Subscribe Us

TURISMO. Escapada a Roda de Isábena y alrededores (Huesca)

 


Roda de Isábena es una localidad que pertenece al municipio de Isábena, en la comarca de Ribagorza, provincia de Huesca, Aragón, España. Ubicada en la carretera comarcal A-1605 Km.25 que transcurre por el valle del río Isábena, en el condado de Ribagorza, uno de los originarios en la formación del Reino de Aragón, y conecta con la localidad de Graus con  Viella y la N.260. Roda se vanagloria, con razón, de ser "la localidad más pequeña de España con una catedral".


UN POCO DE HISTORIA

Se alza sobre un promontorio que domina el acceso al valle del río Isábena, pues en el siglo X era un lugar fortificado, que establecía una atalaya de vigilancia entre los dominios de la Taifa de Zaragoza y el condado referido, que más tarde se integraría en el Reino de Aragón. A mediados del siglo X esta pequeña localidad se convirtió en sede del obispo de Roda y capital política del condado de Ribagorza. Pero el traslado de la sede episcopal a Lérida y luego a la diócesis de Barbastro-Monzón alejó de esta localidad el esplendor pasado. La desamortización y un saqueo de Erik el Belga la despojaron de su rico patrimonio.

No obstante, Roda, con su Catedral de San Vicente mártir conserva todavía vestigios de su rico pasado. Hoy, este lugar presume de ser la población más pequeña de España que cuenta con un templo catedralicio.




Pero Roda de Isábena es mucho más que su antigua catedral, se trata de un núcleo de población de antiquísima historia, muy cuidado, repleto de casas de piedra de gran encanto, con restos de edificios históricos, murallas y otros restos arqueológicos y salpicado de miradores desde donde se aprecia el valle del río Isábena, el Prepirineo de Huesca y algunas de las montañas del Pirineo Central.

La primera iglesia mayor de Roda de Isábena se consagró en el año 819, pero hasta el 956 Roda de Isábena no se convirtió en sede episcopal, separándose de la de Urgel. Sin embargo la vida de esta primera catedral fue efímera, pues entre el 1003 y el 1006 las tropas de Abd el Malik, el hijo de Almanzor, la destruyeron por completo. Muy poco tiempo después, en el 1010, la villa volvió a ser tomada por los cristianos, quienes emprendieron rápidamente la construcción de una nueva iglesia, que se consagró en el primer tercio del siglo XI, y que es el edificio que ha pervivido hasta nuestros días. La catedral funcionó como sede episcopal hasta 1149, cuando se integro con la de Lleida, que había sido ganada a los musulmanes ese mismo año.



QUÉ VER Y VISITAR

Catedral de la Roda de Isábena. Levantada en el centro de esta interesante localidad de la Ribagorza, la catedral cuenta con dos espacios diferenciados: la iglesia y el claustro. El primero cuenta con tres naves cerradas en tres ábsides semicirculares de estilo románico. Bajo la cabecera verás una cripta, dividida en tres estancias, cuya parte central da acceso a las criptas laterales.

En el exterior de la iglesia, los elementos románicos son visibles, principalmente, en los ábsides, de tradición lombarda. En su coqueto claustro se conservan abundantes inscripciones necrológicas, esculpidas en algunos de los capiteles. De gran belleza son el pórtico de la sala capitular y las pinturas murales románicas que adornan esta estancia.



El edificio actual se comenzó a levantar a comienzos del siglo XI por la cabecera en estilo románico lombardo, siendo una de las obras más perfectas, junto al cercano monasterio de Obarra del Primer Románico en Aragón. Lo más interesante, además de la cabecera y la puerta meridional de grandes arquivoltas sobre amplio juego de columnas es el precioso claustro. Es de pequeñas proporciones, quizás de ahí venga su encanto. Los arcos son de medio punto y apoyan sobre columnas únicas de capiteles sencillos en su decoración.

El templo de la antigua catedral de Roda de Isábena tiene planta basilical con tres naves, la central de mayor anchura y altura que las laterales, y que rematan en otros tantos ábsides semicirculares, precedidos de un pequeño presbiterio. El elemento más significativo del lienzo meridional es la monumental portada de acceso, que fue construida en el siglo XIII, y presenta algunas semejanzas con la portada principal de la Seu Vella de Lleida, que se abre al claustro gótico. Está formada por un gran arco de medio punto enmarcado por seis arquivoltas con baquetones, y un guardapolvos decorado con puntas de diamante.



La cripta más destacada es la central, conocida como cripta de San Ramón, en cuyo episcopado (1104-1126) se edificó, en torno a 1125. Se encuentra al mismo nivel que el suelo de la nave, y se comunica con esta por medio de tres arcos de medio punto, que desembocan en tres naves cubiertas con bóvedas de arista, y que se rematan con una cabecera semicircular. 
Las naves están separadas mediante pilastras, con capiteles de formas muy sencillas. El interior se ilumina por medio de dos ventanas saeteras que se encuentran en la cabecera. Esta cripta acoge el sepulcro del obispo San Ramón.

Otros atractivos de interés. En la población se puede visitar también el Museo Catedralicio, y la colección particular La Era de Vicén, de miniaturas navales. El medievo fue la época de esplendor de Roda de Isábena y parte de ese pasado se conserva en su casco urbano y en la muralla que aún mantiene. De esa época es también la Torre Gorda, parte del desaparecido castillo, mientras que el palacio abacial data ya del siglo XVI. 

Otro interesante monumento es el palacio del Prior, edificado en el siglo XVI sobre la antigua abadía. Actualmente es una residencia privada que aún  presenta  las ventanas y el matacán de la torre originales.


CERCA DE RODA DE ISÁBENA

1. Montañana

La extraordinaria riqueza arquitectónica de Montañana le ha valido los títulos de Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural. De su próspero pasado conserva tres iglesias románicas, los restos de dos castillos y un hermoso puente de traza medieval de doble arcada que se ha convertido en el emblema de la villa. Cruzar este puente supone zambullirte de golpe en el medievo.

Para llegar hasta allí, tienes que trasladarte hasta la comarca de la Ribagorza (Huesca). Circulando entre Benabarre y Pont de Suert, debes tomar un desvío a la izquierda, poco después de rebasar la localidad de El Puente de Montañana. Te sorprenderá un entorno natural idílico, en la orilla del río Noguera Ribagorzana.


Iglesia románica de Nuestra Señora de Baldós, del siglo XII


Dominando el caserío desde lo alto, verás la monumental iglesia románica de Nuestra Señora de Baldós, del siglo XII, cuyo espectacular campanario fue construido en el siglo XIII sustituyendo a una anterior torre de vigilancia. Detente en la portada, profusamente decorada, el magnífico tímpano y los capiteles que la adornan merecen un repaso detallado. En el interior encontrarás frescos originales del gótico lineal del siglo XIV. La torre de la Cárcel y la ermita de San Juan son otros de los monumentos que admirarás durante tu paseo.

La mejor forma de conocer la villa es a través de las visitas guiadas que se realizan desde la oficina de turismo de la localidad.

También te recomendamos una bonita ruta senderista por el entorno de Montañana que te llevará hasta un mirador natural desde el que se obtienen las mejores vistas del caserío y su entorno.

Desde 1999 el Gobierno de Aragón viene llevando a cabo un proyecto de restauración que ha conseguido recuperar gran parte del esplendor medieval de Montañana.


2. Fonz

Fonz es una gran villa monumental y uno de los mejores exponentes del renacimiento en Aragón. A sus elegantes casas y palacios renacentistas, hay que añadir una espléndida iglesia del siglo XVII y una infinidad de rincones que han sido testigo de su esplendoroso pasado.

En su elegante conjunto destacan el palacio episcopal, que acoge el Centro de Interpretación del Renacimiento, y el palacio de los Barones de Valdeolivos, una de las grandes joyas monumentales de la localidad. Perteneció a la familia Ric y fue construido en estilo renacentista aragonés a principios del siglo XVII. Su interior está cargado de historia y puede visitarse todos los fines de semana del año.




La emblemática plaza Mayor ha sido declarada Monumento Histórico-Artístico, alberga el edificio renacentista del Ayuntamiento y la magnífica ‘fuente de los seis caños’, construida en piedra en el siglo XVI. Otro rasgo distintivo de Fonz es la abundancia de construcciones relacionadas con el agua.

En Fonz se construyeron algunas posiciones defensivas pertenecientes a la Línea fortificada del Cinca, entre las que destaca el emplazamiento para una batería de artillería para cuatro cañones. Puedes acercarte a estas fortificaciones de la guerra civil situadas en las proximidades de la ermita de San José. 


3. Puente medieval de Serraduy

Roda es una de las localidades que forma parte del municipio de Isábena, al que da nombre este río ribagorzano. El núcleo poblacional de Serraduy se ve atravesado por su cauce que es salvado por un puente medieval de hermosa factura y perfecto estado de conservación, y que es otro de los enclaves de este término municipal que merece una detenida visita. 


Puente de Serraduy sobre el río Isábena, Huesca


También La Puebla de Roda, capital del municipio de Isábena, cuenta con su puente medieval, de tres ojos. El puente de piedra de Serraduy cruza sobre el río Isábena como legendario acceso a la población que y conduce directamente a la iglesia parroquial de San Lorenzo. Tiene tres arcadas, en ligera subida de oeste a este. El arco central es el de mayor tamaño, el oriental el más pequeño, y el tercero es más bien un agujero que sólo recibe agua en caso de grandes crecidas.

Entre el arco occidental y el central hay un tajamar hacia el norte para romper las aguas. Los tres arcos son de medio punto y están formados por pequeñas dovelas. El arco occidental y el central conservan los agujeros de las cintras. El aparejo es de sillares pequeños y las dovelas son mayoritariamente muy estrechas.

Las  barandillas eran de construcción y tenia agujeros a ambos lados para evitar que se encharcarse el agua, debido a la estructura casi plana del puente. En 2007 se rehízo el pavimento y las barandillas, haciéndolas más altas. Su estructura bastante plana y el aparejo hacen pensar en un modelo de tradición antigua, que podría fecharse en el siglo XI.


Ermita de Nuestra Señora de Feixas. 


Allí se encuentra igualmente la ermita de Nuestra Señora de Feixas, un bello conjunto románico, cobijado al pie de una peña inaccesible. Al nordeste de Serraduy, por una pista en fuerte subida de 1’6 Km que sale a la izquierda al llegar a la Vileta. También se puede ir por un camino de herradura que sale de la Vileta y conduce en cuarenta minutos a la ermita.  Iglesia de una nave con bóveda de cañón, reforzada en principio por tres arcos fajones de medio punto, que parten de pilastras. El arco central ha desaparecido y sólo conserva las pilastras. El quitar hace pocos años el encalado de bóveda y arcos permite percibir la estructura del conjunto.

En la localidad de Merli se encuentra uno de los elementos más pintorescos: el menhir que ubica a las afueras de este núcleo en el que también destacan algunas casas nobiliarias.


Menhir de Merli. Esta es una enorme roca alargada de algo más de seis metros que está apuntando hacia el cielo y se encuentra relacionado con el fenómeno neo- eneolítico de Cornudella, un estación megalítica de la Ribagorza que está muy cerca del menhir, de la cual se estima que su antigüedad está entre los 5.000 y 7.000 años.

4. Monasterio de Obarra

Fuera ya del municipio, pero a menos de 20 km de Roda remontando el Isábena, se encuentra el monasterio de Obarra, otro ejemplo relevante de las iglesias del románico lombardo. Dedicado a Santa María y situado a orillas del río Isábena, este monasterio de estilo lombardo fue construido en el primer cuarto de siglo XI. Está situado en Calvera, dentro del municipio de Beranuy , en pleno corazón de la Ribagorza.


Iglesia de Santa María de Obarra

El edificio de la Iglesia de Santa María consta de tres naves divididas en seis tramos, de las cuales la central es más alta y ancha y están precedidas por un presbiterio. Más tardíamente, se empezó a construir el campanario pero los muros sólo alcanzaron una altura de 3 metros. 
Este monasterio llegó a ser el corazón del condado de la Ribagorza. En 1931, fue declarado monumento nacional pero no se empezó su reconstrucción hasta la década de los sesenta, cuando una riada en 1963 hizo desaparecer el puente medieval de acceso de estilo gótico, hoy también reconstruido. A unos pocos metros del monasterio y perteneciente a él, se encuentra la pequeña Ermita de San Pablo, románica del siglo XII.


Ermita románica de San Pablo, del siglo XII


5. Ruta de los Dinosaurios

Está comenzando a descubrirse la riqueza geológica de este municipio, que cuenta con la Ruta de los Yacimientos de los últimos dinosaurios de Europa, como los aparecidos en Arén. Allí se han encontrado restos de Balsisaurio y de Arenysaurio.  Para ver las huellas de los dinosaurios hay que seguir la dirección contraria desde el Museo. También hay un sendero que se puede tomar desde el cementerio viejo. El yacimiento está adaptado para las visitas, ya que cuenta con una plataforma de madera desde la que se pueden observar los rastros de tres dinosaurio hadrosauridos.




Los encontraréis de dos tipos. Uno que contiene huellas de los dinosaurios (se le conoce por el nombre de yacimiento de icnitas) y otro que contiene huesos y fósiles. Para visitar el de los huesos, lo mejor es seguir la calle Mayor desde el Museo y coger un sendero sencillo que os llevará hasta el yacimiento Blasi. El camino puede ser más largo o más corto, dependiendo del tiempo que paséis descubriendo y admirando los paneles con las explicaciones de los hallazgos encontrados en él. Igualmente podréis disfrutar de réplicas de huesos.

En la Ruta también podréis descubrir los dólmenes de Cornudella, ocultos en un magnífico robledal.

Dólmenes de Cornudella

Para hacer la ruta os dejamos este enlace a senderos de Aragón, donde encontraréis todos los detalles y para visitar el museo, lo mejor es consultar el horario y reservar visitas para grupos en el 680 200 424 (Museo) o en 974 540 200 (Comarca de la Ribagorza).


Si tenéis ganas de más, a tan solo 9 km se encuentra Sopeira. Un paseo por sus calles descubriremos viviendas propias de esta zona pirenaica, destacando por encima de todas el Monasterio de Alaón. Obra maestra del románico ribagorzano, esta imponente obra románica del siglo XI aunque con orígenes visigóticos fue declarada Monumento Nacional en el año 1931.


Monasterio de Alaón

Más información:


Para saber más:

- Declaración, Siglo XX (1988).El Boletín Oficial del Estado del día 5 de octubre de 1988 publica la declaración de Conjunto Histórico, Bien de Interés Cultural, a favor de Roda de Isábena, en el municipio de Isábena.

- IGLESIAS COSTA, M. Roda de Isábena, Historia y arte, DDPCB, Huesca, 1989.

- PALLÁS, RELOJES S. L. Catedral de Roda de Isábena, Huesca, 2004.

- VV.AA. La Ribagorza, Colección Rutas CAI - Nº 8, CAI – PRAMES, Zaragoza, 2004.

- YUSTE OLIETE, R. El arte románico, Comarca de la Ribagorza, Colección territorio, DGA, Zaragoza, 2006, pp.151-166.

Publicar un comentario

0 Comentarios