Subscribe Us

ANIMALES. Las mangostas resuelven el problema de la desigualdad

 

Mangostas con bandas. Fuente: Harry Marshall

Una reciente investigación muestra cómo una sociedad justa ha evolucionado en las mangostas con bandas donde los padres no saben qué cachorros son los suyos. Las madres de los grupos de mangostas anilladas dan a luz la misma noche, creando un "velo de ignorancia" sobre la paternidad en su guardería comunal de cachorros.

En el nuevo estudio, dirigido por las universidades de Exeter y Roehampton, la mitad de las madres embarazadas de los grupos de mangostas silvestres recibieron regularmente alimentos adicionales, lo que provocó una mayor desigualdad en el peso al nacer de las crías.

Pero después de dar a luz, las madres bien alimentadas prestaron especial atención a los cachorros más pequeños nacidos de las madres no alimentadas, en lugar de a sus propios cachorros, y las diferencias de tamaño de los cachorros desaparecieron rápidamente.


El Dr. Harry Marshall, del Departamento de Ciencias de la Vida de la Universidad de Roehampton, dijo: “En la mayor parte del mundo natural, los padres favorecen a sus propias crías. Sin embargo, en las mangostas anilladas, la evolución de una sincronía de nacimiento notable ha llevado a la situación inusual de que las madres no saben qué cachorros son los suyos y, por lo tanto, no pueden optar por brindarles cuidados adicionales".

“Nuestro estudio muestra que esta ignorancia conduce a una asignación de recursos más justa, de hecho, una sociedad más justa”.

El estudio examinó siete grupos de mangostas anilladas en Uganda. La mitad de las hembras preñadas de cada grupo recibieron 50 g de huevo cocido al día, mientras que a la otra mitad no se les dio comida adicional.

La desigualdad al nacer (medida en peso) fue mayor en los períodos de reproducción cuando se proporcionó comida que en los períodos en los que no se proporcionó alimento adicional.

El profesor Michael Cant, de la Universidad de Exeter, dijo: “Predijimos que un 'velo de ignorancia' haría que las hembras centraran su atención en los cachorros más necesitados, y eso es lo que encontramos.

Mangostas con bandas. Fuente: Harry Marshall

Los más capaces de prestar ayudar se la ofrecen a los más necesitados y, al hacerlo, minimizan el riesgo de que su propia descendencia se enfrente a una desventaja. Esta forma de atención redistributiva "nivelaba" las disparidades de tamaño inicial e igualaba las posibilidades de que los cachorros sobrevivieran hasta la edad adulta.

“Nuestros resultados sugieren que el velo de la ignorancia, una idea filosófica clásica para lograr la equidad en las sociedades humanas, también se aplica en esta sociedad no humana”.

El artículo, publicado en la revista  Nature Communications , se titula: "Un velo de ignorancia puede promover la equidad en una sociedad de mamíferos".

Más información: "A veil of ignorance can promote fairness in a mammal society." Nature Communications (2021). DOI: 10.1038/s41467-021-23910-6

Publicar un comentario

0 Comentarios