Subscribe Us

TURISMO. Escapada a Llerena (Badajoz)

 


Llerena está situada al Sur de la provincia extremeña de Badajoz a 641 metros de altitud sobre el nivel del mar, a los pies de la sierra de San Miguel. Los primeros asentamientos humanos en la zona se remontan a unos 4.000 años, en los períodos del Paleolítico Medio y el Calcolítico. Los restos de la civilización romana más importantes se encuentran en Regina, muy cerca de la zona ocupada por los túrdulos. Son pocas las noticias que podemos aportar de las épocas posteriores a la dominación romana y anteriores a la última etapa de la Edad Media.

La ciudad conserva numerosos ejemplos de casas señoriales, blasonadas, en su mayoría de estética barroca, aunque aún son más numerosas las muestras de arquitectura mudéjar de los siglos XVI, XVII y XVIII, conservadas en la ciudad, casas de dos plantas y patio porticado en el interior. El uso del ladrillo y el yeso combinado con elementos decorativos tales como el alfiz, el arco de herradura y el modillón dotan a estos edificios de una estética especialmente atrayente por su preclaro sabor popular.





A 9 Km. de la ciudad se localiza la finca municipal denominada la Morolla, compuesta por una gran diversidad de especies autóctonas tan representativas del sur de Extremadura, como son las encinas, alcornoques, jaras, adelfas, etc. 

Espacio natural "La Morolla" de Llerena


UN POCO DE HISTORIA

Llerena comienza a tener su protagonismo a partir de su reconquista en el siglo XIII, y aunque para algunos investigadores no tuvo un importante protagonismo, para otros fue pieza fundamental como plaza principal en la conquista cristiana de toda la zona. Pelay Pérez Correa, Maestre de la Orden de Santiago, desde la alcazaba reconquistada de Reina, comienza a sentar las bases de la administración militar y civil de toda la comarca y también fue el primer impulsor de lo que fue la Orden de Santiago en Extremadura, siendo Llerena la población que ocupó la cabeza durante varios siglos.

Pero esta comarca se encontraba casi despoblada, con unos inmensos territorios que había que ocupar con gente para adquirir seguridad y a la vez explotar tan importantes dehesas y tierras de calidad. En aquella época era la fuente principal del sustento de los pueblos, y Llerena, poco a poco se va convirtiendo en el centro natural de la comarca y sus muros alojan a los más importantes Maestres de la Orden de Santiago, que la eligen como residencia temporal. 


La muralla de Llerena


El primero de ellos, el infante don Fadrique (1342-1358), hermanastro del rey Pedro I el Cruel, y le siguieron don Pedro Fernández Cabeza de Vaca (1382-1387), don Enrique García Fernández de Villagarcía (1385-1387) que fabricó posteriormente su castillo en la vecina Villagarcía de la Torre, Lorenzo Suárez de Figueroa (1387-1409) enterrado en la iglesia de Nuestra Señora de la Granada y el último de los Maestres de la Orden, don Alonso de Cárdenas (1480-1493). En 1340, se celebraron Cortes en Llerena por el rey Alfonso XI de Castilla.

Uno de los motores impulsores de la evolución de Llerena a finales del siglo XV es el establecimiento del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, gracias a las influencias políticas del licencia Luis Zapata, Consejero y asesor de los Reyes Católicos y también debido a la extensa población hebrea de la Baja Extremadura. Ha sido considerado por muchos historiadores como la institución que formó la región extremeña.


Detalles del patrimonio monumental e histórico de Llerena


QUÉ VER

- La Plaza Mayor. La porticada plaza Mayor es un interesante ejemplo de arquitectura mudéjar, con arcos de medio punto sobre columnas de cantería. En esta plaza se ubican varias construcciones importantes como la cárcel Real, la iglesia de Nuestra Señora de Granada, el palacio consistorial, el pasadizo de Camerín o la fuente de Zurbarán. En cuanto al palacio consistorial, es reseñable su bello patio interior con arcos de medio punto.

Es reseñable la plaza mayor porticada, de estilo mudéjar, en la que se levanta la iglesia Mayor de Nuestra Señora de Granada, con su emblemática torre. La Plaza Mayor de Llerena, tiene 4 caras y dos de ellas son totalmente porticadas desde donde hay una vistas realmente únicas a la preciosa torre de la Iglesia Mayor.

La Plaza, encierra una parte muy importante y básica de esta localidad de la provincia de Badajoz encontrándose una relación muy intensa entre la iglesia y la plaza en un espacio trapezoidal con el lado meridional ocupado por la Iglesia de la Granada y su parte septentrional  y oriental constando de portales con arcadas. La parte situada al Norte de la plaza, se conoce como la Casineta.

La Plaza Mayor de Llerena, se empieza a forjar en la Baja Edad Media, aunque no adquiere su gran importancia y desarrollo local hasta  el siglo XVI con la pujanza de la misma y  realizándose  muchas actividades locales, lo que es una gran experiencia para esta bella localidad de Badajoz.


Vistas de la Plaza Mayor de Llerena



- Iglesia de Ntra. Sra. de Granada. En el campo de la arquitectura destaca la Iglesia Mayor de Nuestra Señora de la Granada, cuya fabrica es fruto de un largo proceso constructivo que arranca de principios del siglo XIV y finaliza en el siglo XVIII. De la primitiva iglesia mayor de estilo gótico mudéjar con multitud de capillas particulares adosadas a sus naves, tan sólo se conservan los dos primeros cuerpos de la torre, la capilla de los Zapata o de San Juan Bautista y la capilla del Prior. La traza actualmente conservada nos da como resultado una iglesia de planta de salón, de espacio uniforme, someramente compartimentado, con tres naves de altura muy similar separada por columnas de cantería. Al exterior la iglesia presenta tres fachadas siendo las más destacadas la de los lados Norte y Oeste del edificio en estilo gótico-mudéjar del siglo XIV.

Iglesia Mayor de Nuestra Señora de la Granada



- Palacios. Es muy notable el conjunto de palacios existentes en la ciudad: Palacio Maestral, Palacio Episcopal, Palacio Consistorial y Palacio de los Zapata, nobles edificios con hermosos patios de corredores y amplios salones y dependencias. A excepción del Palacio Consistorial de estilo ecléctico, con patio porticado de arcos de medio punto sobre esbeltas columnas de orden toscano, estos edificios tienen como rasgo común el empleo en su construcción de elementos de los estilos mudéjar e hispano flamenco propios del siglo XVI en el que fueron construidos. Como es el caso de los patios porticados de ladrillo de dos pisos con arcos de medio punto enmarcados por alfiz sobre pilares octogonales; y las portadas de cantería con los blasones referentes a sus moradores.

Palacio de los Zapata

Casa-Palacio de Doña Mariana


- Iglesia de la Merced. El edificio, fundado a iniciativa del cabildo de la ciudad para dotarla de centros de enseñanza en 1631 sería traspasado con posterioridad los padres Mercedarios tras decretarse la expulsión de la comunidad jesuita de los reinos de España. El templo del mismo, uno de los más grandes de la ciudad, es de estilo barroco y sigue el modelo de las iglesias jesuíticas, planta de cruz latina con crucero muy desarrollado y capillas entre los contrafuertes. Son muy destacadas las tres portadas de cantería por las que se accede al inmueble, dos de ellas de estilo barroco clasicista con vano adintelado decorado con bocelón flanqueado por pilastras cajeadas con ménsulas por capitel y remate de roleos con los escudos de España y la Orden Mercedaria. La tercera, gótico renacentista.



- Iglesia de Santiago. Excepcional muestra de la arquitectura de estilo hispano-flamenco, la parroquia de Santiago Apóstol, es otro de los edificios de un valor histórico artístico más destacados de la localidad. Fue fundada por el último Gran Maestre de la Orden de Santiago, Don Alonso de Cardenas, hacia 1475 para que le sirviera de lugar de enterramiento. En el exterior, posee tres portadas construidas en cantería que responden a un mismo diseño aunque la del lado Norte se destaca sobre el resto por su mayor decoración. Presentan arco apuntado y abocinado perfilado por gablete sostenido por ménsulas y coronado con cruz florenzada. El tímpano no presenta decoración y el vano de entrada es adintelado. Las arquivoltas descansan en finas molduras que siguen el mismo modelo descrito en las ventanas. La portada Norte presenta además dos pináculos escalonados y florenzados que enmarcan la puerta junto con un gran alfiz sobre ménsulas. También aparecen en este portada Norte los escudos de Don Alonso de Cárdenas y su esposa Leonor de Luna.

Iglesia de Santiago


- Convento de Santa Clara. Fundado a principios del siglo XVI por el comendador de la Orden de Santiago Rodrigo Porrado. Claro exponente de la arquitectura clasicista que se desarrolló en España a partir de los años finales del siglo XVI, la iglesia del convento de Santa Clara sigue en planta el modelo tan difundido en las iglesias conventuales andaluzas, de una sola nave dividida en cuatro tramos, con el coro a los pies y ábside semicircular. Al exterior presenta dos portadas gemelas de ladrillo de tres cuerpos. 


Convento de Santa Clara, Llerena. Se funda en 1.508, bajo el patrocinio del Caballero de la Orden de Santiago y comendador de la misma, Don Rodrigo Porrado.



- Hospital San Juan de Dios. Es una fundación de 1672, siendo su iglesia un inmueble barroco del siglo XVIII en el que destaca su hermosa fachada de cierto sabor hispanoamericano. La iglesia del hospital es de planta de cruz latina, con cúpula lucernario sobre el crucero y bóveda de cañón con lunetos en el resto del templo. Todo el interior se recorre por un complicado entablamento con multitud de molduras sobre pilastras pareadas de orden gigante. Además el hospital mantiene intacto el refectorio, claustro porticado con arcos de medio punto sobre esbeltas columnas con capitel de castañuelas, y otras dependencias, así como la portada de acceso al mismo toda ella de cantería y de estilo clasicista del XVII.

Hospital San Juan de Dios


Las murallas, se construyeron entorno al siglo XIV por orden de Lorenzo Suárez de Figueroa conservándose aún dos de sus puertas monumentales. Cerca de la antigua ubicación de la Puerta de Reina, hoy desaparecida y probablemente la más monumental de las construidas en Llerena, se pueden observar algunos lienzos de la muralla y el llamado Parque de Cieza de León, en homenaje este al famoso cronista natural de Llerena.


- Puertas y Muralla. Parte importante del patrimonio artístico de la ciudad en lo que a la arquitectura se refiere son los numerosos restos de las construcciones de carácter defensivo que en ella se conservan, torres, lienzos de muralla y puertas monumentales enmarcables entre los siglos XIV y XVI. Merece especial mención la Puerta de Montemolín, única de las cuatro grandes puertas que existieron que se conserva aún en pie. Se trata de una portada de cantería conformada por un arco de medio punto sobre el que se dispone una inscripción relativa a su construcción y el escudo del rey Felipe II, rematando todo el conjunto un templete de ladrillo con pintura al fresco de la Inmaculada Concepción.

La Puerta de Montemolín de 1577 dispone de un arco doble de medio punto realizado en cantería y en ladrillo, presentando la forma de bóveda de cañón encima del cual se erige un bello templete con unas pinturas al fresco de la Inmaculada Concepción.



GASTRONOMÍA

De la cocina de nuestros antepasados conservamos el cocido, el puchero, la olla, que parece ser procede de la “adafina” judía, los potajes de garbanzos con bacalao y espinacas consumidos durante los días de vigilia y los gazpachos para los calurosos días veraniegos.

La caldereta extremeña, cuyos orígenes se remontan a la época de la trashumancia, lleva como ingrediente básico un cordero o cabrito tierno con los condimentos usuales y cocidos a fuego lento de una buena candela de encina. Aún se sigue con la tradición de degustar este exquisito plato en el campo con motivo de cualquier celebración familiar o de amigos.




La caza mayor y menor, de pluma y pelo, venado, jabalí, conejo (en escabeche) y perdiz (con salvia) constituyen un importante aporte a nuestros modos en el buen yantar, cocinados en sus distintas variedades.

Hay que resaltar los dulces, estos magníficos postres de influencia judía y morisca. El estandarte o señuelo de la gastronomía llerenense son los “corazones de las Monjas de Llerena” fabricados en el Convento de Clausura de Santa Clara, cuya receta guardan como un tesoro más de las que existen entre sus muros. Llevan como ingredientes huevos, miel y almendras.


CERCA DE LLERENA

- Teatro romano de Regina. Se trata de un conjunto formado por el teatro, que tenía capacidad para más de mil espectadores y que se mantuvo en uso hasta el Siglo IV, y los restos de la ciudad de Regina Turdulorum, de la que destaca su foro, y que datan del Siglo I d.c. Este monumento  nombrado bien de interés cultural, llamó durante muchos años la atención de los vecinos al ser visibles solamente sus muros, permaneciendo el resto bajo tierra. En casas de la Reina se conocía el lugar como “Los paredones”.



- Alcazaba almohade de Reina. Al sur de Llerena, la Alcazaba Árabe de Reina (siglo XII) se encuentra a unos 750 m de altitud y desde ella, en los días más claros, se divisan numerosos pueblos de la Campiña y de la Sierra Norte sevillana. El recinto amurallado, que posee 14 torres, defendía otro recinto interior en el que las últimas actuaciones han descubierto  restos de la ciudad santiaguista. Además se conservan varios aljibes parecidos a los de Cáceres y Medellín.  Con los últimos estudios realizados se han recopilado datos arqueológicos que datan la ocupación humana en este cerro desde la Edad del bronce.

La fortaleza fue abandonada entre los años 1604 y 1738, formándose el pueblo actual. Fue declarada Monumento Histórico Artístico el 4 de Junio de 1931.En su interior se conserva una ermita del siglo XV en la que se pueden contemplar restos de origen visigodo.



- Ermita de Ara. Al sur, a poca distancia de Llerena, se encuentra el santuario de la Virgen del Ara, situado cerca del centro urbano de Fuente del Arco, de estilo mudéjar, fue construido a lo largo del siglo XV, por mandato del prior santiaguista García Ramírez. Destacan la bella arquería mudéjar, la espadaña, y las construcciones anejas que daban servicio al templo. La ermita de Nuestra Señora del Ara se ubica en las estribaciones de Sierra Morena, a unos 7 km del centro urbano de Fuente del Arco. Se la conoce como "la capilla Sixtina" de Badajoz, otro de los encantos que tenemos en la zona es esta espectacular ermita del siglo XV en pleno corazón de Sierra Morena.



Fuentes:  https://llerena.org/turismo/ ;  www.turismoextremadura.com ;  www.turismo.badajoz.es

Información: Oficina de Turismo de Llerena - 924870551. fax: Oficina de Turismo de Llerena - 924870388  email: oficinaturismo@llerena.org

Publicar un comentario

0 Comentarios