Subscribe Us

CIENCIA. El 'gran tour' del agua del océano Atlántico da la vuelta al mundo

 

Un análisis de Big Data rastrea a dónde va el agua cuando sale de la cuenca del Océano Atlántico. Fuente: SIO / UCSD

Los científicos del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego y sus colegas han creado una estimación del viaje que hace el agua por las cuencas oceánicas del mundo. Utilizaron información de más de mil millones de puntos de datos recopilados durante 25 años.

Los oceanógrafos descubrieron que las parcelas de agua aleatorias tardarán cientos o, a veces, miles de años en completar un viaje épico de regreso a sus puntos de origen. También encuentran que un componente fundamental de la circulación en el Océano Atlántico podría ser más vulnerable a la interrupción de lo que se pensaba anteriormente. Los resultados de la investigación han sido publicados en Science Advances .

Esta investigación es la primera en seguir las trayectorias del agua respaldadas por una cantidad tan grande de datos del mundo real mientras se usa una simulación por computadora conocida como "Estimación de la Circulación y el Clima del Océano" (ECCO)ECCO es un  que incorpora más de mil millones de datos recopilados de satélites, flotadores robóticos a la deriva en la red global Argo y otras fuentes.

El modelo fusiona estos datos en una simulación global de los océanos, al igual que lo hacen los pronósticos meteorológicos para la atmósfera. Las parcelas de agua en su viaje a través del  registran , como la temperatura y la salinidad. Seguir las parcelas etiquetadas en movimiento es un complemento para describir las propiedades del océano en ubicaciones fijas, como la temperatura en un punto concreto.

Los investigadores encontraron que alrededor de un tercio de las parcelas de agua abandonaron el Atlántico, luego hicieron un viaje por los océanos Pacífico, Índico y Austral y necesitaron unos 300 años para regresar a casa. Aproximadamente el 20% hizo aproximadamente el mismo viaje, pero viajó a mayores profundidades y se desvió hacia el mar de Weddell frente a la Antártida. Esas parcelas necesitaron 700 años para regresar al Atlántico.

El mayor número, casi la mitad, necesitó 2.800 años para regresar, buceando durante aproximadamente 1.000 años en el abisal Océano Pacífico. Esas hicieron el "gran recorrido" por los océanos del mundo, visitando casi todas las cuencas a diferentes profundidades antes de regresar.

Pensar en los caminos que toman las parcelas de  alrededor de las cuencas es una buena manera de conceptualizar la circulación oceánica compleja. Hacer esto directamente con instrumentos a la deriva sería prohibitivamente caro, pero los modelos informáticos, que buscan una solución coherente con todas nuestras mediciones, proporcionan una forma eficiente de realizar este tipo de análisis.

La Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. financió la investigación, junto con la NASA.

Más información: Louise Rousselet et al, Coupling of the mid-depth and abyssal components of the global overturning circulation according to a state estimate, Science Advances (2021). DOI: 10.1126/sciadv.abf5478


Publicar un comentario

0 Comentarios