Subscribe Us

COVID-19. ¿Es posible la inmunidad de rebaño sin vacunar a los niños?

 

La mayoría de los niños no se enferman gravemente por COVID-19, pero aún pueden transmitir el virus. Foto AP / John Minchillo

Puede ser verano antes de que los niños menores de 16 años puedan vacunarse contra el COVID-19. Este puede ser un problema para alcanzar rápidamente la inmunidad colectiva o de rebaño.

Los niños son una parte importante de la población mundial (un 20% aproximadamente en los países desarrollados).  Si bien los niños parecen enfrentar menos peligro de enfermedad grave o muerte, aún pueden propagar el virus , aunque cuánto contribuyen los niños pequeños a la transmisión es todavía poco claro .

Algunas matemáticas simples muestran que los países pueden tener un problema de números a la hora de alcanzar la inmunización deseada.

El problema de las cifras de inmunización 

Inicialmente, parecía que se podía alcanzar la inmunidad colectiva cuando el 60-70% de la población era inmune. La inmunidad colectiva significa que una parte suficiente de la población ha sido vacunada o ha obtenido inmunidad a través de una infección natural para sofocar la propagación del virus.

Sin embargo, la investigación y las opiniones de los expertos ahora nos dicen que este número probablemente sea mucho mayor, en el rango del 70 al 90% debido a las variantes de virus altamente transmisibles que están surgiendo.


No se han completado los ensayos de vacunas con niños. Ben Hasty / MediaNews Group / Reading Eagle a través de Getty Images

Dado que los jóvenes menores de 16 años no pueden recibir la vacuna, eso dejaría a un 80% de la población elegible para vacunarse. Un pequeño porcentaje de esos adultos no debería/podría vacunarse debido a alergias graves a los ingredientes de las vacunas u otras afecciones graves/crónicas de salud.

Aún así, no todos los adultos restantes planean vacunarse. Un gran porcentaje ( en torno a un 30% según las últimas encuestas) dice que probablemente o definitivamente no se vacunarán a menos que sea necesario o quieren "esperar y ver" cómo funciona para los demás.

Sin vacunar ampliamente a los niños para reducir la transmisión de COVID-19, la inmunidad colectiva simplemente no se logrará.

¿Qué pasa con la inmunidad natural?

Quizás se pregunte: ¿Qué pasa con todas las personas que ya se han infectado?

Una gran cantidad de personas infectadas nunca muestran síntomas (son los llamados "asintomáticos"). Se estima que puedan representar, aproximadamente, una cuarta parte de la población.

En este punto, sin embargo, los investigadores no saben cuánto  dura la inmunidad natural (se cree que puede oscilar entre 6 y 9 meses). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. recomiendan que las personas que superaron el COVID-19 sí deben vacunarse.

El esfuerzo de vacunación seguirá teniendo un impacto en la pandemia, incluso si la inmunidad colectiva dura más. Como señaló el ex director de los CDC, Tom Frieden, “Incluso sin que los niños estén vacunados, la vacunación de adultos reducirá sustancialmente las muertes y podría disminuir la propagación”.

¿Cuándo podrán vacunarse los niños?

Una de las principales preguntas entre los padres es cuándo los niños pueden recibir la vacuna. La respuesta corta: todavía no lo sabemos.

En primer lugar, el proceso de vacunación apenas ha iniciado, comenzando por el personal médico y los adultos más vulnerables, y cada persona necesita dos dosis.

En segundo lugar, las dos vacunas con autorización de uso de emergencia solo están autorizadas para adultos y adolescentes mayores en este momento: Moderna para mayores de 18 años y Pfizer para mayores de 16 años. La de AstraZeneca no está demostrado que sirva para los mayores de 55 años.

Las compañías farmacéuticas todavía deben realizar pruebas exhaustivas en miles de sujetos para demostrar que sus vacunas son seguras y eficaces para el global de los grupos de población. 

Si bien la FDA aceleró los ensayos de la vacuna COVID-19 para adultos, el proceso para los niños probablemente llevará más tiempo debido a factores como los datos de seguridad y efectividadDependiendo de la tecnología de la vacuna, estos datos para los niños pueden tardar hasta seis meses en comparación con los dos meses para los adultos.


Las vacunas ayudan al sistema inmunológico a reconocer los virus, generalmente inyectando virus debilitados o proteínas de virus. En cambio, las vacunas de Pfizer y Moderna usan ARNm, las instrucciones moleculares para construir proteínas de virus. @ VI4research , CC BY-NC-SA

Moderna también tuvo dificultades para encontrar inicialmente suficientes voluntarios para sus ensayos en adolescentes. A mediados de enero, la empresa solo había inscrito alrededor de un tercio de los 3.000 voluntarios necesariosEl ensayo clínico de Pfizer para adolescentes completó el reclutamiento, pero no ha publicado datos.

Para los niños más pequeños, Moderna informó en enero que la compañía probablemente comenzaría pronto los ensayos clínicos para las edades de 1 a 11 años. Pfizer no ha publicado detalles para ese rango de edad.

Una tercera vacuna también podría estar pronto en la mezcla. Se espera que los asesores de la FDA discutan la solicitud de Johnson & Johnson el 26 de febrero .

La FDA cree que es probable que las vacunas se autoricen para los adolescentes en verano de 2021. Eso agregaría a los niños de 12 a 15 años a la lista de elegibilidad de vacunación, suponiendo que para entonces el resto de los grupos de población ya hayan sido vacunados y no se presenten "problemas" con futuras variantes del virus.

El Dr. Anthony Fauci, asesor médico en jefe sobre COVID-19 del presidente de Ee.UU., sugirió recientemente un marco de tiempo similar . Los ensayos de vacunas en niños más pequeños comenzarán en "los próximos meses", dijo Fauci, y "a medida que lleguemos al final de la primavera y el verano, tendremos niños que podrían ser vacunados".

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios