Subscribe Us

SALUD. Dormir bien, esencial para una buena salud

 


A veces, el ritmo de la vida moderna apenas te da tiempo para detenerte y descansar. Puede hacer que dormir bien por la noche de forma regular parezca un sueño. Pero el sueño es tan importante para la buena salud como la dieta y el ejercicio. Dormir bien mejora el rendimiento cerebral, el estado de ánimo y la salud.

No dormir lo suficiente de calidad con regularidad aumenta el riesgo de muchas enfermedades y trastornos. Estos van desde enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares hasta obesidad y demencia.

Dormir bien es más que solo las horas que pasas en la cama. El sueño saludable abarca tres cosas importantes: una es cuánto duermes. Otra es la calidad del sueño: que tenga un sueño reparador e ininterrumpido. La última, es un horario de sueño estable.

Las personas que trabajan en el turno de noche o en horarios irregulares pueden encontrar un desafío adicional para dormir con calidad. Y los momentos de gran estrés, como la pandemia del COVID-19, pueden alterar nuestras rutinas normales de sueño. Pero hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar el sueño.

Dormir para reparar

¿Por qué necesitamos dormir? La gente suele pensar que dormir es sólo un "tiempo de inactividad", cuando un cerebro cansado descansa. Pero esa idea no sólo es incorrecta sino perjudicial. Mientras se duerme, el cerebro está funcionando. Por ejemplo, dormir ayuda a preparar su cerebro para aprender, recordar y crear. De hecho, las investigaciones dicen que el cerebro tiene un sistema de drenaje que elimina las toxinas durante el sueño.

Cuando dormimos, el cerebro cambia totalmente de función. Se vuelve casi como un riñón, eliminando los desechos del sistema. El sistema de drenaje elimina algunas de las proteínas relacionadas con la enfermedad de Alzheimer. Estas toxinas se eliminan del cerebro el doble de rápido durante el sueño.

Todo, desde los vasos sanguíneos hasta el sistema inmunológico utiliza el sueño como un momento de reparación. Hay ciertos procesos de reparación que ocurren en el cuerpo principalmente, o de manera más efectiva, durante el sueño. Si no duermes lo suficiente, esos procesos se verán alterados.

Mitos y verdades del sueño

La cantidad de sueño que necesitamos cambia con la edad. Los expertos recomiendan que los niños en edad escolar duerman al menos nueve horas por noche y los adolescentes entre ocho y 10. La mayoría de los adultos necesitan al menos siete horas o más de sueño cada noche.

Hay muchos malentendidos sobre el sueño. Una es que los adultos necesitan dormir menos a medida que envejecen. Eso no es cierto. Los adultos mayores todavía necesitan la misma cantidad. Pero la calidad del sueño puede empeorar a medida que se envejece. Los adultos mayores también son más propensos a tomar medicamentos que interfieren con el sueño.

Otro mito del sueño es que puede "ponerse al día" en sus días libres. Los investigadores están descubriendo que, en gran medida, este no es el caso.

Si duerme mal una noche y toma una siesta, o duerme más la noche siguiente, eso puede beneficiarlo. Pero si tiene una semana de dormir muy poco, el fin de semana no es suficiente para ponerse al día, para recuperarse. Ese no es un comportamiento saludable.

En un estudio reciente, los investigadores observaron a personas con sueño deficiente constante. Los compararon con personas privadas de sueño que llegaban a dormir hasta tarde los fines de semana. Ambos grupos de personas aumentaron de peso por falta de sueñoLa capacidad de sus cuerpos para controlar los niveles de azúcar en sangre también empeoró. El fin de semana para recuperar el sueño no ayudó.

Por otro lado, dormir más no siempre es mejor. En el caso de las personas adultas, si duermes más de nueve horas por la noche y aún no te sientes renovado, puede haber algún problema médico subyacente.

Trastornos del sueño

Algunas personas tienen condiciones que les impiden dormir lo suficiente, sin importar cuánto se esfuercen. Estos problemas se denominan trastornos del sueño.

El trastorno del sueño más común es el insomnio. El insomnio es cuando tiene repetidas dificultades para conciliar el sueño y / o permanecer dormido. Esto sucede a pesar de tener tiempo para dormir y un ambiente adecuado para dormir. Puede hacer que se sienta cansado o no descansado durante el día.

El insomnio puede ser a corto plazo, cuando las personas luchan por dormir durante algunas semanas o meses. Muchas personas más han estado experimentando esto durante la pandemia del COVID-19. El insomnio prolongado dura tres meses o más.

La apnea del sueño es otro trastorno del sueño común. En la apnea del sueño, las vías respiratorias superiores se bloquean durante el sueño. Esto reduce o detiene el flujo de aire, lo que despierta a las personas durante la noche. La condición puede ser peligrosa. Si no se trata, puede provocar otros problemas de salud.

Si tiene problemas para dormir con regularidad, hable con su médico de atención primaria. Es posible que le pidan que lleve un diario de sueño para realizar un seguimiento de su sueño durante varias semanas. También pueden realizar pruebas, incluidos estudios del sueño. Estos buscan trastornos durante el sueño.

Dormir mejor

Si tiene problemas para dormir, escuchar lo importante que es puede ser frustrante. Pero cosas simples pueden mejorar sus probabilidades de dormir bien por la noche. 

Hay tratamientos disponibles para muchos trastornos comunes del sueño. La terapia cognitivo-conductual puede ayudar a muchas personas con insomnio a dormir mejor. Los medicamentos también pueden ayudar a algunas personas.

Muchas personas con apnea del sueño se benefician del uso de un dispositivo llamado máquina CPAPEstas máquinas mantienen las vías respiratorias abiertas para que pueda respirar. Otros tratamientos pueden incluir protectores bucales especiales y cambios en el estilo de vida.

Para todos, "lo mejor que pueda, trate de hacer del sueño una prioridad". Dormir no es algo que se descarta, es una necesidad biológica.

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios