Subscribe Us

TURISMO. Escapada a Segura de la Sierra (Jaén)

 

Vista panorámica de Segura de la Sierra (Jaén)

Segura de la Sierra es una localidad y municipio español de la provincia de Jaén, en la comunidad autónoma de Andalucía, perteneciente a la comarca de Sierra de Segura, situado al noreste de Andalucía. Su término municipal con un extensión de 225,02 km², es el más disgregado de la provincia, llegando a tener cuatro enclaves aparte del núcleo principal. Los cinco enclaves se encuentran dentro del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

Segura de la Sierra fue declarada en 1972 Conjunto Histórico-Artístico. La villa ofrece, a grandes rasgos, la misma fisonomía de tiempos pasados, conservando en sus empinadas y silenciosas callejuelas el gusto evocador del ayer.

Segura de la Sierra fue el lugar donde se dice que nació el poeta Jorge Manrique, probablemente porque su padre era el administrador de la encomienda de la villa, aunque no hay documentos que acrediten dicho nacimiento. La casa de Jorge Manrique también se encuentra en la ruta por Segura de la Sierra, un edificio del siglo XIV con el escudo de la familia Figueroa en el portalón, insignia de la familia del literato, y la Cruz de la Orden de Santiago. Jorge Manrique de hecho tiene su propio mirador, junto al Ayuntamiento, con una escultura del autor leyendo frente a una vista impagable, algo que ha hecho merecedor al pueblo del título de Paisaje Pintoresco.


Entre la arquitectura civil del siglo XVI destaca la llamada Casa de Jorge Manrique, muy restaurada, en cuya fachada se observa un arco de medio punto decorado con motivos vegetales, flanqueado por pilastras cajeadas y complementado por pequeñas columnas jónicas. Tras una cornisa, en la zona alta, se labró en piedra el escudo nobiliario de armas de los Figueroa -En campo de oro, cinco hojas de higuera de sinople puestas en sotuer-, familia materna de Jorge Manrique, junto con una Cruz de Santiago, que denotaba la relación con la orden otorgada por Rodrigo Manrique.


Vistas panorámicas de Segura de la Sierra con el castillo mudéjar en lo más alto



UN POCO DE HISTORIA

Asentada en los montes denominados por los griegos Orospeda, fue conocida por algunos escritores helénicos, que refieren en el área nombres pintorescos, todos ellos relacionando el nacimiento del río Segura y el del Guadalquivir, con el lugar donde se halla enclavada, que sería posteriormente escenario de contiendas entre romanos y cartagineses, quizá la antigua Amturgi e Ilorci.

 El periodo de máximo esplendor histórico tuvo lugar bajo la dominación árabe, cuando pasó a llamarse شَقُورة (Shaqūra), posible resto de una anterior denominación romana como Secura. Cayó en poder de los musulmanes (guiados por Abul-Asvar) el año 781, y a este caudillo se debe la fortificación de la ciudad, cuyos vestigios nos hablan de una obra imponente e inaccesible. La población era gobernada por walíes, subordinados directamente a los emires de Córdoba.

Después de una serie de disensiones entre los almohades, fue ocupada por los cristianos, pasando por donación de Alfonso VIII a la Orden de Santiago, es interminable la lista de nobles e hidalgos que nacieron o vivieron allí, entre ellos el poeta Jorge Manrique. En 1243, el emir de la taifa de Murcia (Ibn Hud al-Dawla) firmó las capitulaciones de Alcaraz, con el rey Fernando III. El territorio de Segura de la Sierra se integra así a la Corona de Castilla dentro de Reino de Murcia hasta 1833, en que se crea la actual provincia de Jaén.



En 1517 tras la visita de Carlos I de España a la plaza, se construye la fuente en honor a este, ubicada por debajo de la Plaza de la Encomienda, la principal de la villa, y en las inmediaciones de la iglesia de Nuestra Señora del Collado. Se trata de una fuente renacentista aunque claramente de transición, puesto que se aprecian elementos gótico flamígeros, hecha de piedra dispuesta en aparejo regular, dividida en dos cuerpos y tres calles, con el escudo de armas del Rey Carlos I de España en el centro, enmarcado con un águila bicéfala.​

La invasión napoleónica convirtió la población en una hoguera descomunal que destruyó por completo los Archivos, llevándose consigo gran parte de su historia, la cual aún hoy permanece en gran parte desconocida

QUÉ VER 

Como monumento más significativo señalaremos el Castillo Mudéjar, eterno vigía situado en lo más alto del pueblo y rodeado por la antigua muralla que aún conserva algunos torreones.


El castillo de Segura de la Sierra sobre un roquedal, hoy en día acoge un centro de interpretación y se visitan sus salas, torre del homenaje, los baños árabes y patio de armas. El castillo de Segura de la Sierra es una fundación islámica, profundamente transformado por la Orden de Santiago, que situó en él el centro de la Encomienda de Castilla, y que llegó a ser residencia del Gran Maestre de la Orden de Santiago en el último cuarto del siglo XV.​ 

Vista del castillo y al fondo El Yelmo


La Fuente Imperial blasonada con el escudo de Carlos V se encuentra junto a la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Collado, que alberga un 'Descendimiento' atribuido a Gregorio Fernández y una talla en alabastro de la Virgen de la Peña.


Un monumento que refleja la transición entre el Gótico y el Renacimiento es la fuente imperial, construida frente a la iglesia en 1517. Presenta un gran frontis dividido en tres calles que separan columnas jónicas y adornan, en sus extremos, aletones roleados. La calle central exhibe un gran escudo enmarcado por una moldura en caveto con las armas de Carlos V sobre águila alada bicéfala; en los laterales se muestran otros escudos laureados. La coronan gárgolas con jarrones a los extremos y recorre la zona alta una crestería


Iglesia de Santa María del Collado al parecer tiene un origen románico, pero no se puede asegurar debido a que las tropas napoleónicas la incendiaron en su huida en 1810 y fue reconstruida en 1815 por el Infante Francisco de Paula Antonio. El templo también fue incendiado durante la guerra civil, en 1936. En el exterior de la iglesia destaca su torre construida de mampostería y de planta cuadrangular, con un segundo cuerpo de campanas terminado en una pirámide octogonal y cruz de hierro. Sus dos portadas se abren con arcos de medio punto y una de ellas presenta un escudo con la Cruz de Santiago, mientras que la otra exhibe figuras de un querubín y alegóricas. La iglesia Nuestra Señora del Collado tiene un Cristo Yacente de Gregorio Fernández, cuyo antecesor fue Alonso Berruguete

El Ayuntamiento con su portada plateresca, fue restaurado recientemente. Por último merece la pena nombrar los modestos Baños Árabes del siglo XI que también han sido restaurados y pueden ser visitados.


Baños árabes del siglo XI. (http://360.bañosarabesjaen.es

CERCA DE SEGURA DE LA SIERRA

Torre del Vinagre. El centro interpretativo del parque informa sobre rutas, actividades y alojamientos. Además alberga una exposición sobre sus valores naturales.

La Iruela. Se extiende a los pies de un castillo templario del que sobresale la Torre del Homenaje. Allí se ha creado un anfiteatro donde se realizan actos culturales.

Cazorla. El casco antiguo de este típico pueblo andaluz está dominado por el castillo de La Yedra, que incluye un museo etnográfico. Está rodeado de olivares.


Fuente: National Geographic


Embalse del Tranco de Beas, cercano a la localidad de Segura de la Sierra y visible en la subida a El Yelmo.


Cascada de Linarejos formada por el río Borosa en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.



GASTRONOMÍA

Para sentarse en la mesa segureña hay que hacerlo con la idea de que uno no va a pasar hambre. Estamos en tierra de AOVE con Denominación de Origen Protegida, la de Sierra de Segura, donde el jabalí, la perdiz y el conejo asoman la cara en muchos de sus platos, algunos de ellos procedentes de recetas centenarias que han sido transmitidos de generación en generación.


La gastronomía de Segura de la Sierra guarda mucha relación con la manchega, sobre todo con la vecina Albacete. Aquí nos encontramos con el ajo en todas sus representaciones, desde el “Ajoatao” al “Ajopringue” o el “Ajiche”, acompañados muchas veces con producto de matanza o con bacalao, según se tercie. En esta comarca son verdaderos expertos a la hora de sacar partido al ajo a golpe de imaginación. El aguardiente forma parte de la identidad de Segura de la Sierra.


Más información: 
www.seguradelasierra.es ; https://es.wikipedia.org/wiki/Segura_de_la_Sierra
Turismo Andaluz: Tel. 952 129 300. Información del Parque: Tel. 953 720 125.

Publicar un comentario

0 Comentarios