Subscribe Us

ENIGMAS. Los Rollos del Mar Muerto sugieren que el Arca de Noé era una pirámide

 


La literatura sobre este Diluvio es inmensa y se han expuesto muchos puntos de vista diferentes al respecto porque abundan las historias de inundaciones en culturas de todo el mundo. La Gran Pirámide de Giza de Egipto pudo haber sido el objeto metafórico utilizado para proteger a la civilización de la narrativa del Gran Diluvio contada en la historia del Arca de Noé.

Si bien los investigadores de la corriente principal ven el Diluvio principalmente como un cuento de hadas, hay esencialmente otros dos grupos que se han interesado en él. Uno de estos grupos cree que el mundo en realidad se inundó en un sentido físico algún tiempo antes del surgimiento de la civilización y ha obtenido el apoyo de una multitud de historias similares. 

La primera aparición de algunos aspectos significativos de la civilización (De las nueve olas de la creación, Tradiciones internas, diciembre de 2016).


El otro grupo ve el Diluvio como un acto de creación de Dios (o los dioses) y no como un desbordamiento que ocurre sin razón. Se puede encontrar apoyo para este punto de vista en el relato bíblico. Tal vez la interpretación de la Historia del Diluvio deba ser entendido como un reflejo de un cambio de conciencia desde una caótica extensión de las aguas hacia un mundo más civilizado. 


Fresco del Arca y el Diluvio en la Capilla Sixtina. ( CC BY 2.0 )


El escaneo de precisión de los Rollos del Mar Muerto parece sugerir que el Arca de Noe tenía forma de pirámide. Varios autores medievales como Maimónides también sugirieron que el Arca de Noé tenía forma de pirámide.

Sin embargo, incluso si sostenemos que la historia de la inundación bíblica, y varias de otras civilizaciones antiguas, tratan sobre un cambio de conciencia, no parece razonable que todas las historias de inundaciones tengan que describir tal cambio. Por ejemplo, hay historias de inundaciones de las áreas propensas a los tsunamis a lo largo de las costas del Pacífico y otras áreas del mundo que probablemente reflejan inundaciones físicas reales. 

Por otro lado, parece difícil creer que todo el planeta haya estado cubierto por agua (al menos no en los últimos mil millones de años). Por esta razón, pero más importante porque hay tanta evidencia de que se produjo un cambio en la conciencia que creó más estructura,  la historia del Diluvio Bíblico, y su predecesor mesopotámico (sumerio), pueden ser descripciones del mismo cambio de conciencia que lo reflejado en la inscripción maya y la Gran Pirámide de Giza.


Las grandes pirámides de Giza


Si la historia del Diluvio Bíblico no refleja la descarga de la nueva geometría de la mente, por ejemplo, es difícil entender por qué Noé fue llamado para construir una vasija de forma rectangular, que como navío sería poco sostenible. La gran inundación reflejaría el caos sin dirección que existía antes de que comenzara la pre-cuenta larga en 8240 a.C. El relato bíblico es muy similar a la Ogdoad egipcia y la inscripción maya, en los que también había una historia de cuatro parejas de hombres y mujeres sobrevivientes, a semejanza del Arca de Noé (la familia de Noé).

La idea de un arca en forma de pirámide, por supuesto, nos hace pensar en el antiguo Egipto y sabemos que Egipto figura en gran medida en el Antiguo Testamento.

Vale la pena señalar que, según las tradiciones judías y musulmanas, las Montañas de Ararat, donde se dice que aterrizó el Arca de Noé, en realidad se refiere al Monte Judi en la frontera turco-siria. Esta montaña se encuentra muy cerca de los lugares, como Göbekli Tepe, donde según los arqueólogos los humanos comenzaron a construir estructuras rectilíneas, como habitaciones alineadas con la dirección norte-sur, hace unos 10.000 años. Entonces, tal vez los autores de Génesis sabían que este era el lugar de la Tierra, donde los humanos comenzaron a resonar con una cuadrícula global perpendicular. Si es así, Noé y su familia pueden ser considerados como símbolos de aquellos que sobrevivieron y pudieron adaptarse al cambio de conciencia en contraste con aquellos que querían permanecer en el caos sin dirección. 

La nave rectilínea que sobrevivió al Diluvio es, por lo tanto, un paralelo directo a la noción egipcia de un montículo primitivo que emergió de la extensión de las aguas. En ambos casos, la geometría rectilínea jugó un papel fundamental en las historias de la creación (y la construcción de las pirámides egipcias fue muy parecida a una representación de la creación) ya que los antiguos sabían que era a través de esto que los humanos podían cambiar y civilizarse. Tanto la historia de la creación egipcia como la judía corroboran así a la maya. Entonces, todo tiene sentido si lo vemos como descripciones de un cambio de conciencia, donde los sobrevivientes fueron aquellos que se adaptaron y comenzaron a honrar las líneas rectas y perpendiculares, que a escala global dieron origen a la civilización.


Un panel de la puerta del Baptisterio de Florencia, que parece mostrar el Arca de Noé como una pirámide. Las elaboradas puertas de bronce del Baptisterio de Florencia, creadas por Lorenzo Ghiberti, quien murió en el siglo XV. Las puertas se completaron a principios del siglo XV y muestran escenas del Antiguo Testamento. Uno ilustra el período inmediatamente posterior al Gran Diluvio bíblico cuando Noé regresa a tierra firme, Ghiberti describe el arca como una pirámide.


Lo que estos mensajes antiguos, sobre el Arca y el montículo primigenio, parecen decirnos que los cambios de conciencia que tuvieron lugar en 8240 y 3115 a.C., respectivamente, fueron en principio de la misma naturaleza. Una fue la "primera vez" (de lo que los egipcios hablaban como Zep Tepi), mientras que la segunda fue cuando comenzó la civilización en el verdadero sentido de la palabra. Además, estos cambios fueron experimentados como muy desafiantes para aquellos que los experimentaron y es posible que no todos hayan podido pasar de un estado caótico cuasi-chamánico al dominio de una mente con una estructura rectilínea. El resultado en términos de vida humana fue un cambio de conciencia en dos pasos donde el primero generó la agricultura y el segundo la civilización.

Algunos eruditos dicen que la Gran Pirámide de Egipto fue construida para reflejar el   montículo primitivo que, según la tradición del Antiguo Egipto, emergió de la extensión de las aguas primordiales

Los investigadores del proyecto de la biblioteca digital Leon Levy Dead Sea Scrolls, utilizando cámaras hechas a medida, escanearon decenas de miles de fragmentos de los pergaminos del Mar Muerto. Utilizaron tecnología sofisticada para fotografiar cada fragmento en muy alta resolución. Esto les ayudó a identificar letras y palabras que antes eran ilegibles. En base a sus hallazgos y estudios, los investigadores anunciaron que el Arca de Noé se parecía más a una pirámide que a un barco.




Dos rollos de los Rollos del Mar Muerto yacen en su ubicación en las Cuevas de Qumrán antes de ser retirados para que los arqueólogos los examinen académicamente. En la imagen inferior, Cueva de Qumran 4 en el desierto de Judea, donde se encontró el noventa por ciento de los Rollos del Mar Muerto descubiertos en Jordania en 1947, cerca de las ruinas de Qumran - también conocido como Khirbet Qumrán.


El hecho de que un Rollo del Mar Muerto haya dado recientemente una nueva traducción del Libro del Génesis solo se suma a esta interpretación. Según esta traducción, el Arca de Noé no se construyó en absoluto como un barco, sino como una pirámide. Esto proporciona una prueba definitiva de que el Arca y la Gran Pirámide reflejan la misma mente antigua estructurada por geometría sagrada que emergió de las caóticas "aguas".

Dada la cercanía entre los judíos y los egipcios en la antigüedad, no es particularmente sorprendente que compartieran una visión de cómo surgió el montículo primitivo y, por lo tanto, la mente humana y sus diferencias en la simbolización de esto resultan ser bastante menores. 

¿Podría la Gran Pirámide de Giza haber sido realmente una estructura para sobrevivir a una inundación? . Quizás las élites egipcias construyeron su propia   montura primigenia para escapar de una inundación inminente. 

Fuente: Dr. Alexey Yuditsky, Academia de la Lengua Hebrea, Leon Levy Dead Sea Scrolls.

PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios