Subscribe Us

SOCIEDAD. El sistema de patentes a menudo sofoca la innovación para la que fue diseñado

 


A lo largo de su carrera, Thomas Edison obtuvo más patentes estadounidenses que nadie en su época. Edison se benefició de sus patentes, pero también estuvo expuesto al lado oscuro del sistema de patentes. Tuvo que lidiar con demandas de otros titulares de patentes que buscaban, y en ocasiones ganaban, una parte de su éxito. Si bien el sistema de patentes está diseñado para estimular una innovación como la de Edison, también la obstaculiza.

La copia y la imitación fáciles desalientan la innovación, porque ¿por qué hacer el esfuerzo si alguien más se beneficiará de ello? El sistema de patentes funciona permitiendo a los inventores bloquear el uso no autorizado de tecnología patentada.

La mayoría de las tecnologías son desarrolladas por muchos inventores durante muchos años, un proceso llamado innovación "acumulativa" . Sin embargo, con demasiada frecuencia, los primeros inventores obtienen una patente sobre una pieza pequeña y quizás insignificante del rompecabezas tecnológico, pero su patente cubre todo el rompecabezas. Es posible que los inventores que resuelvan partes posteriores del rompecabezas deban pagar al titular de la patente, incluso si sus contribuciones son mayores.

La Organización Internacional de la Propiedad Intelectual (WIPO, por sus siglas en inglés) se encarga de recopilar datos y distinta documentación a escala mundial sobre esta cuestión.

Algunos expertos legales que se centran en las leyes y políticas de tecnología , sugieren que el problema se reduce a dos cuestiones: demasiadas patentes y muy poca información precisa sobre ellas.

 




A EE.UU. y China les siguen dos pesos importantes en Asia: Japón y Corea del Sur, dos países con una potente industria y un considerable poder del sector servicios, un buen clima económico para que se generen nuevas invenciones e innovaciones. También la Unión Europea estaría en este grupo, aunque presenta una situación complicada: si bien hay países comunitarios que sí parecen tener una relevancia en solicitudes de patentes similar a su peso económico —caso de Alemania, Reino Unido o Francia—, otros Estados miembro económicamente relevantes están desaparecidos de esta lista —como pueden ser Italia o España—. Conviene destacar igualmente la presencia de históricas potencias emergentes como India, Rusia, Brasil o México.

Demasiadas patentes

El mundo está inundado de patentes. En EE.UU., es país de Occidente con mayor número de patentes registradas, se concedieron en 2019 más de 350.000 patentes estadounidenses, cuatro veces la tasa per cápita en 1980. Desde la perspectiva de los directores de investigación de las grandes empresas, las patentes son baratas y fáciles de conseguir. Por ejemplo, a principios de la década de 2000, Bill Gates decidió que Microsoft carecía de patentes y , en unos pocos años, la empresa aumentó las solicitudes de patentes anuales en un 50%.

El país que sobresale en este aspecto de forma holgada es China. La República Popular lleva varias décadas impulsando su potencial industrial y, de forma más reciente, la vertiente tecnológica. Esta nueva rama en la que pretende destacar le ha llevado a importantes pulsos con Estados Unidos en avances tecnológicos cruciales en el futuro cercano, como el 5G

Las patentes son fáciles de obtener porque los estándares de patentabilidad son bajos y porque la Oficina de Patentes y Marcas tiene la obligación de demostrar que una invención no es patentable. El examen de patentes es lentoA menudo se necesitan tres años o más. A pesar del aumento de personal, la acumulación de solicitudes de patentes ha seguido aumentando y los examinadores dedican una media de solo 20 horas a revisar cada solicitud. El examinador de patentes debe leer y comprender la invención en una solicitud, determinar si la invención cumple con las reivindicaciones de la solicitud, buscar la tecnología existente para ver si la invención ya existe y escribir una respuesta a la solicitud.

El examen intermitente provoca errores : muchas patentes son demasiado amplias o cubren invenciones obvias. Para llamar la atención sobre los problemas causados ​​por la avalancha de patentes de baja calidad , el empresario multimillonario Mark Cuban otorgó una cátedra en la Electronic Frontier Foundation dedicada a la eliminación de "patentes estúpidas".

Las empresas innovadoras que logran ensamblar muchas piezas de un rompecabezas tecnológico en un producto terminado deben consultar con un abogado de patentes para saber si su nueva tecnología está cubierta por una o más patentes propiedad de otros. Idealmente, un innovador obtendrá permiso para usar tecnología patentada, generalmente por una tarifa, o rediseñar su tecnología para mantenerse alejado de las patentes relevantes.

En la práctica, este proceso de "autorización" de patentes es difícil, costoso y, a veces, imposiblePara tecnologías como los teléfonos inteligentes, es probable que un abogado de patentes deba revisar cientos de patentes, incluidas muchas patentes que no se otorgan hasta mucho después del lanzamiento del nuevo producto. La falta de licencia de las patentes relevantes crea un riesgo de litigio y la amenaza de que la nueva tecnología sea expulsada del mercado.

Como resultado, los litigios sobre patentes de teléfonos inteligentes son demasiado comunes. Apple, pionera en teléfonos inteligentes, ha participado en decenas de demandas en todo el mundo como demandada y como demandante. Como demandante, Apple a veces usa sus patentes de manera oportunista para obstaculizar la innovación de sus rivales.

Por ejemplo, Apple demandó a Samsung usando una patente que reivindicaba la función de deslizar para desbloquear en un teléfono como invención de Apple. A pesar de la fuerte evidencia de que los inventores anteriores a Apple ya habían logrado los pasos clave para implementar esta función, Apple convenció a los tribunales de que su versión de esta función era patentable y, después de siete años, Samsung acordó pagar las tarifas de licencia a Apple para resolver el caso .

La investigación económica sugiere que estos costos de litigio y derechos de licencia cargan a las empresas innovadoras hasta tal punto que, en general, el sistema de patentes desalienta la innovación. En otras palabras, las empresas innovadoras obtienen un beneficio de sus patentes sobre su nueva tecnología, pero ese beneficio es más que compensado por las muchas patentes propiedad de otros que podrían afirmarse contra la nueva tecnología.

Aunque en la UE existen zonas con un importante dinamismo en la innovación, otras están muy por debajo de la media comunitaria.


Muy poca información

Cuando un inventor obtiene una patente, se supone que debe revelar la salsa secreta detrás de la invención en la patente, un documento público. Esto permite a los científicos e ingenieros aprender sobre la invención y utilizar esa información para mejorar la tecnología.

O al menos, esa es la teoría. En la práctica, muchos inventores hacen declaraciones de mala calidad. Los experimentos descritos en las patentes son a veces ficticios y, a menudo, se basan en una metodología dudosaPor ejemplo, la ley de patentes permite a un inventor revelar el hallazgo ficticio de que un medicamento trata el cáncer como evidencia de que merece una patente sobre ese medicamento.

Los inventores que solicitan patentes pueden incluir resultados experimentales previstos. La intención es permitir una divulgación más temprana y ayudar a las empresas más pequeñas a obtener financiación. Pero cuando la evidencia en las patentes es incorrecta, otros innovadores pueden ser engañadosAdemás, si otros innovadores quieren averiguar si el medicamento patentado realmente trata el cáncer, o cualquier otra enfermedad, necesitan una licencia del titular de la patente.


Edison fue víctima de una patente de bombilla amplia que cubría uno de sus inventos posteriores. Compañía de luz eléctrica de Edison

A veces, las pruebas clave faltan por completo en las patentes. Esto sucede cuando una patente cubre aspectos de una tecnología que el titular de la patente no inventó realmenteImagínese descubrir que el papel es un conductor incandescente mediocre en las bombillas y utilizar ese descubrimiento para obtener una patente que cubra miles de otros conductores, incluidos los que, sin que usted lo sepa, funcionan mucho mejor. Los innovadores posteriores podrían querer averiguar si otras sustancias son mejores conductores que el papel, pero ni siquiera pueden iniciar experimentos sin una licencia.

Esto le pasó a EdisonFue demandado por infracción de patente después de descubrir un conductor mucho mejor que el descubierto por el titular de la patente, pero debido a que la patente estaba escrita de manera amplia, no obstante cubría la invención de Edison.

También hay muy poca información sobre los límites de las patentesCuando un inventor obtiene una patente, también se supone que debe proporcionar información clara sobre los límites (lo que cubre una solicitud de patente y lo que no) al público sobre sus derechos de patente. Sin embargo, el sistema de patentes no garantiza esto.

La información sobre los límites en las solicitudes de patente se oculta durante 18 meses hasta que se publica la solicitud, e incluso más si los límites cambian más tarde durante el examen. Una vez que se otorga la patente, los abogados, los jueces y el público a menudo tienen dificultades para llegar a un acuerdo sobre el significado del lenguaje de límites que puede ser intencionalmente vago o ambiguo .

Cómo mejorar el sistema de patentes

Los inventores que crean nuevos productos químicos, incluidos los productos farmacéuticos, tienden a beneficiarse del sistema de patentesDesafortunadamente, el sistema parece imponer un costo neto a la mayoría de las otras tecnologías , especialmente en las industrias de alta tecnología.

Los propietarios de patentes oportunistas, a menudo llamados trolls de patentes, sorprenden a los inventores con reclamos de patentes sobre invenciones que son menores o están relacionadas lejanamente con la tecnología que es el objetivo de la demanda. La investigación económica muestra que esta actividad de arrastre ralentiza la innovación.

El sistema de patentes puede mejorarse para ofrecer una ganancia neta a todos los inventores, incluso sin que se modifique drásticamente. Un buen comienzo sería hacer cumplir rigurosamente los estándares existentes sobre divulgación de información. Los tribunales deben presionar a los inventores para que describan y expliquen claramente sus invenciones.

La avalancha de patentes sobre avances técnicos menores podría terminar si se aumentaran las tarifas de las patentes y si se fortaleciera el estándar de no obviedad, que elimina los avances menores. Reducir el número de patentes y aumentar la cantidad de información sobre cada patente contribuiría en gran medida a que el sistema de patentes funcione de la manera prevista.

Más información:

Oficina de Patentes de España

- Informe OMPI 2019

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios