Subscribe Us

TURISMO. Escapada a Morella (Castellón)

 


Situado entre montañas, no muy lejos del Mediterráneo, está Morella. Un pequeño enclave medieval perteneciente a la asociación de Los pueblos más bonitos de España donde el tiempo parece haberse congelado. Sus murallas aún conservan la majestuosidad de antaño, cuando por aquella fortaleza pasaron íberos, romanos, cristianos y árabes.




El acceso al corazón de Morella lo haremos por una de sus siete puertas más emblemáticas: la custodiada por las torres de Sant Miquel. Dos enormes pilares octogonales del siglo XV desde donde se puede subir hasta la parte superior y recorrer la muralla por el conocido como paseo de Ronda.


El conjunto urbano de este municipio es en sí mismo una maravilla. Sus dimensiones invitan a pasear sin rumbo por un casco urbano que está muy cuidado y plagado de sorpresas.


El casco antiguo, donde está el barrio de la judería y sus callejones estrechos, las casas solariegas y los palacios, se ha ido creando a los pies del imponente castillo, visible desde cualquier parte de Morella. Esta enorme fortaleza está considerada como una de las más importantes del Mediterráneo. Para acceder a ella podemos cruzar el convento de Sant Francesc y continuar la subida hasta el punto más alto: la plaza de Armas.


Ayuntamiento de Morella. Edificio gótico civil, posee el premio Europa Nostra a la restauración, de especial interés son sus dos salas góticas (del Consell y del Justicia) y la Lonja. Conserva su función de ayuntamiento desde el siglo XV.


Otras joyas medievales de Morella son el acueducto del siglo XIV; la basílica, de estilo gótico y donde se encuentra un órgano con más de 3.000 tubos que está considerado como uno de los más valiosos de España; Blasco de Alagón, una de sus calles principales donde se concentran un gran número de bares y restaurantes, y donde aún se conservan parte de los soportales medievales; y la Casa de la Vila, del Consell, Cort de Justícia i Presó (actual ayuntamiento), donde estaban las cortes, la lonja y la antigua prisión.


Pasar la noche en Morella tiene la recompensa de poder caminar alrededor de sus murallas iluminadas. Pocas ciudades en España cuentan con unas murallas tan bien conservadas como las de Morella.



UN POCO DE HISTORIA

La historia de Morella se remonta a la Prehistoria. En las inmediaciones del pueblo están las Pinturas Rupestres de Morella la Vella, declaradas Patrimonio de la Humanidad; y cerca del castillo se puede visitar el museo Temps de Dinosaures, donde están los restos encontrados de estos animales Jurásicos.

Tras la ocupación musulmana en el siglo VIII, Morella fue numerosas veces conquistada por reyes cristianos a lo largo de los siglos XI, XII y XIII. De hecho el primitivo castillo árabe de Morella fue ya conquistado por el Cid antes de dirigirse a Valencia a finales del siglo XI. Sin embargo la situación geográfica meridional que ocupa Morella y su importancia estratégica impulsó a almorávides y almohades a reconquistarla nuevamente tras la fugaz conquista cristiana de turno.

Sería definitivamente incorporada al Reino de Aragón por el Jaime I el Conquistador en el año 1232. Durante el resto de la edad Media, Morella vio levantar numerosos edificios religiosos. A pesar de que las guerras de la Edad Moderna y Contemporánea no fueron clementes con la ciudad (sufrió los estragos de las guerras de Sucesión, Independencia y Carlistas) ha podido conservan un legado monumental especialmente sobresaliente.

En el Pla dels Estudis destaca la armonía de sus balcones de madera sobre las fachadas encaladas y su espectacular reloj solar.


MONUMENTOS DESTACADOS

1. El Castillo. Morella no tiene un castillo aislado como otros lugares, sino que es un conjunto de fortificaciones y amurallamientos en anillo de varios kilómetros de longitud que rodean el peñón sobre el que se asienta el castillo propiamente dicho, aunque éste se encuentre muy destruido como consecuencia de la virulenta acometida de la artillería liberal por ser la base del carlista general Cabrera, llamado el Tigre de Maestrazgo. En la Guerra de Sucesión (1701-1715) fue bombardeado; y durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), y la primera de las guerras carlistas (1833-1840) también sufrió graves daños. Las murallas exteriores se conservan mejor y prestan gran monumentalidad a toda la villa. Como indicamos anillan la ciudad partiendo del castillo. Lo más importante son las puertas como la de San Miguel, San Mateu, Ferrisa, etc. En la actualidad el acceso se realiza desde el claustro del convento de San Francisco. En la entrada se encuentra la torre homónima, una construcción de planta cuadrangular parcialmente destruida. A continuación hay un gran paseo de ronda con una muralla en la que se abren estrechas aspilleras, que fue construida en el contexto de las guerras carlistas.



Más allá del propio castillo y sus panorámicas privilegiadas, esta localidad de Castellón tiene hasta 16 torres repartidas por todo el casco urbano que te trasladan inevitablemente a tiempos remotos. Quizás las más espectaculares de todas sean las Torres de San Miguel (construidas en el s. XIV) que, asimismo, forman parte de la puerta principal de la ciudad.


2. Iglesia Arciprestal de Santa María. El edificio se comenzó a construir en el siglo XIII, y se terminó en el primer cuarto del siglo XIV. A lo largo esta centuria se realizaron importantes intervenciones, como la portada de los Apóstoles. Pero la pieza de mayor interés del templo, el extraordinario coro alto, se realizó en el siglo XV, quizás debido al deseo de magnificar el templo con el deseo de obtener la dignidad catedralicia, algo que estuvo a punto de alcanzar gracias a la petición que Martín I el Humano (1396-1410) trasladó al Papa Luna (1328-1423) en 1408.




Esta construcción gótica reúne en una misma fachada la Puerta de los Apóstoles y la de las Vírgenes. Ya dentro, en la parte posterior del coro, se puede ver esculpido en forma de friso el Pórtico de la Gloria. La singular escalera de caracol por la que se sube al coro, el altar mayor, sus tres rosetones con vidrieras originales de la Escuela valenciana del siglo XIV y el órgano de Torull son algunas de sus joyas.




Las dos portadas presentan una estructura similar, formada por un arco apuntado rodeado de arquivoltas, y enmarcados por un majestuoso gablete. La de las Vírgenes, situada a la izquierda, es de menor tamaño, no tiene parteluz, y fue construida en el siglo XV. En el tímpano puede verse a Santa Úrsula y en las jambas diez figuras femeninas representan la parábola de las doncellas fatuas y las prudentes. A su derecha se encuentra la puerta de los Apóstoles, y de mayor tamaño. Recibe el nombre por las esculturas que acoge bajo las jambas y en los arquillos ciegos. En el parteluz hay una Virgen con el Niño, y en el tímpano pueden verse escenas de la vida de María y la infancia de Cristo.


3. Convento de San Francisco. El Convento de San Francisco se inicia a finales del siglo XIII y se desarrolla en el XIV, en estilo gótico. Actualmente se conservan la iglesia, el claustro y la sala capitular. La iglesia de este convento franciscano es típicamente levantino, con una sola nave de arcos diafragma de perfil ojival y capillas entre los contrafuertes, más cabecera poligonal abovedada con crucería. El claustro es de planta cuadrada y destacan sus arquerías a base de arcos apuntados trilobulados sobre columnas. El claustro es el elemento más antiguo. Tiene una planta irregular, y ha perdido la techumbre que cubrió sus pandas. Presenta una decoración muy sobria, característica de los edificios pertenecientes a comunidades mendicantes del primer gótico valenciano.



También es muy afamada la sala capitular por conservar pinturas murales góticas, de comienzos del siglo XV, que representan la Danza de la Muerte. La sala capitular se comunica con el claustro mediante un gran arco adovelado flanqueado por dos ventanales bíforos de medio punto con parejas de columnillas en el centro.


Pinturas de la Sala Capitular del Convento de San Francisco. En estas pinturas puede verse, a la izquierda, una representación muy deteriorada de la rueda de la fortuna y, bajo ella, un gran sol rodeado por el cordón franciscano. A continuación aparece una personificación de la muerte que dispara sus flechas contra el árbol de la vida. A su lado, se pintó una "Danza de la Muerte" en que aparece un nutrido grupo de gente, entre los que se incluyen reyes, nobles, religiosos, campesinos y artesanos, que se cogen de las manos y danzan junto a un ataúd abierto en donde reposa un esqueleto. Bajo la misma puede verse una transcripción con notación musical cuadrada gregoriana con el primer verso, en catalán, del poema: "Morir frares nos convè, mas no sabem la hora", que también se encuentra, en latín, en el Ad mortem festinanus el Llibre Vermell de Montserrat.


TEMPS DE DINOSAURES 

Morella ha sido una pionera en el estudio científico de los dinosaurios, ya que cuando abrió Temps de Dinosaures en 1994 se convirtió en el primer museo específico de dinosaurios de España. Esta interesante sala de exposiciones está emplazada junto a la antigua iglesia de Sant Miquel y cuenta con una amplia colección de restos de fauna marina y de dinosaurios.




En el Cretácico, en el término de Morella, la evolución origina la formación de arcillas, una característica que ha permitido la presencia de numerosos restos de dinosaurios. Desde hace décadas los paleontólogos han ido explorando y descubriendo estos tesoros, huesos de dinosaurios, destacando la especie más hallada y estudiada, el Iguanodon. En este museo podemos disfrutar con una reproducción a escala real de este imponente animal que habitó en estas tierras, y que se ha descrito como Morelladon en 2015 por el equipo del paleontólogo morellano José Miguel Gasulla. El museo alberga una amplia colección de restos y fósiles del Cretácico.


MUSEO “TEMPS DE DINOSAURES”.  Plaza de San Miguel, s/n. Morella (Castellón). INFORMACIÓN/RESERVAS: Oficina turismo 964173032. HORARIOS Y TARIFAS: Martes a Domingo 11:00 a 14:00 (verano e invierno) y de 16:00 a 19:00 (verano) y de 16:00 a 18:00 (invierno). Tarifa general 2€, 1´5€ para jubilados, niños de 6-16 años, carnet jove, discapacitados y grupos de más de 25 personas.


ENTORNO DE MORELLA

Los alrededores de Morella son igual de asombrosos. Fuera de las murallas se extienden espesos bosques y montes, como el de Pereroles, que se puede recorrer a pie a través de las rutas de senderismo o con bicicleta de montaña.  

Si se va en coche a Morella, es recomendable visitar (antes o después) la comarca del Maestrat. Las carreteras son más sinuosas pero se puede hacer paradas en pueblos preciosos como Culla o Ares del Maestrat.


GASTRONOMÍA

Al estar emplazada en la comarca montañosa de Els Ports, la gastronomía de Morella es contundente y de sabores intensos. Ingredientes como la trufa negra, las setas, la cecina, la carne de caza o las carnes suelen prepararse a fuego lento para sacar los mejores sabores de su esencia. También son deliciosos sus embutidos, mieles y la leche con la que se elabora una magnífica cuajada o el requesón con el que se rellena el flaó que es el postre morellano más típico. 

Algunos de los platos que no te puedes perder son las croquetas morellanas, las ollas masoveras o la sopa morellana. También merece la pena visitar la Quesería Pastor de Morella, donde se puede degustar algunos de sus tronchones, quesos artesanos y cuajadas. En esta joya para los queseros disponen de más de veinte tipos distintos elaborados con la leche de sus propias ovejas y cabras.

Pero además de degustar de la rica gastronomía, es más que interesante descubrir otro tipo de artesanías locales. Uno de los casos más interesantes es el de las Mantas Morellanas García, una empresa familiar de 1846 que todavía fabrica el que es el producto más típico de Morella.


SALTAPINS, el parque de aventura de Morella 

Está emplazado a pocos minutos en coche de Morella en una pinada preciosa próxima al complejo de la Fàbrica Giner. Es un tipo de atracciones que les encantan a los niños. Además de la belleza de su entorno, Saltapins destaca por la calidad y longitud de sus circuitos.



A partir de 6 años, y sea cual sea tu forma física, lo mejor de Saltapins es que lo pasáis genial juntos, recorriendo los circuitos de forma autónoma. Tirolinas, puentes tibetanos, lianas, estribos... tras cada árbol, un "reto" os pondrá a prueba ante las miradas y las risas de los tuyos. Un día genial en el bosque con la inconfundible silueta de Morella cómo decorado.


FÁBRICA GINER

Antes o después de pasarlo en grande en Saltapins es más que recomendable acercarse hasta el complejo de la Fàbrica Giner en una visita guiada. Este peculiar lugar fue en el siglo XIX una colonia industrial en el que se producían telas y mantas. Lo más curioso es que en la misma zona convivían las ovejas que producían la lana para luego transformarlas en los telares de la fábrica. Los trabajadores vivían allí, al igual que la adinerada familia Giner, cuyo museo se puede visitar actualmente.

Lo más interesante es la antigua ermita del complejo donde se pueden encontrar algunos de los objetos personales de los Giner, nada usuales para una sociedad rural del siglo XIX. 


MORELLA LA VELLA y sus pinturas ruprestres

Otra actividad realmente interesante en los alrededores de Morella es visitar las pinturas rupestres de Morella La Vella. Este abrigo castellonense se encuentra dentro del catálogo del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo (ARAM), declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998. Las pinturas están emplazadas a unos 6 kilómetros del casco urbano, en una curiosa masía que utiliza la roca de la montaña como una de sus paredes y que en su momento fue empleada como masía defensiva.




Sobre el edificio hay un abrigo con una gran cantidad de escenas de caza y representaciones de tipo esquemático que son una gran muestra de lo que se ha conocido como arte rupestre levantino. Las visitas a Morella La Vella se realizan en grupos pequeños los sábados, domingos y festivos a las 11:00, 12:30 y 16:30 horas. Es necesario concertar la visita con antelación en la Oficina de Turismo de Morella.


Más información: Oficina de Turismo de Morella, www.morellaturistica.com

ANUNCIO

Publicar un comentario

0 Comentarios