Subscribe Us

SALUD. El riesgo de demencia aumenta a medida que aumentan los años de vida con diabetes tipo 2

 


 Cuanto más jóvenes son cuando desarrollan diabetes tipo 2, mayor es su riesgo de demencia más adelante en la vida, sugiere un estudio reciente.

Muchos estudios han señalado vínculos entre la diabetes y un mayor riesgo de demencia. Los expertos dicen que es probable que se deba a que la diabetes puede dañar el cerebro de varias formas. Ahora, los nuevos hallazgos sugieren que las personas más jóvenes con diabetes pueden correr un riesgo particular en el futuro.

A los 70 años, encontró el estudio, las personas a las que recientemente se les había diagnosticado diabetes tipo 2 no tenían mayor riesgo de demencia que las que no tenían diabetes. El panorama era diferente para las personas que habían sido diagnosticadas más de 10 años antes: tenían el doble de riesgo de demencia que las personas sin diabetes de su edad. Eso puede deberse simplemente a que han vivido con diabetes durante años.

"Una edad más temprana al inicio de la diabetes implica una mayor duración, lo que permite que todos los efectos adversos de la diabetes se desarrollen durante un período más largo", dijo la investigadora principal Archana Singh-Manoux. Es profesora investigadora de la Universidad de París y del instituto nacional de salud francés INSERM.

La diabetes tipo 2 surge cuando el cuerpo pierde sensibilidad a la insulina, una hormona que regula el azúcar en sangre. Eso provoca un nivel alto de azúcar en sangre crónico, que con el tiempo puede dañar tanto los vasos sanguíneos grandes como los pequeños en todo el cuerpo. Esos efectos, que pueden afectar el flujo sanguíneo al cerebro, son una de las razones por las que la diabetes está relacionada con la demencia.

Además,  otras vías potenciales: la insulina juega un papel en la función cerebral y la diabetes puede impedir que haga su trabajo. Mientras tanto, el tratamiento de la diabetes puede causar episodios frecuentes de niveles bajos de azúcar en sangre, que durante períodos prolongados también pueden dañar el cerebro.

Los hallazgos, publicados el 27 de abril en la revista Journal of the American Medical Association , tienen amplias implicaciones para la salud pública.

Hasta ahora, la diabetes tipo 2 se consideraba una enfermedad de los adultos mayores. Pero con la prevalencia cada vez mayor de la obesidad, un factor de riesgo importante para la diabetes tipo 2, la enfermedad se diagnostica cada vez más en los jóvenes. La prevalencia de la diabetes sigue aumentando y la edad de inicio es cada vez más joven.

Eso significa que más personas vivirán más tiempo con diabetes y serán vulnerables a las complicaciones de la enfermedad. Ya se sabe que las personas más jóvenes son cuando surge la diabetes, mayor es su riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y muerte prematura. Este estudio agrega la demencia a esa lista.

La investigación incluyó a más de 10.000 adultos en el Reino Unido que tenían entre 35 y 55 años al principio, en la década de 1980. Durante las siguientes tres décadas, 1.710 personas desarrollaron diabetes tipo 2, mientras que 639 fueron diagnosticadas con demencia. A los 70 años, las personas que habían desarrollado diabetes en los últimos cinco años no tenían mayor riesgo de demencia que las personas sin diabetes.

Pero aquellos que habían sido diagnosticados más de 10 años antes mostraron una duplicación en su riesgo de demencia. Su tasa real de enfermedad cerebral fue de 18 casos por cada 1.000 personas cada año, en comparación con aproximadamente nueve casos por cada 1.000 entre los adultos sin diabetes.

En general, el riesgo de demencia a los 70 años aumentó un 24% por cada cinco años que las personas habían estado viviendo con diabetes. Ese no es un hallazgo sorprendente, según la Dra. Medha Munshi, quien dirige el programa de diabetes geriátrica en el Joslin Diabetes Center, en Boston.

Por otro lado,  hay "algo de tranquilidad" en la falta de riesgo adicional entre las personas mayores diagnosticadas más recientemente con diabetes. Por ello, la pregunta es, ¿pueden los pacientes más jóvenes con diabetes frenar su riesgo de demencia obteniendo un mejor control de su azúcar en sangre?

Otros estudios  han encontrado que las personas con diabetes bien controlada tienen un deterioro mental más lento que aquellas con un control deficiente. Y en este estudio, anotó, el riesgo de demencia fue particularmente alto entre los pacientes con diabetes que también desarrollaron una enfermedad cardíaca. La clave es que la prevención comience temprano.

Las personas de entre 40 y 50 años no suelen preocuparse por la demencia. Pero este es el momento de tratar de prevenirlo.

El control de la diabetes a menudo significa tomar medicamentos o insulina, junto con cambios en la dieta y ejercicio regular, los cuales pueden tener numerosos beneficios para la salud a largo plazo. Parece evidente, que lo que hagamos en la juventud y la mediana edad cambiará la forma en que terminamos en una edad avanzada.

Fuente: Archana Singh-Manoux, PhD, research professor, University of Paris, INSERM, Paris; Medha Munshi, MD, director, geriatric diabetes program, Joslin Diabetes Center, and associate professor, medicine, Harvard Medical School, Boston; Journal of the American Medical Association, April 27, 2021

Publicar un comentario

0 Comentarios