Subscribe Us

NATURALEZA. Vinicunca, la colorida montaña de una belleza inimaginable

 


La montaña de Vinicunca, está ubicada en el camino nevado Ausangate en los Andes del Perú y pertenece a un pueblo llamado Pitumarca en donde sus habitantes denominan este hermoso lugar como el “Cerro colorado”. Está a 5200 metros sobre el nivel del mar, aproximadamente a 100 kilómetros de distancia de la ciudad del Cusco. Está situada en el camino al nevado Ausangate, en los Andes del Perú, Región Cusco, entre los distritos de Cusipata, provincia de Quispicanchi, y Pitumarca, provincia de Canchis.



El clima como es propio en las zonas elevadas de Cusco, es frío. Asimismo, es frecuente encontrar muchos días de lluvia, viento y el mal de altura (falta de oxígeno). La temperatura puede bajar hasta los cero grados. Por ello, los mejores meses para visitar la montaña de colores es entre abril y octubre cuando es época seca, aunque si se prefiere la lluvia lo mejor es visitarla entre noviembre y marzo, siempre que cuentes con el equipo adecuado, y tomes todas las medidas de seguridad necesarias.


Montaña Arcoiris. Vinicunca.


UN POCO DE HISTORIA

Antiguamente los incas, solían denominar como “Apu” a algunas montañas, y adjudicaron poderes místicos, la mayoría de estos majestuosos montes estaban cubiertos de nieve, entre ellos uno de los que más destacó desde siempre fue, la montaña de siete colores o Vinicunca, que forma parte del nevado Ausangate en la cordillera del Vilcanota.

Según la historia, los Incas le conferían a Vinicunca un carácter masculino, porque se consideró que sus cimientos brotaban de una energía masculina, la misma que fertilizaba a la Pachamama. El distrito que acoge esta maravilla natural es Pitumarca, en la provincia de Canchis. Los habitantes del lugar consideran que Vinicunca es una “montaña sagrada”, por lo que realizan rituales como el pago a la tierra lo que puede hacer de la visita una experiencia de gran misticismo.

La comida peruana está valorada como una de las mejores del mundo, no te quedes sin probar el ceviche, el ají de gallina o las variedades de patatas del país.

CÓMO SE FORMÓ LA MONTAÑA

Para responder esto, nos trasladamos a unos 24 millones de años atrás aproximadamente, donde tuvo lugar un movimiento de las placas tectónicas por las alteraciones de las capas terrestres, durante este movimiento hubo diferentes cambios entre las capas de mineralógicos que tienen una riqueza tremenda de minerales sedimentos de roca como areniscas, halitas, gravas, calitas que van los colores desde ocre, verde, amarillo mostaza, blanco, entre a otros.

Las diferentes capas de sedimentos de rocas con los minerales que las componen se fueron compactando una encima de otra hasta formar diferentes capas como masas de plastilina, una sobre otra según el peso de cada capa; las más pesadas en la parte baja y las otras encima de ellas. De este modo se formó lo que hoy conocemos como Vinicunca.


Aunque es un lugar con vegetación escasa debido a la altura en la que se encuentra, su geografía no deja de ser increíble y se pueden ver animales típicos de las zonas altas andinas como alpacas, llamas y vicuñas. Los pobladores de la zona crían caballos para ofrecerlos como transporte a los visitantes. Además, existe en abundancia el ichu o "paja brava".

A QUÉ SE DEBE LOS COLORES DE VINICUNCA

La oficina de Paisaje de la Dirección Descentralización de la Cultura de Cusco, reveló que los colores de las montañas se deben a la composición mineralógica. Asimismo, esto se produce por la oxidación de los mismos, ejercida por la humedad de la zona y la erosión. La composición mineralógica que tiene la montaña es: el color rosado por la arcilla roja, fangolitas (fango) y arilitas (arena). El Blanquecino, por la arenisca cuarzosa y margas, ricas en carbonato de calcio.

El rojo por compuesto de las arcilitas (hierro) y arcillas pertenecientes al terciario superior. El verde se debe al compuesto de filitas y arcillas ricas en ferro magnesiano. El pardo terroso es producto de fanglomerado compuesto por roca con magnesio perteneciente a la era cuaternaria. Y el color amarillo mostaza por las areniscas calcáreas ricas en minerales sulfurados. Estos sedimentos, transportados por el agua que antes cubría la zona, datan de entre los periodos terciario y cuaternario, es decir, de hace unos 65 a dos millones de años.


© Proporcionado por Wapa Vinicunca, la montaña siete colores arcoiris

La Montaña de los Siete Colores queda a 5.200 metros sobre el nivel del mar.

A lo largo del tiempo, los sedimentos fueron formando capas (con distintos tamaños de granos) que hoy se ven como las franjas que tanto atraen a los turistas. El movimiento de las placas tectónicas del área elevó estos sedimentos hasta que se convirtieron en montañas. Luego fueron adquiriendo sus colores llamativos a causa a la oxidación de sus minerales, ejercida por la humedad de la zona, y a la erosión de los mismos.

La composición de cada franja de acuerdo a su color, es la siguiente:

- Rosado o fucsia: mezcla de arcilla roja, fangolitas (fango) y arena.

- Blanquecino: arenisca (arena de cuarzo) y piedra caliza.

- Morado o lavanda: marga (mezcla de arcilla y carbonato de calcio) y silicatos.

- Rojo: argilitas y arcillas.

- Verde: arcillas ricas en ferro magnesiano (mezcla de hierro y magnesio) y óxido de cobre.

- Pardos amarillentos, mostaza o dorado: limonitas, areniscas calcáreas ricas en minerales sulfurados (combinados con azufre).


CÓMO VISITAR VINICUNCA

Debido a su ubicación, a un poco más de 100 kilómetros de la ciudad del Cuzco, a este lugar se llega en auto en primera instancia. Luego de un viaje de aproximadamente de 2 horas por la carretera Longitudinal de la Sierra del Sur Peruano, se llega a Pitumarca. El trayecto continúa por un camino de trocha hasta la comunidad de Pampa Chiri. Desde allí se sigue una ruta por laderas montañosas. Este trayecto es de 5 kilómetros y se puede realizar a pie o a caballo para finalmente arribar al Vinicunca. Existen tours que ofrecen este servicio.

Existen diferentes rutas de acceso a este atractivo, aunque la mayoría hace la visita en un solo día, conviene reservar algún día más, no solo por la belleza de los paisajes que están muy cerca en toda la zona del Ausangate, sino porque ofrecen una mejor experiencia del viaje, de mayor conexión con el entorno natural y el acercamiento a las poblaciones locales que habitan en el área.

Si deseas explorar la zona por más tiempo, existen múltiples caminos que ofrecen la oportunidad de disfrutar de incomparables vistas. Las agencias de viajes ofrecen recorridos desde dos hasta 7 días de duración, descubriendo las bondades de todo el entorno del sagrado nevado Ausangate.

Algo que con las excursiones al Vinicunca también puedes visitar, es una maravilla natural que nada tiene que envidiarle. Se trata del Valle Rojo que se sitúa a la derecha de la cima de la Montaña de 7 Colores, y es una experiencia mucho más alejada de la masificación turística que merece la pena realizar.

También es posible visitar el ‘Cerro Colorado’ por propia cuenta. Para ello, el visitante deberá tomar un bus a Sicuani desde la ciudad del Cuzco (2 horas y 40 minutos de distancia). Una vez allí, se toma un colectivo hasta el poblado de Quesiuno. Luego empieza una caminata (también puede contratar un transporte a caballo) hasta la Montaña de los 7 Colores. La caminata de 3 ó 4 horas (depende del estado físico del turista) no es peligrosa y demanda un esfuerzo físico moderado-alto. Existen tramos de pendientes considerables en ascenso y descenso. Sin embargo, una de las mayores dificultades es el clima frío y el viento helado. La altitud de la zona puede causar el mal de altura o soroche. Se recomienda una aclimatación previa de 1 ó 2 días en la ciudad del Cusco.

Si deseas visitar Vinicunca o la montaña de 7 colores te dejamos algunas recomendaciones que debes tomar en cuenta y aplicar:

- Toma al menos dos días en Cusco o lugares ubicados a similar altitud previos a tu visita.

- Debes mantenerlas contigo la basura y/o desperdicios, no debes tirarlas en ningún área de la montaña que estés visitando.

- Se deben conservar las áreas de la montaña Vinicunca, no se deben realizar ningún tipo de acciones como pintar o realizar grafitis dentro de la zona.

- Prestar atención y respetar los consejos que le brinde el guía turístico. Además, respetar las señalizaciones que se encuentren en el lugar.

- Contratar servicios turísticos formales e ir siempre acompañado por un guía profesional autorizado.

- Si ves algo irregular como una conducta inapropiada o daños en alguna parte de la zona por viajeros denuncia el hecho.

-  Las excavaciones clandestinas en Vinicunca están prohibidas.


La revista National Geographic se ha atrevido a calificar a Vinicunca como uno de los 100 lugares que se deben visitar antes de morir.



RUTAS

1. Ruta Pitumarca

Pitumarca es una de las rutas que te llevará a la montaña de siete colores, partirás desde el Cusco, tomando transporte público de Huayruropata (cerca al Coliseo Cerrado del Cusco), el costo del pasaje es económico, con dirección a Checacupe, pasarás la ruta por Andahuayllillas, Quiquijana y finalmente llegarás a Cusipata. Cabe resaltar que esta ruta es bastante exigente, para el cual es necesario que este físicamente preparado.

Las cuatrimotos, son una buena opción para algunas personas que elijan llegar a la Montaña de siete colores, por la ruta de Pitumaca. El alquiler de las cuatrimotos, está aproximadamente 100 dólares, el alquiler es opcional y dependerá de que empresa las alquile.


Instagram: @montana7colores


2. Ruta Cusipata

Está ruta es reciente y menos exigente para los visitantes a la Montaña de Siete Colores, al igual que en la ruta Pitumarca, partirás de Cusco, rumbo a Cusipata hasta llegar a Phuluwasipata, lugar donde empezarás la caminata, recuerda que ascenderá aproximadamente 100 kilómetros desde la ciudad del Cusco, y ascenderás la cumbre altitudinal situada a 5.200 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m). La ruta Cusipata, tiene una  opción para los visitantes que sientan que no puedan continuar con la caminata

Si, consideras que la caminata en la Ruta Cusipata es bastante cansado,  te recodamos que puedes alquilar caballos, que te ayudarán a poder transportarte, tú decides,  si alquilas solo para la subida, bajada o ambos, la idea es que tengas un caminata cómoda. El costo de alquiler de caballo, está aproximadamente 30 dólares.

Están son las dos diferentes formas de poder llegar a  Vinicunca, La maravillosa montaña de siete colores, tu elijes, de acuerdo a  tus costos, sin embargo te recomendamos contar con el servicio de una agencia, porque este te garantizará una nueva aventura, a precios más cómodos, y no tendrás de que preocuparte, solo disfrutar de tu caminata.

Recuerda que puedes buscar la agencia que mejor te convenga, pero no olvides que está agencia  debe contar con la Licencia de funcionamiento respectiva y  además tenga una Constancia emitida por la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo del Cusco (DIRCETUR), para garantizar su seguridad.


OTROS DATOS

La moneda local son los Soles: 1 € = 4,27 Soles. Lo más común para evitar el mal de altura es tomar mate de coca, o directamente mascar las hojas. Perú es uno de los mayores exportadores de quinua del mundo.

Publicar un comentario

0 Comentarios