Subscribe Us

COVID-19. La Vacuna de Pfizer no requiere frío extremo tras la primera dosis

 


 Ayer viernes, la compañía Pfizer dijo que una sola dosis podría brindar un 85% de protección contra el SARS-CoV-2 y los viales de la vacuna no requieran almacenamiento ultrafrío.

Este último hallazgo podría cambiar las reglas del juego para la distribución de vacunas, porque la necesidad de refrigeradores capaces de almacenar vacunas a temperaturas de hasta -75ºC ha sido un obstáculo importante en la logística de las vacunaciones. 

Ahora, con base en los resultados de los "estudios de estabilidad" de la vacuna en curso, Pfizer cree que su vacuna podría almacenarse de manera segura hasta dos semanas a temperaturas estándar de congelación de sólo -25ºC.

Según lo informado por CBS News, el CEO de Pfizer, Albert Bourla, dijo que la compañía ahora solicitará que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. que cambie su orientación sobre el almacenamiento de la vacuna, que se desarrolló junto con su socio alemán, BioNTech.

"Apreciamos nuestra colaboración continua con la FDA y los CDC mientras trabajamos para garantizar que nuestra vacuna pueda enviarse y almacenarse en condiciones cada vez más flexibles", dijo Bourla. "Si se aprueba, esta nueva opción de almacenamiento ofrecería a las farmacias y centros de vacunación una mayor flexibilidad en la forma en que administran el suministro de vacunas".

Quizás no solo se facilite el almacenamiento y la distribución de la vacuna Pfizer, sino que también hay nuevos datos que sugieren que se establece una fuerte protección contra el nuevo coronavirus después de una sola dosis. Según una investigación publicada en la revista médica The Lancet , la primera dosis de la inyección brindó a los trabajadores de la salud en el hospital más grande de Israel una protección del 85%.

El hospital de Sheba cerca de Tel Aviv comenzó a vacunar a sus trabajadores desde el 19 de diciembreMás de 9.000 personas están empleadas en el hospital; unos 7.000 recibieron la primera dosis de la vacuna Pfizer y los demás no fueron inoculados.

Al rastrear al personal del hospital que había desarrollado síntomas de COVID-19 o que había estado en contacto con personas que se sabía que estaban infectadas, los investigadores israelíes encontraron 170 casos de COVID-19.

Al comparar las tasas de infección entre los que habían recibido la primera dosis de la vacuna y los que no habían sido inoculados, calculan que la protección alcanzó el 47% entre el día 1 y el día 14 después de la vacunación, y el 85% entre el día 15 y día 28.

Los hallazgos se basan en observaciones israelíes anteriores, que encontraron que la vacuna Pfizer tiene una efectividad del 95% una semana después de una segunda dosis.

¿Significa todo esto que las personas vacunadas no pueden transmitir el SARS-CoV-2 a otras personas? . Esa es la gran, gran pregunta. Aún se está  trabajando en ello. 

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios