Subscribe Us

CAMBIO CLIMÁTICO. La tendencia de calentamiento global de la Tierra continúa: 2020 el año más cálido registrado

 


La temperatura media de la Tierra ha aumentado más de 1,2 ° C desde finales del siglo XIX

La temperatura media global de la superficie de la Tierra en 2020 empató con 2016 como el año más cálido registrado, según un análisis de la NASA .

Continuando con la tendencia de calentamiento a largo plazo del planeta, la temperatura promedio global en 2020 fue 1.02 grados Celsius (1.84 grados Fahrenheit ) más cálida que la media de referencia de 1951-1980, según científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA. El año fue un poco más cálido que el 2016 pero dentro del margen de error del análisis, lo que hizo que los años estuvieran efectivamente empatados.

“Los últimos siete años han sido los más cálidos registrados, tipificando la dramática y actual tendencia al calentamiento”, dijo el director de GISS, Gavin Schmidt. “Si un año es un récord o no, no es realmente tan importante; lo importante son las tendencias a largo plazo. Con estas tendencias, y a medida que aumenta el impacto humano en el clima, tenemos que esperar que se sigan batiendo récords ”.


 

El mapa de arriba muestra las anomalías de la temperatura global en 2020. No son temperaturas absolutas sino que muestra cuánto más cálida o más fría se comparó cada región de la Tierra con el promedio de referencia de 1951 a 1980 (variación media de temperaturas). El gráfico de barras a continuación muestra 2020 en el contexto de los últimos 140 años en el registro de temperaturas moderno. Los valores representan las temperaturas medias anuales en la superficie terrestre a escala global.


El seguimiento de tendencias de la temperatura global proporciona un indicador crítico del impacto de las actividades humanas, específicamente, las emisiones de gases de efecto invernadero, en nuestro planeta. 

La temperatura media de la Tierra ha aumentado más de 1,2 grados Celsius (2 grados Fahrenheit) desde finales del siglo XIX.

Un análisis independiente por separado realizado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU., concluyó que 2020 fue el segundo año más cálido en su historial, detrás de 2016. Los científicos de la NOAA utilizan gran parte de los mismos datos de temperatura sin procesar en su análisis, pero tienen una línea base de diferente período (1901-2000) y de metodología. Señalaron que 2020 fue el 44o año consecutivo con temperaturas globales de la Tierra y de los océanos por encima del promedio del siglo XX.

Los científicos del programa Copernicus de Europa también tienen al 2020 empatado con el 2016 como el año más cálido registrado, mientras que la Oficina Meteorológica del Reino Unido clasificó 2020 como el segundo más cálido.

La siguiente animación muestra el ciclo estacional en las anomalías de la temperatura global para cada mes desde 1880. Cada línea muestra cuánto estuvo la temperatura global mensual por encima o por debajo de la media global de 1980–2015. Estas anomalías estacionales se extraen del análisis retrospectivo de la era moderna para investigación y aplicaciones, versión 2 (MERRA-2), un modelo ejecutado por la Oficina de asimilación y modelado global de la NASA.


Como todos los datos científicos, estos hallazgos de temperatura contienen una pequeña cantidad de incertidumbre, en este caso, principalmente debido a cambios en la ubicación de las estaciones meteorológicas y los métodos de medición de temperatura a lo largo del tiempo. El análisis de temperatura GISS (GISTEMP) tiene una precisión de 0,1 grados Fahrenheit, con un nivel de confianza del 95 por ciento para el período más reciente.

Si bien la tendencia de calentamiento a largo plazo continúa, una variedad de eventos y factores contribuyen a la temperatura promedio de cualquier año en particular. La mayor fuente de variabilidad de un año a otro en las temperaturas globales generalmente proviene de El Niño-Oscilación del Sur (ENSO), un ciclo de intercambio de calor que ocurre naturalmente entre el océano y la atmósfera. Si bien el año terminó en una fase La Niña (fría) de ENSO, comenzó en una fase ligeramente positiva (cálida), que incrementó marginalmente la temperatura promedio general. Se espera que el enfriamiento de la fase negativa tenga una mayor influencia en 2021.

“El año cálido récord anterior, 2016, recibió un impulso significativo de un fuerte El Niño. La falta de una ayuda similar de El Niño este año es evidencia de que el clima de fondo continúa calentándose debido a los gases de efecto invernadero", afirman los científicos.

Partes de la Tierra se están calentando más rápido que otras, con tendencias de calentamiento más pronunciadas en el Ártico. Esta región se ha calentado más de tres veces más rápido que el resto del mundo durante los últimos 30 años. Al mismo tiempo, el hielo marino del Ártico ha ido disminuyendo en aproximadamente un 13 por ciento por década, lo que hace que la región refleje menos luz solar (albedo más bajo). A su vez, el Océano Ártico absorbe más calor y hace que las temperaturas aumenten aún más. Este fenómeno se conoce como amplificación ártica.

El conjunto completo de datos de temperatura superficial de 2020 de la NASA y la metodología completa utilizada para hacer los cálculos de temperatura están disponibles online.

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios