150 minutos (2,5 horas) semanales de actividad física aeróbica si es moderada, o 75 minutos (1,5 horas) si es vigorosa o una combinación de ambas, así como, realizar ejercicio de fortalecimiento de los grandes grupos musculares al menos dos días a la semana.

La artritis reumatoide también acelera la pérdida de masa muscular que suele ocurrir a medida que las personas envejecen. Por eso es importante hacer ejercicios que fortalezcan los músculos, además de los ejercicios aeróbicos, que fortalecen el corazón y los pulmones.

Importante: para obtener los máximos beneficios en los pacientes, el ejercicio físico debe estar controlado y pautado por profesionales.

El estilo de vida también cuenta

Está demostrado que la inactividad física y el sedentarismo impacta muy negativamente en la salud, disminuyendo la esperanza de vida y favoreciendo la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, varios tipos de cáncer (colon, pulmón y endometrio), la obesidad y la depresión. Por esta razón, además de realizar actividad física de forma habitual, se aconseja sustituir el tiempo sentado por actividades de intensidad ligeras como dar pequeños paseos y realizar labores domésticas.

Los estudios indican que el ejercicio no empeorará los síntomas de la artritis reumatoide. Pero si la artritis reumatoide le ha dañado gravemente las caderas o las rodillas, es posible que desee elegir ejercicios de bajo impacto, como natación, aeróbicos acuáticos, caminar o andar en bicicleta.

Reumafit: una campaña para combatir el sedentarismo

La SER lanzó en 2020 “Reumafit”, una iniciativa inserta en la campaña “Por tus huesos ponte en forma”, que cuenta con la colaboración de la compañía biofarmacéutica MSD. El objetivo de “Reumafit” es poner de manifiesto la importancia de realizar actividad física y ejercicio en los pacientes con enfermedades reumáticas. En el marco de esta iniciativa, se presenta una guía elaborada por un grupo multidisciplinar de reumatólogos y rehabilitadores en las que se aborda de forma sencilla y rigurosa por qué es importante y cuáles son los ejercicios más convenientes en función de determinadas enfermedades reumáticas. 

En dicha guía se abordan seis patologías con mayor especificidad (artritis reumatoide, espondiloartritis axial, artritis psoriásica, artrosis, osteoporosis y fibromialgia) y se dan recomendaciones generales para los pacientes con otro tipo de enfermedades reumáticas.

Para saber más:

Lanzamiento de Reumafit, sobre la importancia del ejercicio físico en Reumatología. Sociedad Española de Reumatología (SER).

Importancia del ejercicio físico en pacientes reumáticos. Sociedad Española de Reumatología (SER). 

Publicar un comentario

0 Comentarios