Subscribe Us

CIENCIA. Investigaciones revelan cómo nuestros cerebros saben cuándo algo es diferente

 

Científicos del NIH (EE.UU.) descubrieron cómo un conjunto de ondas cerebrales de alta frecuencia puede ayudarnos a establecer inconscientemente expectativas del mundo que nos rodea y saber cuándo algo es diferente al comparar los recuerdos del pasado con las experiencias presentes. Fuente: Laboratorio Zaghloul, NIH / NINDS.

Imagina que estás sentado en el sofá de tu sala de estar leyendo. Lo haces casi todas las noches. Pero luego, de repente, cuando miras hacia arriba, notas que esta vez algo es diferente. Tu cuadro favorito colgado en la pared está ligeramente inclinado. En un estudio en el que participaron pacientes con epilepsia, los científicos de los Institutos Nacionales de Salud descubrieron cómo un conjunto de ondas cerebrales de alta frecuencia puede ayudarnos a detectar este tipo de diferencias entre el pasado y el presente.

Nuestros resultados sugieren que cada experiencia que almacenamos en la memoria se puede utilizar para establecer nuestras expectativas y predicciones para el futuro", Kareem Zaghloul, MD, Ph.D., investigador principal del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS) del NIH y autor principal del estudio publicado en Nature Communications . 

Este estudio muestra cómo el cerebro usa ciertos patrones de  para comparar nuestras expectativas con el presente. En última instancia, puede contribuir a comprender mejor cómo el cerebro retrata la realidad en condiciones saludables y patológicas.

El principal objetivo de investigación era probar si una teoría llamada codificación predictiva se puede aplicar a cómo nuestro cerebro recuerda  , conocidas como recuerdos episódicos. Para probar esta idea, el equipo trabajó con 14 pacientes con tipos de epilepsia resistentes a los medicamentos cuyos cerebros habían sido implantados quirúrgicamente con rejillas de electrodos como parte de un ensayo del Centro Clínico de los NIH destinado a diagnosticar y tratar sus convulsiones.


RESULTADOS

En promedio, los pacientes reconocieron con éxito el 88% de las escenas repetidas, el 68% de las escenas en las que faltaba algo y el 65% de aquellas en las que se agregó algo. En cada caso, tardaron unos dos segundos y medio en darse cuenta. Un análisis más detallado de un subconjunto de pacientes mostró que localizaron con éxito el 82% de las adiciones y el 70% de las extracciones. Curiosamente, sus ojos se fijaron a menudo (83%) en las adiciones, pero apenas (34%) en las áreas de la escena donde se eliminó algo.

"En general, estos resultados sugieren que se necesita sólo un momento no solo para recordar una nueva experiencia, sino también para usar los recuerdos de esa experiencia para establecer expectativas futuras", dijo el Dr. Zaghloul.

Mientras tanto, las grabaciones eléctricas revelaron diferencias en la actividad de las ondas cerebrales entre las veces que los pacientes recordaron con éxito escenas repetidas y las veces que detectaron cambios en una escena. En ambas situaciones, la aparición de una escena en la pantalla del ordenador generó un aumento en la fuerza de las ondas de alta frecuencia de la actividad neuronal en la corteza occipital lateral, un centro de procesamiento visual en la parte posterior del cerebro. La oleada fluyó hacia adelante y llegó unos milisegundos más tarde a un centro de memoria llamado  .

Además, en ambas situaciones, los cerebros de los pacientes parecían reproducir los patrones de actividad neuronal observados cuando presenciaron las escenas por primera vez.

"Estos resultados apoyan la idea de que los recuerdos de experiencias visuales siguen una determinada vía en el  ", dijo el Dr. Haque.

Sin embargo, la diferencia fue que el aumento de la actividad fue más fuerte cuando los pacientes reconocieron un cambio en una escena. Además, durante estos momentos, una segunda onda de frecuencia más baja pareció retumbar sincrónicamente a través de la  lateral y el lóbulo temporal medial.

Los resultados obtenidos apoyan la idea de que nuestras expectativas de experiencias visuales están controladas por un circuito de retroalimentación entre la corteza visual y el lóbulo temporal medial. Las ondas de alta frecuencia de actividad neuronal parecen llevar un mensaje de error cuando vemos algo que no coincide con nuestras expectativas, mientras que las ondas de baja frecuencia pueden estar actualizando nuestra memoria.

Fuente: Rafi U. Haque et al, Feedforward prediction error signals during episodic memory retrieval, Nature Communications (2020). DOI: 10.1038/s41467-020-19828-0

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios