Subscribe Us

SALUD. Lo que el ritmo cardíaco dice sobre nuestra salud


La frecuencia cardíaca, o pulso, es la cantidad de veces que su corazón late en un minuto. En todas las personas es diferente y cambia a medida que envejecemos. Comprender su frecuencia cardíaca y cuál es la más saludable para usted es una parte importante de su cuidado.

Frecuencia cardíaca en reposo
Es la cantidad de veces que su corazón late en un minuto cuando no está activo y su corazón no tiene que trabajar duro para bombear sangre a través de su cuerpo. Algunos medicamentos, como los betabloqueantes, pueden ralentizar los latidos cardíacos y disminuir la frecuencia cardíaca en reposo. La mayoría de los adultos sanos deben tener una frecuencia cardíaca en reposo de entre 60 y 100 latidos por minutoEn general, cuanto más en forma esté físicamente, menor será su frecuencia cardíaca. Los atletas pueden tener una frecuencia cardíaca en reposo normal en los 40. Una sana es una señal de que su corazón no tiene que trabajar demasiado para hacer circular la sangre.


Frecuencia cardíaca en reposo. En color verde el rango de valores normales (latidos por minuto)

Puede sentir su frecuencia cardíaca colocando los dos primeros dedos en el interior de la muñeca, el interior del codo, el costado del cuello o la parte superior del pie. Una vez que lo encuentre, cuente cuántos latidos siente en 15 segundos y multiplique ese número por 4.



¿Cómo bajar el ritmo cardíaco? 
Esto puede ser tan fácil como simplemente relajarse: siéntese, tome un vaso de agua o simplemente respire profundamente unas cuantas veces. Un estilo de vida más saludable, que incluya hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día, comer de manera más saludable, controlar su peso y reducir el consumo de alcohol, cafeína y fumar también puede ayudar. Si eso no es suficiente, puede intentar encontrar formas de manejar mejor el estrés, como el tai chi, la meditación o la atención plena.

Arritmia: un problema con su ritmo cardíaco
Cuando el ritmo de los latidos de su corazón está apagado, eso se llama arritmia. Hay cuatro tipos principales:
Taquicardia: cuando su corazón late demasiado rápido, generalmente más de 100 latidos por minuto. Una frecuencia cardíaca en reposo superior a 100 latidos por minuto ocurre con mayor frecuencia en los niños. También es más común en mujeres. Las principales causas de una frecuencia cardíaca rápida incluyen el estrés, fumar o beber demasiado alcohol, café u otras bebidas con cafeína.
Bradicardia: cuando su corazón late demasiado lento, por debajo de 60 latidos por minuto (a menos que sea un atleta). Una frecuencia cardíaca inferior a 60 latidos por minuto puede ser causada por una infección, un problema con la glándula tiroides (hipotiroidismo), un desequilibrio químico en la sangre, problemas respiratorios mientras duerme (apnea obstructiva del sueño) o enfermedades inflamatorias como el lupusTambién puede deberse a un problema con el desarrollo del corazón antes de nacer (por ejemplo, un "soplo" cardíaco).
Arritmia supraventricular: una arritmia que comienza en las cámaras superiores del corazón 

 Arritmia ventricular: una arritmia que comienza en las cámaras inferiores de su corazón

Varias cosas pueden provocar arritmia. Estos incluyen arterias obstruidas o endurecidas, presión arterial alta o problemas con las válvulas de su corazón. También puede ser el resultado de un trauma por un ataque cardíaco. Puede suceder mientras se recupera de una cirugía cardíaca y si sus electrolitos están desequilibrados. Por ejemplo, si su cuerpo tiene demasiado o muy poco potasio.
Frecuencia cardíaca y ejercicio
Cuando hace ejercicio, desea que su frecuencia cardíaca aumente, pero no demasiado. Para encontrar el número correcto, comience por calcular su frecuencia máxima: Reste su edad de 220. Si recién está comenzando un régimen de ejercicios, su objetivo debe ser aproximadamente el 50% de su frecuencia cardíaca máxima. Si ya hace ejercicio con regularidad, podría estar más cerca del 85%. Algunos dispositivos y máquinas, como una cinta caminadora, realizan un seguimiento de su frecuencia cardíaca. Una manera indirecta de comprobar si su corazón "va bien" es no forzarlo durante el ejercicio. Usted notará un ritmo inconstante y una falta regular y estable de aire para realizar el ejercicio.

Otros condicionantes
Las condiciones externas, como el clima cálido o la humedad, pueden hacer que su corazón bombee un poco más de sangre. Los altibajos emocionales extremos o la ansiedad también pueden aumentar su frecuencia cardíaca. Levantarse rápidamente de una posición sentada, en reposo,  también puede hacer que se altere su ritmo cardíaco durante unos segundos.
Visite a su médico si está tomando un medicamento que le provoque desmayos o mareos. Comuníquese también si nota que a menudo tiene latidos cardíacos rápidos o pulso bajo. Dependiendo de lo que esté sucediendo con usted, su médico podría cambiar sus medicamentos, recomendar un marcapasos para que su corazón lata al ritmo correcto o sugerir otras cosas para prevenir o controlar su condición.
PUBLICIDAD

Publicar un comentario

0 Comentarios