Subscribe Us

CAMBIO CLIMÁTICO. La NASA descubre que estamos desequilibrando el balance energético de la Tierra

 

oonal / iStock

Lo hemos escuchado antes. Los seres humanos estamos provocando el cambio climático al aumentar la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro planeta. Y, sin embargo, algunas personas todavía no lo creen. Ahora, la NASA ha presentado un nuevo estudio que ciertamente prueba la teoría. 

La nueva investigación utilizó observaciones directas para mostrar que los forzamientos radiativos están aumentando debido a las acciones humanas, afectando el equilibrio energético del planeta y, en última instancia, provocando el cambio climático. 

Este es el primer cálculo del forzamiento radiativo total de la Tierra utilizando observaciones globales, teniendo en cuenta los efectos de los aerosoles y los gases de efecto invernadero. Es una evidencia directa de que las actividades humanas están provocando cambios en el balance energético de la Tierra.


Fuente:  Laboratorio de imágenes conceptuales del Centro de vuelos espaciales Goddard de la NASA

Para obtener estos resultados, la NASA utilizó sus instrumentos Clouds and the Earth’s Radiant Energy System ( CERES ) que han volado continuamente en satélites desde 1997. Cada uno de estos instrumentos mide con precisión cuánta energía ingresa al sistema de la Tierra y cuánta sale.

Pero no nos dice qué factores están causando cambios en el balance energético. Por lo tanto, los investigadores necesitaban idear un método para saber qué parte de este desequilibrio energético fue causado por los humanos. Lo hicieron observando cuánto del desequilibrio se debía a fluctuaciones en factores que a menudo ocurren naturalmente.


Fuente:  Laboratorio de imágenes conceptuales del Centro de vuelos espaciales Goddard de la NASA

El nuevo método ahora podría usarse para rastrear cómo las emisiones humanas están afectando el clima y más. 

"La creación de un registro directo del forzamiento radiativo calculado a partir de las observaciones permitirá evaluar qué tan bien los modelos climáticos pueden simular estos forzamientos", dijo Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA en la ciudad de Nueva York. "Esto nos permitirá hacer proyecciones más seguras sobre cómo cambiará el clima en el futuro".  

¿Qué es el balance energético de la Tierra?

El balance de energía de la Tierra describe el equilibrio entre la energía radiante que llega a la Tierra desde el sol y la energía que fluye desde la Tierra de regreso al espacio. La energía del sol se encuentra principalmente en la parte visible del espectro electromagnético. Alrededor del 30 por ciento de la energía entrante del sol es reflejada de regreso al espacio por las nubes, las moléculas atmosféricas, las diminutas partículas suspendidas llamadas aerosoles y las superficies de la tierra, la nieve y el hielo. 

El sistema de la Tierra también emite energía radiante térmica al espacio principalmente en la parte infrarroja del espectro electromagnético. La intensidad de la emisión térmica de una superficie depende de su temperatura.


El balance de energía de la Tierra describe el equilibrio entre la energía radiante que llega a la Tierra desde el sol y la energía que fluye desde la Tierra de regreso al espacio. Fuente: NASA


¿Por qué es importante para nosotros estudiar el balance energético?

El sistema Tierra-atmósfera está constantemente tratando de mantener un equilibrio entre la energía que llega a la Tierra desde el sol y la energía que fluye desde la Tierra de regreso al espacio. Si el sistema de la Tierra cambia a través de fenómenos naturales, como los volcanes, o las actividades del hombre y se produce un desequilibrio en el presupuesto de energía de la Tierra, la temperatura de la Tierra eventualmente aumentará o disminuirá para restablecer el equilibrio de energía.

Comprender exactamente cómo se está ajustando el sistema en un momento dado es complicado por las variaciones internas en el sistema asociadas con las circulaciones atmosféricas y oceánicas que también hacen que varíe el presupuesto de energía de la Tierra. Para mejorar nuestra comprensión, las observaciones del balance de energía de la Tierra son necesarias en un rango de escalas de tiempo, desde mensuales hasta de varias décadas.

La distribución regional en todo el mundo de la diferencia entre la energía radiante entrante y saliente impulsa las circulaciones atmosférica y oceánica. En los trópicos, se absorbe más energía que la que se emite, lo que resulta en un excedente de energía radiante. En latitudes altas, ocurre lo contrario. Para restaurar este desequilibrio latitudinal en la energía radiante, la circulación general de la atmósfera y los océanos transportan calor desde los trópicos a los polos. Por lo tanto, un cambio en la distribución regional de la energía radiante tendría un impacto directo en los patrones de circulación del océano y el clima.

El balance de radiación en la superficie de la Tierra también es de importancia crítica, ya que proporciona la energía necesaria para evaporar el agua en la superficie, lo que a su vez determina cuánta precipitación puede caer sobre el planeta.

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios