Subscribe Us

TURISMO. Escapada a LIÉTOR (Albacete)

 

Vista panorámica de Liétor

Enclavado en la Sierra del Segura en Albacete, Liétor está considerado uno de los pueblos más bonitos de Castilla la Mancha, llegando incluso a alzarse con el primer puesto en 2017. Con un poblado cuyo entramado urbano hunde sus raíces en el siglo X, emanando la influencia de la época de ocupación islámica, esta localidad albaceteña tiene su razón de ser y su sello de distinción en el valle del río Mundo y su curso fluvial.

Las claras aguas del río, producto del sistema kárstico de su nacimiento – una auténtica maravilla y uno de los espacios naturales más bellos del país -, discurren por las hondonadas del fondo del valle mientras serpentean en la hoz que forman a los pies de Liétor, que observa su paso desde las alturas rocosas tendidas al río. Un emplazamiento espectacular que marca la silueta característica de las edificaciones a lo largo del borde del desfiladero.



Paseando por las calles el pueblo, podemos ver diversas casas señoriales, como la de Rodríguez de Escobar, con portada con columnas toscanas y un frontón triangular, la de los Belmonte o la de los Tovarra; de esta última destacar su bonito patio interior, típico manchego.


UN POCO DE HISTORIA

Cuando las tropas castellanas conquistaron Alcaraz y Riópar en 1213, la frontera entre Castilla y el reino musulmán de Murcia quedó establecida en las sierras del Segura, siendo las fortalezas de Híjar y de Liétor las que mantuvieron las defensas islámicas por el cauce del río Mundo frente a las tropas alcaraceñas. Durante treinta años, estos enclaves fronterizos contuvieron el avance castellano y la política expansiva del potente concejo alcaraceño sobre la comarca. Al final, su conquista no se realizó desde territorio alcaraceño, sino que tropas santiaguistas penetraron desde la meseta hasta el mismo corazón de la sierra de Segura en abierta rivalidad con Alcaraz y consiguieron arrebatarle los términos de estos castillos.

La fecha exacta de la conquista castellana de Liétor se fijó el día 5 de julio de 1243, ya que ese día, el infante don Alfonso, futuro Rey Alfonso X, el Sabio, confirma un privilegio del año anterior, dado por su padre el rey Fernando III, el Santo, donando Segura con todos sus términos a la Orden de Santiago, en dicho documento es cuando por primera vez, jurídicamente, aparece citado el nombre de Liétor.



El origen de Liétor está ligado a una antigua población islámica, pues así lo muestra el trazado urbano y los abundantes restos arqueológicos encontrados en la localidad. Fernando III, tras la Reconquista, donó el pueblo a la Orden de Santiago bajo la encomienda de Socovos.

Liétor fue frontera permanente entre los reinos de Murcia y Toledo. La frontera con Toledo marcó profundamente su desarrollo histórico durante el siglo XIII, así como su situación fronteriza con los territorios de Alcaraz. Igualmente, durante los siglos XIV y XV, la frontera con Granada obstaculizó el desarrollo global de esta villa.

A la izquierda, la conocida como Plaza de los Condes esconde las casas señoriales de los Martínez de Galera y los Tovarra con el correspondiente escudo heráldico. Aquí se rodaron varias escenas de la película Amanece, que no es poco. En el centro y derecha, casa de los Galera y casa Rodríguez Escobar.


Los monumentos históricos son puntos clave para dar explicación a la situación actual de dicha villa. En el último tercio del siglo XV, los caballeros de cuantía, a cuyo linaje se deben las hermosas casas que se pueden observar en las calles de pueblo. 



QUÉ VER EN LIÉTOR

La disposición geográfica de Liétor le otorga unas magníficas vistas sobre el valle del río Mundo. Aprovechando esta circunstancia, son varios los miradores que se asoman en el barrio morisco a estas vistas y nos regalan panorámicas que enmarcan amaneceres y atardeceres de cuento desde lo alto del barranco – una experiencia sugerente puesto que Liétor forma parte de la ruta asociada a la genial película de José Luis Cuerda, Amanece que no es poco

Existen 3 miradores en el barrio morisco, dos de ellos en la calle Portillo, que dan al río Mundo. El más llamativo es el de Pilancón, que tiene una escalera metálica que lleva hasta la cueva del mismo nombre.

Uno de los monumentos más destacados es la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, con su impresionante retablo dorado profusamente labrado, y su museo, que guarda joyas como un valiosísimo ajuar musulmán de los siglos X y XI, con numerosas piezas de gran importancia.



Otro edificio singular es la Ermita de Nuestra Señora de Belén, una anodina construcción en su exterior que, sin embargo, guarda un verdadero tesoro en su interior, motivo por el que fue declarada Monumento Histórico-Artístico. En su interior, toda una serie de pinturas murales del siglo XVIII adornan las paredes con motivos populares, formando el mejor conjunto de este tipo de toda España.

Ermita de Nuestra Señora de Belén. Su exterior es sencillo, del siglo XVI, pero por dentro todas las paredes y el techo están decorados con pinturas de vivos colores realizadas por un autor anónimo, que datan del siglo XVIII y son la mejor muestra de pintura popular al fresco de esa época en España. Su principal interés reside en dicho gran ciclo pictórico que adorna todos y cada uno de sus rincones y fue realizado entre 1734 y 1735. El camarín (a la derecha), contiene pinturas sobre los 4 evangelistas y el Espíritu Santo. 


Por último, pero no menos importante, el antiguo Convento de San Juan de la Cruz, hoy en día Convento de Carmelitas Descalzas, donde se esconde una enigmática cripta bajo el altar de la iglesia, en la que fueron hallados los cuerpos de un grupo de personas momificadas correspondientes a destacados personajes de la villa y varios frailes que fueron sepultados aquí en el siglo XVIII. Una estancia sobrecogedora que representa uno de los escasos ejemplos de este tipo existentes en el país y que se ha convertido en una gran atracción de este excelente pueblo manchego.

Lavadero de El Ramblón. Situado al lado del convento de San Juan de la Cruz, se trata de un antiguo lavadero de 1950 que ha sido restaurado y actualmente se utiliza como sala de exposiciones. Resulta interesante contemplar las hileras de pilas donde se lavaba la ropa hasta finales de los 80 con las aguas del arroyo que cruza el pueblo.


SENDERISMO

Nuestra estancia en Liétor puede completarse con una sencilla ruta de senderismo por el río Mundo de apenas 6 km, apta para hacer en familia, en la que disfrutaremos de las vistas del valle y frondosas zonas de choperas y alamedas junto al río Mundo.  

Desde la plaza Mayor, por la calle Postigo, un camino baja hacia la carretera de Elche de la Sierra. Justo allí sale una senda que nos lleva hasta la presa Bermeja, área recreativa y de baño de especial interés; más adelante, hasta una antigua central hidráulica rehabilitada. Finalizamos en paseo por el río Mundo en la presa del Azud y ascendemos por una pista asfaltada de nuevo a la localidad.

Fuente de El Pilar. Junto a la Plaza Mayor, una fuente de tres caños del siglo XVII, decorada con azulejos de Manises que evocan escenas de El Quijote. La fuente está situada bajo una casa con un singular balcón de madera.


GASTRONOMÍA

En Liétor se pueden degustar platos típicos de Albacete, como las atascaburras, migas ruleras, ajo de matanza, olla de aldea, gazpacho manchego, pan de Calatrava y las hojuelas con miel.

El atascaburras es un plato típico de gran parte de la provincia de Albacete. También se le llama Ajoarriero o Ajomotero. Cocinado a base de patatas, bacalao en salazón, huevos duros, ajo, nueces, aceite de oliva y sal.


RUTA AMANECISTA

La Junta de Castilla-La Mancha inauguró en 2010 una ruta temática de Amanece, que no es poco en los tres pueblos donde se rodó la película durante el verano de 1988: Ayna, Liétor y Molinicos. Esta ruta consta de paneles informativos situados en las localizaciones donde se rodaron las escenas de la película, conjuntos esculturales y un centro de interpretación en la antigua Ermita de los Remedios, en Ayna. Miles de admiradores venidos de toda España se han acercado a la Sierra del Segura desde 2010 para visitar esta ruta, tanto de forma individual como a través de la Quedada Amanecista, que se celebra cada primavera desde 2011, organizada por la asociación Amanecistas.


Más información: 

- Oficina de Turismo de Liétor. Plaza Mayor, 18. 02410 Liétor lietorturismo@gmail.com Tel. 967 200 906

- www.lietor.es


VIDEOS









PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios