Subscribe Us

TRADICIONES. La Leyenda de San Patricio

 


El padre de Patricio, Calpornio, ocupó cargos cívicos y administrativos cuando nació Patricio a fines del siglo IV (c. 390 d.C.). Aunque la familia vivía en el pueblo de Bannavem Taberniaei, en la Gran Bretaña romana, Patricio (Patrick, en inglés) se convertiría algún día en el misionero cristiano más exitoso de Irlanda, su santo patrón y tema de leyendas.

La misión de Patricio

Cuando San Patricio llegó a Irlanda no fue el primer misionero en Irlanda ni tampoco Irlanda era una tierra pagana salvaje. Paladio fue el primer predicador cristiano en Irlanda y el primer obispo. Ya existían cristianos en Irlanda a la llegada de Patricio y eran comunidades cristianas bien establecidas. Patricio no introdujo el cristianismo en la isla más bien, lo hizo popular de acuerdo con la leyenda, él fomentó su crecimiento y es por eso que Patricio es más conocido.   

Patricio llegó más o menos entre 432 o 433 EC, anunciando la llegada del cristianismo de manera espectacular. El festival pagano de Ostara estaba por celebrarse, y el Gran Rey de Tara había decretado que ninguna fogata se prendiera en el territorio antes de que la gran hoguera se encendiera en la Colina de Tara, iniciando con esto el festival. Patricio y sus seguidores subieron a la Colina de Slane, del otro lado de Tara, y prendieron su propia hoguera.  Cuando el rey vio las llamas, y que desafiaban su orden, envió soldados para apagarla y arrestar a quien sea que estuviera involucrado. Cantando el poema ahora conocido como la Coraza de San Patricio (un himno también nombrado como Faed Fiada o el Grito del Ciervo) Patricio y sus partidarios pudieron pasar, como si fueran una manada de ciervos sin que los soldados los detectaran.

Llegaron a Tara donde Patricio venció a los druidas en un debate y ganó el derecho a predicar en la corte del rey Laoghaire, a su reina y sus caciques. En este momento los saldados que el rey había enviado a arrestar a Patricio llegaron, reportando que les fue imposible extinguir la hoguera de Patricio. La historia termina cuando muchas personas de la corte se convirtieron al cristianismo, y aunque el rey se rehusó, respetó muy bien a Patricio y le otorgó la libertad para que continuara con su misión.

San Patricio tuvo éxito en su misión conmoviendo a las personas por medio de un profundo respeto y amor hacia ellos y a su cultura a la cual había llegado para adoptar.

Se dice que esta campana perteneció a San Patricio. Se remacharon dos láminas de hierro y se les añadió una capa de bronce . La campana es una de las principales reliquias de Irlanda . De Armagh, Co. Armagh, Irlanda. Siglos VI al VIII d.C. (Museo Nacional de Arqueología de Irlanda , Dublín, República de Irlanda)

La obra de San Patricio

El primer encuentro de Patricio con la tierra a la que dedicaría su vida fue desagradable. Fue secuestrado a los 16 años, enviado a Irlanda (cerca del County Mayo) y vendido como esclavo. Mientras Patricio trabajaba allí como pastor, desarrolló una profunda fe en Dios. Una noche, mientras dormía, tuvo una visión de cómo escapar. Así nos lo cuenta en su autobiografía "Confession".

A diferencia de la obra del mismo nombre del teólogo Agustín, la "Confesión" de Patricio es breve, con pocas declaraciones de doctrina religiosa. En él, Patricio describe su juventud británica y su conversión, porque aunque nació de padres cristianos, no se consideraba cristiano antes de su cautiverio.


Una vidriera que representa a San Patricio , el santo patrón de Irlanda . De la Iglesia Católica de San Patricio, Junction City , Ohio.


Otro propósito del documento era defenderse ante la misma iglesia que lo había enviado a Irlanda para convertir a sus antiguos captores. Años antes de que Patricio escribiera su "Confesión", escribió una enojada Carta a Coroticus, el rey británico de Alcluid (más tarde llamado Strathclyde), en la que lo condena a él y a sus soldados como compatriotas de los demonios porque habían capturado y asesinado a muchos del pueblo irlandés que el obispo Patricio acababa de bautizar. Los que no mataran serían vendidos a pictos y escoceses "paganos".

Aunque personales, emocionales, religiosas y biográficas, estas dos piezas y el "Concerning the Ruin of Britain" de Gildas Bandonicus ("De Excidio Britanniae") proporcionan las principales fuentes históricas de la Gran Bretaña del siglo quinto.

Después de que Patricio escapase de sus aproximadamente seis años de esclavitud, regresó a Gran Bretaña y luego a la Galia, donde estudió con St. Germain, obispo de Auxerre, durante 12 años antes de regresar nuevamente a Gran Bretaña. Allí sintió el llamado a regresar como misionero a Irlanda. Permaneció en Irlanda otros 30 años, convirtiendo, bautizando y estableciendo monasterios.

Han surgido varias leyendas sobre San Patricio, el más popular de los santos irlandeses. San Patricio no tenía una buena educación, un hecho que se atribuye al cautiverio temprano. Debido a esto, fue con cierta desgana enviado como misionero a Irlanda, y solo después de que el primer misionero, Paladio, hubiera muerto. Tal vez sea debido a su escolarización informal en los prados con sus ovejas que se le ocurrió la inteligente analogía entre las tres hojas del trébol y la Santísima Trinidad. En cualquier caso, esta lección es una explicación de por qué San Patricio está asociado con un trébol.

A San Patricio también se le atribuye haber expulsado a las serpientes de Irlanda. Probablemente no había serpientes en Irlanda para que él las expulsara, y es muy probable que la historia fuera simbólica. Desde que convirtió a los paganos, se cree que las serpientes representan las creencias paganas o el mal. Dónde fue enterrado es un misterio. Entre otros lugares, una capilla de San Patricio en Glastonbury afirma que fue enterrado allí. Un santuario en el condado de Down, Irlanda, afirma poseer una mandíbula del santo que se solicita para el parto, los ataques epilépticos y para evitar el mal de ojo.


El legado de San Patricio

Patricio encontraría comunidades cristianas a lo largo de Irlanda, la más importante fue la iglesia de Armagh que se convertiría en la capital eclesiástica de las iglesias de Irlanda y en donde Patricio recopiló las Leyes Brehon, escribiría su Confesión, y se retiró. La Iglesia Celta que el fundó, como la del misionero Columba de Iona en Escocia, después de él, difieren en varias maneras de la iglesia de Roma, lo más significativo es la incorporación de las mujeres dentro la jerarquía de la iglesia, el día de Pascua, la ordenación de monjes y la ceremonia. Los especialistas están divididos en cómo estas diferencias en realidad eran trascendentales y la mayoría en la actualidad rechazan la afirmación de que la visión de la Iglesia Celta era muy diferente a la visión de la Católica Romana.

Sin embargo, en el tiempo que pasó en Irlanda, San Patricio cambió la vida y el futuro de la gente con la que alguna vez había caminado como esclavo. Cualquier éxito que los anteriores misioneros, como Paladio, Albeo, Declán, Ibar y Ciaran hayan logrado, ninguno avanzó tanto en pro de la alfabetización, espiritualidad y la dignidad de los individuos como Patricio lo hizo. El historiador Murray Pittock cita el punto de vista del erudito de los siglos XIX/XX EC, de que los irlandeses eran "descendientes de una civilización pagana de guerreros, quienes cuando se convirtieron al cristianismo, transformaron Irlanda en una isla única de santidad y conocimiento" la cual redefinió la sociedad Celta y Céltica. 

Los monasterios que San Patricio fundó o que alentó se convirtieron en centros de alfabetización, conocimiento, y en universidades extensas dedicadas a la instrucción; con el tiempo sirvieron para recopilar y conservar los registros escritos de la civilización occidental después de la caída de roma. El Imperio Romano nunca invadió Irlanda así que relativamente a Irlanda no le afecto su caída. En los monasterios cristianos de Irlanda las grandes obras escritas del pasado se copiaron y conservaron para las generaciones futuras. Por medio de su visión y misión, de San Patricio cambió no solamente a Irlanda, sino al mundo.

Si bien no sabemos exactamente cuándo nació o murió, este santo romano británico es honrado por los irlandeses, especialmente en los Estados Unidos, el 17 de marzo con desfiles, cerveza verde, repollo, carne en conserva y juerga en general. Si bien hay un desfile en Dublín como culminación de una semana de festividades, las celebraciones irlandesas del Día de San Patricio son predominantemente religiosas.


Para saber más:

- Sub-Roman Britain: An Introduction

- Gildas: from Concerning the Ruin of Britain (De Excidio Britanniae)

- From Medieval Sourcebook, chapters 23-26 of Gildas' work on the fall of Britain.

- Ecole Glossary entry on Gildas the Wise


PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios