Subscribe Us

MOTOR. Baterías más grandes vs reducción de peso: aumentar la autonomía de los EV no es barata

 


La ansiedad por una mayor autonomía sigue siendo uno de los mayores obstáculos para la adopción generalizada de automóviles eléctricos (EV), pero dos de las principales formas de aumentar el alcance están resultando costosas, según un nuevo informe de Lux Research.

Los paquetes de baterías más grandes cuestan más, pero reducir el peso puede no ser rentable, según el informe, que estableció un umbral de menos de $ 5 por kilogramo de peso ahorrado para lograr la rentabilidad.

Pero la reducción de peso a menudo se basa en materiales diferentes y más costosos. El informe cita el uso de acero y aluminio de alta resistencia en estructuras de vehículos, así como fibra de carbono para asientos, como posibles áreas que los fabricantes de automóviles deben considerar.

Nissan prueba un nuevo proceso de producción de plástico reforzado con fibra de carbono

El informe es más optimista sobre la tecnología de las baterías. Si bien los paquetes de baterías hacen que los vehículos eléctricos sean relativamente pesados ​​en comparación con los vehículos de combustión interna, el informe afirma que el uso del frenado regenerativo, junto con las mejoras anticipadas en la densidad de energía de la batería, conlleva a que los coches eléctricos no requieran aligerar más su peso que sus contrapartes de combustión interna.

La tecnología de baterías también tiene más "recorridos" que la tecnología de materiales, lo que significa que tiene más potencial para reducir costes, según el informe. El aumento de la densidad de energía en sí mismo también podría hacer parte del trabajo atribuído a los materiales ligeros, al permitir hacer paquetes de baterías más grandes para lograr un rango determinado, señalaron los analistas.

Peso del vehículo (kg/kWh) frente a autonomía (km). Fuente: Lux Research

Si bien la reducción de peso ha sido crucial para lograr ganancias en el consumo de combustible para los automóviles de combustión interna, hacia el 2030 los automóviles eléctricos dependerán menos de la ligereza de peso y más de las mejoras tecnológicas de la batería, predice el informe. Sin duda, esa sería la ruta más conveniente para los fabricantes de automóviles, especialmente una vez que hayan agotado otros medios como la aerodinámica, los neumáticos y el resto del sistema de propulsión.

Aptera ha ganado mucha atención por su reducción de peso y su concepto de vehículo hiper-eficiente, pero diseños como este pueden no ofrecer el mismo nivel de seguridad que los vehículos de pasajeros convencionales.

No obstante, no es de descartar que la normativa internacional en materia de eficiencia de combustible, facilite aumentar el tamaño de los vehículosEsto se sustentaría en que los vehículos más grandes tendrían objetivos de ahorro de combustible (en principio no contaminante) más bajos dentro de un marco de lo que se denomina "economía de combustible promedio corporativo" ("Corporate Average Fuel Economy" , CAFE, en inglés).

La mayoría estará de acuerdo en que fuera de las realidades de la compatibilidad frente a los choques (seguridad), la forma de aumentar la eficiencia es mediante coches más livianos que transportan a más personas.

Y en términos de peso de la batería por kilovatio-hora, al menos un análisis sugiere que las baterías más pequeñas en los híbridos harían un mejor uso de las celdas de batería relativamente escasas. Sin embargo, los híbridos seguirían cargando algo de peso extra todo el tiempo, el de un motor de combustión interna y todo lo que conlleva.

Fuente: BY 2030, BATTERY ELECTRIC VEHICLES WILL BE LESS RELIANT ON LIGHTWEIGHTING. LUX RESEARCH. Nov. 2020. 


PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios