Subscribe Us

SALUD. Alternativa no invasiva para las rodillas artríticas dolorosas

 


Para quienes sufren artritis dolorosa en las rodillas, una nueva investigación sugiere que un tratamiento no invasivo podría brindar un alivio duradero. Llamado embolización de la arteria genicular, el tratamiento con catéter de aproximadamente dos horas implica una inyección única de pequeñas partículas de hidrogel en las vías arteriales de la articulación de la rodilla. El objetivo: disminuir el flujo sanguíneo general en la articulación y, por lo tanto, disminuir notablemente la inflamación dolorosa en la rodilla.

Trabajando con 40 pacientes que fueron monitoreados durante un año, los investigadores encontraron que el procedimiento produjo beneficios en unos días, y la reducción del dolor mejoró con el tiempo.

Específicamente, casi el 70% de los pacientes finalmente lograron una reducción del 50% en el dolor en un año. Aproximadamente el 43% logró una reducción del 75%, un resultado que el autor del estudio, el Dr. Siddharth Padia, caracterizó como "esencialmente indoloro". Tenemos el potencial de interrumpir por completo y cambiar la forma en que se trata a los pacientes por osteoartritis de rodilla.

El dolor, la hinchazón y la rigidez que surgen pueden hacer que las actividades de rutina, como caminar y subir y bajar escaleras, sean difíciles o incluso imposibles de realizar. La osteoartritis es una causa importante de discapacidad, que afecta hasta al 40% de todos los adultos estadounidenses.

Las opciones de tratamiento estándar incluyen medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE, como ibuprofeno o naproxeno), inyecciones de esteroides directamente en la rodilla, fisioterapia y, en casos graves, cirugía de reemplazo total de rodilla. Todos están diseñados para abordar la osteoartritis de rodilla como un problema esencialmente de "desgaste" provocado por la rotura del cartílago.

Pero todas estas opciones tienen inconvenientes. Los AINE solo son efectivos temporalmente, mientras que el alivio a base de esteroides solo dura entre dos y tres meses. Y la cirugía de rodilla es invasiva y conlleva un período de recuperación muy largo.

Para evitar estas preocupaciones, el nuevo tratamiento aborda la osteoartritis de rodilla de manera diferente,  apuntando a las enzimas inflamatorias que causan dolor y que se liberan a medida que el cartílago se deteriora. Para probar el tratamiento, los científicos se centraron en pacientes con osteoartritis de rodilla de moderada a grave que no se consideraron elegibles para la cirugía de rodilla o rechazaron la opción, pero no habían tenido éxito con otras intervenciones. Los pacientes tenían entre 49 y 80 años.

Con solo sedación localizada, todos recibieron partículas de hidrogel en las vías arteriales de la rodilla mediante un catéter insertado a través de una pequeña incisión en la cadera. Las partículas son como finos granos de arena, excepto que son mucho más pequeños y finos. Los pacientes fueron evaluados una semana, un mes, tres meses, seis meses y un año después.

Se produjo un alivio significativo del dolor tan pronto como tres días después del tratamiento, y las puntuaciones de la escala de dolor cayeron en picado (en promedio) de 8 de 10 a solo 3 de 10 en la primera semana. Los efectos secundarios incluyeron ulceraciones en la piel y bloqueo del suministro de sangre a algunos de los huesos pequeños de la rodilla, pero ambos se consideraron menores y de corta duración.

Sin embargo, la investigación presentada en reuniones médicas debe considerarse preliminar hasta que se publique en una revista revisada por pares.

Fuente: Genicular Artery Embolization for the Treatment of Knee Osteoarthritis: Final Results from a Prospective Investigational Device Exemption Trial. S. Padia, A. Potnik, G. Blumstein, A. Stavrakis, E Zeegen, J. Moriarty, S. Genshaft. Annual Scientific Meeting, March 20-26, 2021.  sirmeeting.org


PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios