Subscribe Us

SOCIEDAD. El impacto de la pandemia del COVID-19 en el fútbol europeo

 


El coronavirus está siendo devastador para los equipos de fútbol de Europa. Gradas vacías, merchandising apilado, publicidad desplomada, derechos televisivos congelados… ningún club se ha librado del golpe, y el fútbol del Viejo Continente ha dejado de ingresar una cantidad ingente de dinero en 2020. Tras años de traspasos estratosféricos y sueldos disparados, el mundo de fútbol, ajeno a la mayoría de crisis anteriores, ha sucumbido al coronavirus, un contratiempo frente al que nadie estaba preparado.

La cancelación o el retraso de un gran número de partidos, alguno de ellos disputados tras el cierre del año fiscal, y la incertidumbre provocada por las renegociaciones del pago de acuerdos comerciales y televisivos, han provocado que muchos clubes tuvieran dudas a la hora de declarar su ingresos y sus costes. A pesar de los intentos por cuadrar las cuentas, la gran mayoría de clubes europeos registró pérdidas en la temporada 2019/20.


El informe de KMPG titulado “The European Champions Report 2021” da buena cuenta de ello. De hecho, el propio estudio de la consultora deportiva se ha visto afectado por la pandemia: sus anteriores ediciones cubrían ocho ligas del continente, pero en la última edición no figuran ni la Eredivisie neerlandesa, cancelada en abril, ni la Superliga turca —el campeón Istanbul Başakşehir FK no presentó su declaración financiera—, de forma que esta vez solo ha podido incluir seis países.

Más allá del impacto económico, la pandemia también ha provocado cambios en el desempeño deportivo de los equipos. De hecho, mientras que en la temporada 2018/19 seis equipos europeos fueron capaces de proclamarse vencedores por segundo año consecutivo en sus respectivas ligas nacionales, en la 2019/20 tan solo tres escuadras revalidaron el trofeo: el Bayern de Múnich alemán, la Juventus italiana y el Paris Saint-Germain francés. 

Los nuevos vencedores fueron el Liverpool en Inglaterra, que volvió a ganar la Premier League treinta años después; el Oporto en Portugal, que consiguió destronar al Benfica; y el Real Madrid en España, que ganó su liga número 34 tras dos años de dominio del Barcelona.


La élite económica del fútbol europeo está copada por históricos como el Real Madrid, el Mánchester United, el Barcelona o el Bayern de Múnich

En relación al cambio en los ingresos de explotación, el Oporto es el equipo que experimentó una caída más pronunciada entre año y año a pesar de proclamarse vencedor en la competición regular portuguesa: dejó de ingresar más de la mitad de sus ganancias de la temporada 2018/19, el 50,5% en concreto, como consecuencia de su eliminación en la ronda de clasificación de la Champions. 

Por su parte, el PSG fue el que registró una pérdida mayor en números absolutos, con un agujero de 95,4 millones de euros. El Real Madrid, aunque en la temporada 2019/2020 se dejó por el camino el 8% de sus ingresos de explotación, fue el equipo europeo que más dinero generó (681,2 millones de euros) gracias a su gran desempeño comercial.

En el extremo opuesto, en la lista de clubes analizados por KMPG también figuran dos equipos que aumentaron sus ingresos en la temporada pasada: el Borussia Dortmund alemán y el Sevilla español, aunque en este último caso las cuentas de 2020 incluyen las operaciones derivadas de todas las competiciones en las que participó el primer equipo, incluidas aquellas cuya finalización se postergó tras la fecha de cierre del ejercicio fiscal.

Aunque el paraguas internacional del fútbol sea la FIFA, las federaciones nacionales también se agrupan por confederaciones regionales.

Fuente: El Orden Mundial

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios