Subscribe Us

TECNOLOGIA. El reconocimiento facial mediante cámaras térmicas, el futuro tras el COVID-19


La pandemia de coronavirus ha inspirado una nueva ola de tecnología estrechamente vinculada a las empresas desarrolladoras de software de imágenes térmicas y reconocimiento facial que puede detectar fiebres entre los empleados, un síntoma común del virus, y de otras posibles enfermedades. Su propósito es evaluar a los empleados de manera más eficiente.

Una empresa norteamericana, PopID, ha diseñado PopEntry +, una herramienta que combina reconocimiento facial instantáneo y detección de temperatura que pueden conectarse a los dispositivos móviles de los empleados, cerrar puertas si la temperatura de una persona es demasiado alta y registrar todo eso en un instante de tiempo. El dispositivo se ha implementado en empresas de EE.UU. con la ayuda de Wasserstrom, un distribuidor y fabricante de equipos y suministros para el servicio de alimentos de Columbus.


Si tienes una gran instalación con cientos de personas entrando y saliendo, es incómodo y costoso, y tener a un humano parado allí haciendo el examen no es una manera eficiente de hacerlo, afirma John Miller, CEO de PopID.


El producto es especialmente beneficioso en lugares como residencias de ancianos, que también necesitan monitorear a los visitantes. PopID ha distribuido PopEntry + a más de 100 empresas e incluso ha instalado el sistema en sus oficinas para controlar a los trabajadores esenciales acceden al trabajo.
La compañía ofrece dos tipos de tecnología: una tableta que se puede conectar a una pared o quiosco para tomar la temperatura de alguien y detectar si está usando una máscara; y una cámara más grande que puede tomar la temperatura de hasta 32 personas a la vez. Esta tecnología se está aplicando en industrias, museos, escuelas, guarderías, panaderías, iglesias, e incluso en tribunales de justicia.
Así, por ejemplo, en las escuelas con más de 500 estudiantes, las cámaras monitorearán en tiempo real a los estudiantes cuando ingresen al edificio, y a aquellos con fiebre se les evaluará su estado de salud, en lugar de detener a cada estudiante y poner un escáner temporal en su frente, algo que resulta poco efectivo y genera pérdidas de tiempo.
No obstante, esta tecnología no es una "bala de plata" contra el virus: las cámaras son para uso en interiores solo porque necesitan estar en un ambiente estable a la temperatura; y algunas personas con COVID-19 son asintomáticas y no tienen fiebre. Es solo una precaución de seguridad adicional que las empresas pueden tomar para ayudar a mantener seguros a los clientes o invitados.
La tecnología PopEntry + se puede adaptar en un mundo posterior a la pandemia para eliminar la necesidad de tarjetas y llaveros, en lugar de usar el reconocimiento facial para obtener acceso a lugares seguros. La compañía también está implementando un sistema de pago de reconocimiento facial que puede usarse en restaurantes y tiendas minoristas. El examen del estado de salud es solo el punto de entrada.
 PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios