Subscribe Us

SALUD. ¿Qué es la leucemia mieloide aguda?

 


La leucemia mieloide aguda (AML) es un tipo de cáncer de sangre. Comienza en la médula ósea, las partes blandas internas de los huesos. La AML generalmente comienza en células que se convierten en glóbulos blancos, pero también puede comenzar en otras células productoras de sangre.

Con los tipos agudos de leucemia, como la leucemia mieloide aguda, las células de la médula ósea no crecen como deberían. Estas células inmaduras, llamadas blastos, se acumulan en su cuerpo.

PUNTOS CLAVE

  • La leucemia mieloide aguda (LMA) en adultos es un tipo de cáncer en el que la médula ósea produce mieloblastos anormales (un tipo de glóbulo blanco), glóbulos rojos o plaquetas.
  • La leucemia puede afectar los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.
  • Hay diferentes subtipos de AML.
  • El tabaquismo, el tratamiento previo con quimioterapia y la exposición a la radiación pueden afectar el riesgo de LMA en adultos.
  • Los signos y síntomas de la leucemia mieloide aguda en adultos incluyen fiebre, sensación de cansancio y fácil aparición de moretones o sangrado.
  • Las pruebas que examinan la sangre y la médula ósea se utilizan para diagnosticar la AML en adultos.
  • Ciertos factores afectan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

Anatomía del huesoEl hueso está formado por hueso compacto, hueso esponjoso y médula ósea. El hueso compacto constituye la capa externa del hueso. El hueso esponjoso se encuentra principalmente en los extremos de los huesos y contiene médula roja. La médula ósea se encuentra en el centro de la mayoría de los huesos y tiene muchos vasos sanguíneos. Hay dos tipos de médula ósea: roja y amarilla. La médula roja contiene células madre sanguíneas que pueden convertirse en glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas. La médula amarilla está compuesta principalmente de grasa.


Es posible que escuche otros nombres para la leucemia mieloide aguda, que incluyen:

  • Leucemia mielocítica aguda
  • Leucemia mielógena aguda
  • Leucemia granulocítica aguda
  • Leucemia aguda no linfocítica

Si no recibe tratamiento, la AML puede ser potencialmente mortal. Puede extenderse rápidamente a su sangre y a otras partes de su cuerpo, como su:

  • Ganglios linfáticos
  • Hígado
  • Bazo
  • Cerebro y médula espinal
  • Testículos

La forma en que le afecta la leucemia mieloide aguda depende de ciertos factores, incluido qué tan bien responde al tratamiento. Su perspectiva es mejor si:

  • Tienes menos de 60 años.
  • Tiene un recuento de glóbulos blancos más bajo cuando se le diagnostica.
  • No ha tenido otros trastornos sanguíneos o cánceres.
  • No tiene ciertos cambios genéticos o cromosómicos.

La leucemia puede afectar los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas

Normalmente, la médula ósea produce células madre sanguíneas ( células inmaduras ) que se convierten en células sanguíneas maduras con el tiempo. Una célula madre sanguínea puede convertirse en una célula madre mieloide o una célula madre linfoide . Una célula madre linfoide se convierte en glóbulo blanco .

Una célula madre mieloide se convierte en uno de los tres tipos de células sanguíneas maduras:


Desarrollo de células sanguíneas. Una célula madre sanguínea pasa por varios pasos para convertirse en glóbulo rojo, plaqueta o glóbulo blanco.

En la AML, las células madre mieloides generalmente se convierten en un tipo de glóbulo blanco inmaduro llamado mieloblastos (o blastos mieloides ). Los mieloblastos en la AML son anormales y no se convierten en glóbulos blancos sanos. A veces, en la AML, demasiadas células madre se convierten en glóbulos rojos o plaquetas anormales. Estos glóbulos blancos, glóbulos rojos o plaquetas anormales también se denominan células leucémicas o blastos. Las células de leucemia pueden acumularse en la médula ósea y la sangre, por lo que hay menos espacio para glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas sanos. Cuando esto sucede, puede ocurrir una infección, anemia o sangrado fácil. Las células leucémicas pueden diseminarse fuera de la sangre a otras partes del cuerpo, incluido el sistema nervioso central.(cerebro y médula espinal ), piel y encías .

Causas de AML y factores de riesgo

Los médicos a menudo no saben por qué alguien contrae AML. Pero algunas cosas pueden hacer que sea más probable que lo contraiga. Los factores de riesgo de leucemia mieloide aguda incluyen:

  • De fumar
  • Entrar en contacto con ciertos productos químicos como el benceno (un solvente que se usa en las refinerías de petróleo y otras industrias y que se encuentra en el humo de los cigarrillos), pesticidas, radiación ionizante, algunos productos de limpieza, detergentes y decapantes de pintura.
  • Algunos medicamentos de quimioterapia que se usan para tratar otros cánceres, como ciclofosfamida, doxorrubicina, melfalán y mitoxantrona.
  • Exposición a altas dosis de radiación.
  • Ciertas afecciones de la sangre, como trastornos mieloproliferativos (por ejemplo, leucemia mielógena crónica)
  • Un padre o un hermano que tenía AML
  • Ciertos síndromes genéticos como el síndrome de Down, la trisomía 8, la neurofibromatosis tipo 1 y el síndrome de Li-Fraumeni.

No hay forma de prevenir la leucemia mieloide aguda, pero puede reducir su riesgo si no fuma y limita su contacto con sustancias químicas.

Síntomas de AML

La leucemia mieloide aguda a menudo comienza con síntomas similares a los de la gripe. Es posible que usted tenga:

  • Fatiga
  • Fiebre
  • Pérdida de peso o pérdida del apetito
  • Dolores de cabeza
  • Sangrado o hematomas inusuales
  • Pequeñas manchas rojas en la piel (petequias)
  • Encías hinchadas
  • Hígado o bazo inflamado
  • Más infecciones de lo habitual

Conteo sanguíneo completo (CBC). La sangre se recolecta insertando una aguja en una vena y permitiendo que la sangre fluya hacia un tubo. La muestra de sangre se envía al laboratorio y se cuentan los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. El CBC se usa para probar, diagnosticar y monitorear muchas condiciones diferentes.


Diagnóstico de AML

Su médico le preguntará acerca de su historial médico. Harán un examen físico para buscar signos de sangrado, hematomas o infección. Es posible que le realicen pruebas que incluyen:

  • Análisis de sangre. Un hemograma completo (CBC) muestra cuántos de cada tipo de glóbulo tiene. Un frotis de sangre periférica busca células blásticas.
  • Pruebas de imagen. Los rayos X, las tomografías computarizadas, las resonancias magnéticas y los ultrasonidos brindan una imagen más clara de lo que está sucediendo dentro de usted. Pueden ayudar a encontrar infecciones o mostrar cuándo el cáncer se ha diseminado a otras partes de su cuerpo.
  • Pruebas de médula ósea. Su médico usa una aguja para tomar una muestra de médula ósea, sangre y hueso de su cadera o esternón. Un especialista lo examina con un microscopio en busca de signos de leucemia.
Aspiración y biopsia de médula ósea. Después de adormecer una pequeña área de piel, se inserta una aguja de médula ósea en el hueso de la cadera del paciente. Se extraen muestras de sangre, hueso y médula ósea para examinarlas con un microscopio.


  • Punción lumbar. Esto también se llama punción lumbar. Su médico usa una aguja para tomar un poco de líquido cefalorraquídeo alrededor de su médula espinal. Un especialista lo revisa en busca de células leucémicas.
Punción lumbar. Un paciente se acuesta en una posición encorvada sobre una mesa. Después de adormecer una pequeña zona de la espalda baja, se inserta una aguja espinal (una aguja larga y delgada) en la parte inferior de la columna vertebral para extraer el líquido cefalorraquídeo (LCR, que se muestra en azul). El líquido puede enviarse a un laboratorio para su análisis.


  • Análisis citogenético : prueba de laboratorio en la que se cuentan los cromosomas de las células de una muestra de sangre o médula ósea y se comprueba si hay algún cambio, como cromosomas rotos, faltantes, reorganizados o extra. Los cambios en ciertos cromosomas pueden ser un signo de cáncer. El análisis citogenético se utiliza para ayudar a diagnosticar el cáncer, planificar el tratamiento o averiguar qué tan bien está funcionando el tratamiento. También se pueden realizar otras pruebas, como la hibridación fluorescente in situ (FISH), para buscar ciertos cambios en los cromosomas.
  • Inmunofenotipificación : prueba de laboratorio que usa anticuerpos para identificar células cancerosas según los tipos de antígenos o marcadores en la superficie de las células. Esta prueba se usa para ayudar a diagnosticar tipos específicos de leucemia. Por ejemplo, un estudio de citoquímica puede analizar las células en una muestra de tejido usando químicos (tintes) para buscar ciertos cambios en la muestra. Una sustancia química puede provocar un cambio de color en un tipo de célula leucémica, pero no en otro tipo de célula leucémica.
  • Prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa (RT-PCR) : prueba de laboratorio en la quese midela cantidad de unasustancia genética llamada ARNm producida por un gen específico. Seutilizauna enzima llamada transcriptasa inversa para convertir una pieza específica de ARN en una pieza de ADN coincidente., que puede ser amplificado (producido en grandes cantidades) por otra enzima llamada ADN polimerasa. Las copias de ADN amplificadas ayudan a saber si un gen está produciendo un ARNm específico. La RT-PCR se puede utilizar para verificar la activación de ciertos genes que pueden indicar la presencia de células cancerosas. Esta prueba se puede usar para buscar ciertos cambios en un gen o cromosoma, que pueden ayudar a diagnosticar el cáncer. Esta prueba se usa para diagnosticar ciertos tipos de AML, incluida la leucemia promielocítica aguda (APL).

Tratamiento AML

Debido a que la leucemia mieloide aguda se mueve rápidamente, es importante comenzar el tratamiento de inmediato. Dependerá de varios factores, incluido el tipo de leucemia mieloide aguda que tenga, hasta dónde se haya propagado y su salud en general.

Tendrás tratamiento en dos fases:

  • Terapia de inducción a la remisión. Esto tiene como objetivo matar las células leucémicas en la sangre y la médula ósea para que entre en remisión, sin signos de la enfermedad.
  • Terapia de consolidación. Esto también se denomina terapia de continuación posremisión o remisión. Está destinado a matar las células leucémicas restantes para que la enfermedad no regrese.

Puede recibir uno o más tipos de tratamiento en cualquiera de las fases:

  • Quimioterapia.  Ciertos medicamentos pueden destruir las células cancerosas o evitar que se dividan. Puede tomar estos medicamentos por vía oral, por vía intravenosa o mediante una inyección en otra parte de su cuerpo.
Quimioterapia intratecal. Los medicamentos contra el cáncer se inyectan en el espacio intratecal, que es el espacio que contiene el líquido cefalorraquídeo (LCR, que se muestra en azul). Hay dos formas diferentes de hacer esto. Una forma, que se muestra en la parte superior de la figura, es inyectar los medicamentos en un depósito Ommaya (un recipiente con forma de cúpula que se coloca debajo del cuero cabelludo durante la cirugía; contiene los medicamentos a medida que fluyen a través de un pequeño tubo hacia el cerebro ). La otra forma, que se muestra en la parte inferior de la figura, es inyectar los medicamentos directamente en el LCR en la parte inferior de la columna vertebral, después de adormecer una pequeña zona de la espalda baja.


  • Radiación. Los rayos X de alta energía también pueden detener las células cancerosas. Su médico podría usar una máquina grande para enviar radiación hacia el cáncer. O pueden insertar una aguja, semilla o alambre radioactivo en su cuerpo, sobre o cerca del cáncer.
  • Trasplante de células madre. Debido a que el tratamiento de la AML también puede destruir células sanas, es posible que obtenga células madre que pueden convertirse en células sanguíneas. Pueden provenir de usted o de otra persona.
  • Terapia dirigida.  Utiliza medicamentos para atacar genes y proteínas específicos que participan en el crecimiento y la diseminación de las células cancerosas.
  • Otros medicamentos. Los medicamentos llamados trióxido de arsénico (Trisenox) y ácido transretinoico total (ATRA) se dirigen a las células cancerosas en un tipo de AML llamado leucemia promielocítica aguda.

También puede optar por unirse a un estudio de nuevos tratamientos. Estos ensayos clínicos a menudo son una forma de probar nuevos medicamentos que no están disponibles para todos. Su médico puede decirle si uno de estos estudios podría ser adecuado para usted.

Fuente:  https://www.cancer.gov/types/leukemia/patient/adult-aml-treatment-pdq 


PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios