Subscribe Us

ESPACIOS NATURALES. El Valle del Geral y sus pueblos blancos, en la serranía de Ronda

 


Visitar los pueblos blancos del Valle del Genal es una de esas experiencias que ningún aficionado al turismo rural debería perderse. Y es que esta región situada a pocos kilómetros de Ronda ofrece al visitante algo nuevo que descubrir a cada paso. Magníficos paisajes, calles de tradición árabe, patios llenos de colores y encantadoras casitas de color blanco que caracterizan a todos sus pueblos de la zona. Un paisaje que aunque es digno de visitarse en cualquier estación, ofrece panorámicas especialmente bellas en los meses de otoño debido al color rojizo que adquiere la vegetación en la que predominan los bosques de castaños. Un paisaje que se funde con las aguas cristalinas de los arroyos en los que el caminante puede refrescarse durante la ruta.

El Valle del Genal se localiza entre los Parques Naturales de la Sierra de las NievesParque Natural Sierra de Grazalema y Parque Natural de los AlcornocalesSu recorrido se puede dividir en Alto Genal y Bajo Genal. En la primera parte pasa por Igualeja, Pujerra, Parauta, Cartajima, Júzcar, Faraján y Alpandeire, mientras que en la segunda parte por Atajate, Benadalid, Benalauría, Algatocín, Benarrabá, Gaucín, Jubrique y Genalguacil.

Lo más genuino del paisaje del Valle del Genal es la diversidad de terrenos que lo conforman. Así podemos distinguir hasta cinco unidades topográficas distintas que originan una vegetación rica y diversa. El río Genal nace en las estribaciones más accidentadas de la Sierra de las Nieves. En el pueblo de Igualeja, un espectacular nacimiento aporta un cristalino caudal a su cauce. Su longitud es de unos 53 km.

Numerosos arroyos de escaso caudal vierten sus aguas en él: Gorgorte, Benamaya, Benajamuz, Almarchal. En sus orillas crecen los árboles y arbustos de rivera: chopos, alisos, sauces, fresnos, adelfas, hiedras, algún helecho y la bellísima flor de la viuda.


El valle del Geral en otoño


Recorrido del Valle del Genal

El Valle del Genal cuenta con un itinerario que alcanza dieciséis pueblos y que no deja indiferente a nadie. Para ello, puedes tomar como punto de partida el curso del río desde el Alto Genal. Esta ruta lleva hasta la carretera paisajística de la Serranía de Ronda que continúa por la vía histórica entre Ronda y Algeciras en cuyos laterales se van situando los diferentes pueblos de la ruta.

Atajate será la primera parada después de Ronda. Un pueblo que destaca por su excelente gastronomía y por la elaboración de dulces tradicionales como el queso de almendra. La siguiente parada en el camino es Benadalid donde estamos obligados a entrar para visitar la Iglesia Parroquial de San Isidoro, su preciosa plaza y el Castillo de Benadalid de origen árabe que cuenta con un cementerio dentro. Pero donde realmente podrás contemplar las mejores vistas de toda la ruta es en Algatocín. Desde la torre de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario podremos ver una magnífica panorámica del Valle del Genal y del Valle del Guadiaro. Una población que destaca además por sus casas del siglo XVIII de fachadas porticadas.

Siguiendo el curso del río, llegaremos a la unión de los pueblos de Genalguacil y Benarrabá, solamente separados por la hondonada del paso del río que a lo largo de miles de años ha ido excavando este precioso valle. Genalguacil llama la atención por su entramado de calles y casas de blancas fachadas de origen morisco. De hecho es el único pueblo de toda la provincia de Málaga considerado como museo vivo por completo. Por su parte, Benarrabá cuenta con una frondosa vegetación y una variada fauna, además de diversas construcciones de origen árabe. Un conjunto de impresionante belleza donde la naturaleza y la historia envuelven al visitante con su magia.

Por último, llegamos a Gaucín, donde su castillo nos sorprende con una magnífica panorámica de la Costa del Sol y de a Casares, un encantador pueblo de montaña, cuna de Blas Infante que se asoma al litoral a través de diversas sierras y restos históricos.


Nacimiento del río Genal, Igualeja


Otra alternativa senderista 




Uno de los caminos más completos, triangular, es el que une los pueblos de Igualeja, Parauta y Cartajima, en una caminata de unas seis horas. El primero de ellos es el lugar donde nace el río Genal, que da nombre a la comarca, y el punto de partida de esta ruta que baja hasta el arroyo de los Granados para ascender después, entre alcornoques, castaños, madroños y quejigos, hacia Parauta. Sus preciosas callejuelas acogen silenciosas al visitante, mostrando la ropa tendida junto a las ventanas. El camino continúa hasta Cartajima para regresar de nuevo a Igualeja. Allí aguarda un segundo sendero: Las Caleras, apto para toda la familia, permite contemplar durante la marcha algunas de las pequeñas infraestructuras con las que tradicionalmente se obtenía la cal.

Hacia el corazón del valle, justo entre los municipios de Genalguacil y Jubrique, hay una preciosa ruta que pasea junto a la orilla del río Genal y, a ratos, por unas pasarelas metálicas sobre el agua. Si en verano es zona de baño, ahora ofrece algunas de las estampas otoñales más bonitas de la provincia. Entre Genalguacil y Benalauría discurre además una de las etapas de la Gran Senda de Málaga.


Gran Senda de Málaga


El Bosque de Cobre 

En el Valle del Genal, uno de los lugares más bellos de la Serranía de Ronda, tiene lugar una de las estampas otoñales más espectaculares de Málaga y ese nombre tan certero le viene por los colores que pueblan sus árboles en esta época otoñal. Los municipios que conforman el Bosque de cobre son: Alpandeire, Benadalid, Benalauría, Cartajima, Faraján, Genalguacil, Igualeja, Jubrique, Júzcar, Parauta, Pujerra y Yunquera. Todos estos municipios cuentan en sus alrededores con castaños y tienen una gran tradición en torno a la castaña, de ahí que en esta época de Otoño muchos queramos ir para escaparnos de la ciudad, deleitarnos con sus mágicos colores, respirar aire puro y hacer un poco de senderismo con los niños. 

El Bosque de Cobre (ver PDF) cuenta con muchas fincas privadas aunque también hay senderos junto a los municipios que pasan por él que forman parte de la Gran Senda de Málaga, una ruta a pie que recorre gran parte de la provincia de Málaga. 


Bosque de Cobre


Biodiversidad del Valle del Genal

La especie forestal más característica del Valle del Genal es el castaño, aunque podemos encontrar otros como el quejigo, el alcornoque, el pino de Monterrey, encinas, matorral de jaras y brezos. Entre la fauna encontramos especies como el corzo, el tejón, la nutria, el meloncillo, el gato montés, el águila real, el buitre leonado, el búho real, el mirlo acuático y la trucha.

Tal biodiversidad le han hecho ser considerado por la Unión Europea como LIC (Lugar de Interés Comunitario) y formar parte de la primera Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo declarada por la UNESCO y entre otros territorios andaluces y del norte de Marruecos, afecta a la totalidad de la Serranía de Ronda.

La belleza de los pueblos blancos que salpican el valle se complementa con:

  • El Nacimiento de Igualeja: Considerado por muchos como el nacimiento del Río Genal, es un enclave de gran frondosidad donde el agua cristalina brota del interior de la montaña para, tras un tortuoso recorrido, desembocar en el Guadiaro por debajo de Gaucín.
  • Paraje Natural de los Reales de Sierra Bermeja: Situado en las inmediaciones de Genalguacil y por encima de Estepona, con sus 1.600 metros de altitud ofrece una impresionante panorámica sobre la Costa del Sol y la zona del Estrecho de Gibraltar por un lado; y sobre el conjunto del Valle del Genal por otro. Además alberga un bosque de pinsapos de 100 hectáreas.
  • Museo Etnográfico de Benalauría: Es un molino de aceite del siglo XVIII que se conserva en perfecto estado y cuya pieza principal es la prensa fabricada en una viga de madera de castaño de una sola pieza de más de doce metros de largo. La colección de enseres y utensilios, así como su disposición en el edificio, muestran el modo de vida de nuestros antepasados.
  • Red de Miradores: Distribuidos a la largo de la Carretera Paisajística que une Ronda con Gaucín (A-369) se han habilitado una docena de miradores que cuentan con paneles interpretativos del paisaje y están equipados con áreas de aparcamiento y mobiliario, lo que permite un mejor disfrute de las vistas. De todos estos destaca el Mirador de Algatocín desde el que se pueden ver 7 pueblos.
  • Castillos Árabes: Aunque está documentado que existieron más castillos, hoy en día se conservan en buen estado el Castillo del Águila en Gaucín desde el que se divisa Gibraltar y el Norte de África; y el Castillo de Benadalid en torno al que se celebran cada mes de agosto la festividad de Moros y Cristianos y que alberga el cementerio del pueblo.
  • Áreas de Baño: Con la llegada del buen tiempo se habilitan para el baño varias zonas a lo largo del Genal y de sus afluentes. Las más populares son la de San Juan entre Algatoción y Jubrique; y la de la Virgen de Moclón entre Júzcar y Faraján. Los más aventureros encontrarán en la «Sima del Diablo» un lugar ideal para la iniciación en el descenso de barrancos que les permitirá tras un recorrido de dos horas a través del cauce del río (con rápeles, escalada, etc) llegar a esta área de baño.

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios