Subscribe Us

TURISMO. Ruta por el río Manubles

 

Cañón del río Manubles

En el Tablado, una sierra satélite del Moncayo, numerosos arroyos y surgencias conforman el nacimiento del Manubles. Desde este punto comienza a discurrir por la dehesa de la Tablada, una zona de gran tradición agrícola y ganadera. El río llega a Borobia donde recibe el importante aporte del barranco de la Virgen, antes de encajarse en un magnífico desfiladero, entre sabinares, camino de Ciria, donde su castillo roquedo guarda vigilante su entrada. Luego el Manubles, ya en tierras aragonesas, se encañona de nuevo en el paraje del Estrechuelo o cañón de Las Hoyas.


Nacimiento del río Manubles en la Dehesa de la Tablada


Durante su trayecto, fácil de realizar, disfrutaremos de un privilegiado paisaje, hermoso y agreste. Grandes manchas de sabinas, entre las que aparecen zonas de carrascas y quejigo, se distribuyen por este entorno que forma parte del LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) Sabinares de Ciria y Borobia incluido en la Red Natura 2000.


Sabinar de Ciria-Borobia

Panorámica de Borobia


La naturaleza caliza y los procesos kársticos del valle en su tramo superior son determinantes, pues harán que el río aparezca y desaparezca en los lugares más inesperados. Las risqueras más próximas a Ciria conforman un paisaje arisco, bellísimo, donde abundan ejemplares de halcón peregrino, alimoche y águila real.

Castillo de Ciria. Típico castillo roquedo, ajustado al escarpado terreno sobre el que se asienta, no sólo en la forma de su planta, sino en su irregular altura de los lienzos, y guardián del portillo de la Hoz del Manubles. De origen árabe del siglo X construido sobre otro anterior, también musulmán y más pequeño.


Berdejo, uno de los tesoros que encontrará el visitante. Fuente: http://comarcacalatayud.com


En Berdejo, Bijuesca y Torrijo de la Cañada el río depara bosques ribereños bien conservados, con parajes tan emblemáticos como el pozo de los Chorros o La Mesta. En su tramo inferior, el valle se ensancha y los cortados se convierten en amplias y fértiles vegas de árboles frutales, principal pilar económico de Villalengua y Moros. 


Vista de Torrijo de la Cañada, con las bodegas en ladera en la parte superior.


En Torrijo de la Cañada, los principales monumentos de la localidad son los templos de Nuestra Señora del Hortal y de San Juan, ambos del siglo XV. El primero, con un hermosa portada gótica y el segundo, con una elegante portada algo posterior en el tiempo, de estilo renacentista. También es renacentista, del XVI, el ayuntamiento, que sigue el modelo aragonés. Otros edificios de interés son los restos del castillo del siglo XIV, la torre-puerta y el puente. El conjunto del pueblo está coronado por centenares de bodegas excavadas en la roca, que le dan una notable apariencia. 

En la villa de Ateca, tras más de 70 km de recorrido, el Manubles entrega sus aguas al río Jalón.


La ermita de la Virgen del Castillo se encuentra a media altura de la muela que domina la población de Bijuesca, junto al segundo recinto, fortificada en el año XIV (1.357) con una torre-campanario rematada por una cornisa de matacanes para defensa de la entrada.

La fuente de los 28 Caños de Bijuesca. Fuente: http://comarcacalatayud.com


UN RECORRIDO POR EL RÍO

El río recorre casi 74 kilómetros que podemos realizar siguiendo la PR-Z 95. Desde la web comarcacalatayud.com nos plantean siete etapas para poder realizar el trayecto a pie. Siete jornadas desde Torrelapaja hasta Ateca para conocer el entorno natural del Manubles y el patrimonio cultural y etnográfico que lo rodea.


El río Manubles entra a Aragón por el municipio de Torrelapaja. Fuente: http://www.turismocalatayud.com


En el trayecto encontraremos restos de castillos, ermitas y ecos de un pasado medieval importante. El camino está señalizado, aunque conviene llevar agua, comida, buen calzado y protección para el sol. Además, en alguna de las etapas (especialmente entre Torrijo de la Cañada y Villalengua) habrá que cruzar el río varias veces sin puente ni pasarelas, por lo que habrá que descalzarse.

Pozo de los Chorros (Bijuesca). Paraje de singulares características con un salto de agua de aproximadamente 4 metros de altura, pequeñas cavidades rocosas y puente para acceso a campos de cultivo y zona de baño. La zona de los alrededores son abancalamientos de cultivos en uso. Proximidad a puntos de interés patrimonial histórico-artístico (Castillo de Bijuesca, Puente de Berdejo, siglo XVI). Fuente: http://www.turismocalatayud.com



Uno de los lugares especiales de la ruta será Bijuesca. Allí encontraremos los restos de un castillo muy importante en la guerra de los Dos Pedros, entre Castilla y Aragón a mediados del siglo XIV. El tramo siguiente será uno de los más especiales; primero nos encontraremos con el  el Salto de las Puntillas, para después llegar hasta al área recreativa del pozo de los Chorros, donde podremos disfrutar de una profunda poza con una cascada de 4 metros de altura. Uno de estos rincones casi mágicos que nos regala el valle del Manubles. El paseante encontrará en Bijuesca la oportunidad de refrescarse con el agua saliente de uno de los 28 caños de su fuente y visitar el castillo, antes de iniciar una nueva etapa.

Ermita Virgen de la Vega en Moros (siglo XIV). Fuente: http://www.turismocalatayud.com


Y, aunque se salga del valle, os proponemos una opción más. Una de las etapas es un paseo de casi veinticinco kilómetros entre Catalayud y Moros por la Sierra de Armantes. El camino nos permitirá disfrutar de vistas panorámicas de Calatayud, pinares y campos de cultivo y un interesante recorrido geológico debido a la erosión diferencial entre arcillas y areniscas en la Muela de Armantes. Un paisaje donde predomina la roca desnuda y los arbustos, como las aliagas o los tomillos y romeros.


La sierra de Armantes al atardecer. Fuente: http://www.turismocalatayud.com


La última etapa la iniciaremos en Moros y la terminaremos en Ateca. De los meandros rocosos al encuentro tranquilo con el Jalón, todo ello dominado a lo lejos por el macizo del Moncayo. Los campos de cultivo nos acompañaran hasta la desembocadura, donde destacaran las torres mudéjares de Santa María y la del reloj. La localidad de Ateca bien merece un paseo.

Ateca


MAPA DE LA RUTA



PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios