Subscribe Us

ENIGMAS. El ADN revela el origen de las primeras civilizaciones de la Edad del Bronce en Europa

 

Esqueleto de uno de los dos individuos que vivieron a mediados de la Edad del Bronce y cuyo genoma completo fue reconstruido y secuenciado por el equipo de Lausana. Proviene del sitio arqueológico de Elati-Logkas, en el norte de Grecia. Fuente: Eforato de Antigüedades de Kozani, Ministerio de Cultura de Grecia, Grecia. Dra. Georgia Karamitrou-Mentessidi.

Las primeras civilizaciones que construyeron palacios monumentales y centros urbanos en Europa son genéticamente más homogéneas de lo esperado, según el primer estudio en secuenciar genomas completos recolectados de antiguos sitios arqueológicos alrededor del mar Egeo. El estudio ha sido publicado en la revista Cell.

A pesar de las marcadas diferencias en las costumbres funerarias, la arquitectura y el arte, la civilización minoica en Creta, la civilización heládica en la Grecia continental y la civilización cicládica en las islas Cícladas en medio del Mar Egeo, fueron genéticamente similares durante la Edad del Bronce Temprano (hace 5000 años).

Los hallazgos son importantes porque sugieren que las innovaciones críticas como el desarrollo de centros urbanos, el uso de metales y el comercio intensivo realizados durante la transición del Neolítico a la Edad del Bronce no se debieron solo a la inmigración masiva desde el este del Egeo como se pensaba anteriormente, sino también de la continuidad cultural de los grupos neolíticos locales.

Ubicación geográfica de sitios arqueológicos y fechas de radiocarbono


El estudio también encuentra que en la Edad del Bronce Medio (hace 4000-4.600 años), los individuos del norte del Egeo eran considerablemente diferentes en comparación con los de la Edad del Bronce Temprano. Estos individuos compartían la mitad de su ascendencia con personas de la estepa póntico-caspio, una gran región geográfica que se extiende entre los ríos Danubio y Ural y al norte del Mar Negro, y eran muy similares a los griegos actuales.

Los hallazgos sugieren que las oleadas de migración de los pastores de la estepa póntico-caspio, o poblaciones al norte del Egeo que tienen una ascendencia similar a la estepa póntico-caspio, dieron forma a la Grecia actual.

Todas estas posibles olas de migración son anteriores a la aparición de la forma documentada más antigua del griego, lo que respalda las teorías que explican el surgimiento del proto-griego y la evolución de las lenguas indoeuropeas en Anatolia o en la región de la estepa póntica-caspia.

El equipo tomó muestras de restos óseos bien conservados en sitios arqueológicos. Secuenciaron seis genomas completos, cuatro de las tres culturas durante la Edad del Bronce Temprano y dos de una cultura heládica durante la Edad del Bronce Medio.

Los investigadores también secuenciaron los genomas mitocondriales de otros once individuos de la Edad del Bronce Temprano. La secuenciación de genomas completos proporcionó a los investigadores datos suficientes para realizar análisis demográficos y estadísticos de las historias de las poblaciones.

La secuenciación de genomas antiguos es un gran desafío, particularmente debido a la degradación del material biológico y la contaminación humana. Un equipo de investigación del CNAG-CRG jugó un papel importante en la superación de este desafío mediante el uso del aprendizaje automático.


Orígenes del genoma en las civilizaciones del antiguo Egeo


La Edad del Bronce en Eurasia estuvo marcada por cambios fundamentales en los niveles social, político y económico, visibles en la aparición de los primeros grandes centros urbanos y palacios monumentales. El creciente intercambio económico y cultural que se desarrolló durante este tiempo sentó las bases para los sistemas económicos modernos, incluido el capitalismo, los tratados políticos de larga distancia y una economía comercial mundial.

A pesar de su importancia para comprender el surgimiento de las civilizaciones europeas y la difusión de las lenguas indoeuropeas, los orígenes genéticos de los pueblos detrás de la transición del Neolítico a la Edad del Bronce y su contribución a la población griega actual siguen siendo controvertidos.

Imágenes del sitio arqueológico Elati-Logkas .

(A) Elati-Logkas, vista del cementerio con entierros cubiertos por piedras conocidas como "periboloi". (B) Elati-Logkas, Entierro 80.1, es una fosa en la circunferencia de un recinto interior construido con piedras en bruto. El individuo enterrado estaba en posición de cuclillas , acostado sobre el lado izquierdo, con las manos dobladas y las palmas sosteniendo el cráneo. Dentro de las mismas paredes, se excavaron otros cuatro entierros similares sin ajuar funerario, aparte de una sola hoja de piedra de sílex en la tumba 80.5. (C) Elati-Logkas, Entierro 22.1, es el principal entre tres pithos-inhumaciones y un entierro secundario dentro de los "peribolos 22". La tumba en sí está bordeada por piedras en bruto, con el individuo enterrado colocado sobre una "camilla" de cerámica. Varias líneas verticales aún son visibles en los restos esqueléticos. El individuo del entierro 22.1 fue encontrado en decúbito supino con las manos cruzadas sobre el abdomen, las piernas dobladas en posición agachada hacia la izquierda y el cráneo girado hacia el lado derecho. No se encontraron ajuar funerario en el entierro 22.1. Fotografías: Eforato de Antigüedades de Kozani, Ministerio de Cultura de Grecia, Grecia. Cortesía de la Dra. Georgia Karamitrou-Mentessidi.


Más información:
 Florian Clemente et al, The genomic history of the Aegean palatial civilizations, Cell (2021). DOI: 10.1016/j.cell.2021.03.039

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios