Subscribe Us

NATURALEZA. Parque Nacional de Chapada dos Guimarães (Brasil)

 


El Parque Nacional Chapada dos Guimarães es uno de los grandes atractivos naturales del municipio de Chapada dos Guimarães, y se encuentra a unos pocos kilómetros de la ciudad de Cuiabá, capital del estado de Mato Grosso. La cadena montañosa que dio nombre a Cuiabá está formada por varias montañas de mesa, la más alta de las cuales es São Jerônimo, que se eleva 836 metros. La chapada divide el estado de Mato Grosso en un área sur de humedal plano, el Pantanal, y la región central de las tierras altas del altiplano. Más al norte se encuentra la extensión más meridional de la selva amazónica.

Los primeros habitantes de la región fueron diversos grupos indígenas como los Caiapós, Guaicurus, Bororós y Paiaguás. En el siglo XVIII llegaron exploradores (conocidos como bandeirantes) en busca de riquezas naturales como el oro y los diamantes. Con la llegada de los misioneros jesuitas en 1751 se fundó la ciudad de Chapada dos Guimarães y se construyó la iglesia de Nossa Senhora de Santana.




El Parque representa un entorno ideal para la práctica de senderismo: está compuesto por más de 33 mil hectáreas en las que los visitantes podrán descubrir gigantescas formaciones rocosas, cavernas, cañones y miradores, junto a centenas de especies de fauna y flora del cerrado, que se revelan en medio de los paredones de arenisca de tonos rojos y naranjas.

Ya que en la mayor parte del camino no hay sombra, se recomienda evitar las caminatas en los horarios más calurosos del día -entre las 11h y las 15h-. También se aconseja usar medias y calzados adecuados para recorridos largos, gorra o sombrero, protector solar y, usar impermeable en caso de visitar el Parque durante el periodo de octubre a mayo.

El Parque Nacional de la Chapada dos Guimarães no dispone de alojamiento para los turistas, pero es posible hospedarse en el municipio de Chapada dos Guimarães, en el Complejo Turístico de la Salgadeira, o en la ciudad de Cuiabá. Asimismo, la región de Chapada dos Guimarães cuenta con otros atractivos naturales, ideales para la práctica de turismo aventura.

El Parque está ubicado en el kilómetro 51 de Estrada Emanuel Abeto, y puede visitarse los sábados, domingos y feriados, de 8h a 17h, en grupos de 4 personas.




Vida silvestre

Entre las más de 400 especies de animales que los visitantes podrán conocer en la Chapada dos Guimarães, se encuentran la raposinha, el gavião-tesoura y el sabiá-norte-americano, además de algunas especies en riesgo de extinción, como el tamanduá-bandera, el lobo-guará, la jaguatirica y la onça pintada. También,  el lobo de crin, el venado de las pampas, el oso hormiguero y el caimán coronado.


Una lechuza de los arenales en Chapada dos Guimarães, en Brasil. BERNDT FISCHER


Además de la vida silvestre, el parque tiene más de 40 sitios arqueológicos, con pinturas rupestres y fósiles, y se cree que los dinosaurios alguna vez vagaron por la región. Algunas personas consideran que el parque es un lugar mágico y afirman haber visto ovnis, gnomos y hadas. Sin embargo, ¡no hay garantía de tales avistamientos! La estación seca dura de mayo a septiembre, tiempo durante el cual están abiertas las vías hacia la chapada. Entre diciembre y abril, las precipitaciones son abundantes y las pistas se vuelven inaccesibles o incluso peligrosas.


El circuito de las cascadas

El camino hacia las cascadas (ocho kilómetros, cuatro horas de duración y nivel de dificultad medio) se hace sobre caminos de tierra roja, entre árboles retorcidos y el barullo de pájaros y monos. Entre subidas y descensos (hay que ir con cuidado y con zapatos adecuados), se escucha el ruido del agua. El trayecto prevé la parada en cinco cascadas: Andorinhas, Pulo, Prainha, Degrau y Sete de Setembro, todas aptas para un baño. La vuelta se hace menos dura porque uno se detiene en la gruta Casa de Pedra, una formación que se asemeja a una casa de rocas, con techo, puerta de entrada y salón principal.




La ruta de las cuevas

La gran cueva de Aroe Jari —morada de almas en la lengua indígena bororo— y su bella laguna Azul son el destino de otra ruta guiada (10 kilómetros de caminatas, nivel de dificultad bajo y unas cinco horas de duración). Aunque actualmente en esta amplia cavidad —una especie de sala de un kilómetro y medio de extensión y 10 metros de altura— solo se ven mariposas de mil colores, el lugar guarda señales de que un día fue habitado. Las pinturas primitivas aún decoran las piedras de la entrada. En días de mucha claridad, el techo se vuelve dorado y el azul del agua gana distintos tonos. No está permitido el baño, pero en época de sequía se puede caminar casi por toda la cueva. Es importante usar zapatos cerrados y altos, ya que entre las hojas del suelo pueden aparecer pequeñas culebras.



Monte São Jerônimo

La ruta senderista clásica (15 kilómetros, nivel de dificultad alto y seis horas de duración) comienza con una larga caminata por una gran planicie casi sin sombra. Después de unas dos horas llega el momento de escalar el monte para llegar al punto más alto de la Chapada. El esfuerzo se ve compensado por una impresionante vista y un horizonte sobrevolado por aves como el juruva, del tamaño de un papagayo, con el pecho naranja, tonos de azul y verde en las plumas y un antifaz negro.




El valle del río Claro

Otra excursión (de unas cuatro horas de duración) recorre 37 kilómetros parque adentro; aunque solo 3,5 de ellos se superan a pie, el resto se hace en vehículo. Hace falta un coche con tracción 4x4, ya que durante el trayecto se cruza el río en varios puntos. Las paredes verticales típicas de la Chapada se vuelven enormes al caminar por su base. El recorrido en coche alcanza la formación rocosa Cresta de Gallo, donde se puede tener una vista de las zonas bajas del parque. El río Claro, como el nombre deja adivinar, es un naciente transparente en el que no hace falta gafas de buceo para apreciar los peces. Para no contaminar las aguas, está prohibido usar repelente o protector solar a la hora de bañarse.

Iglesia de Santa Ana: La Iglesia de Santa Ana es conocida por los viajeros como la más bonita de Mato Grosso, debido a la riqueza de detalles en su decoración, que es un claro ejemplo de rococó primitivo.

Mirador Centro Geodésico: Ubicado a 7 km. del centro de la Chapada en dirección a Campo Verde, el Mirador Centro Geodésico ofrece una vista espectacular de la planicie del Pantanal. Es uno de los principales paisajes de la región.


Más información

» Para contratar un guía: 00 55 65 84 25 89 71 o escribir a centraldeguias@yahoo.com.br.

» www.chapadadosguimaraes.com


PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios