Subscribe Us

NATURALEZA. Galápagos: Isla San Bartolomé


Bartolomé es una de las excursiones paradigmáticas para todos aquellos que visitan el Archipiélago de las Islas Galápagos. La imagen del Pináculo, pitón volcánico que adorna la costa noroeste de este pequeño islote situado a escasos kilómetros del litoral oriental de Isla Santiago, es una de las postales más conocidas del archipiélago e imagen recurrente de películas y documentales rodados en estas islas mágicas. Pero más allá de la foto, una visita a Bartolomé es, también, una clase magistral sobre el origen geológico de este rincón del mundo y, como sucede en todos los lugares visitables del Parque Nacional, otra muestra de la enorme riqueza ecológica del lugar.



Como sucede con otras excursiones que parten desde la Isla de Santa Cruz, la travesía de poco más de dos horas de duración entre esta isla y Bartolomé parte del embarcadero del Canal de Itabaca. Los barcos que cubren este trayecto son de pequeña eslora por lo que hay que ir preparado si se sufre de mareos. El desembarco se hace muy cerca de Playa Dorada, lugar dónde se alza el famoso pináculo de piedra y, desde el primer momento, la excursión se adentra por el paisaje volcánico del islote.



Bartolomé es una isla joven, de las últimas porciones de tierra que se han sumado al conjunto galapaguino. Esto se pone de manifiesto en dos aspectos: primero por la abundancia de coladas de lavas prácticamente intactas y los numerosos conos de toba volcánica que se reparten por toda la geografía insular. El segundo es la presencia de especies vegetales autóctonas que se caracterizan por ser de las primeras que colonizan territorios de carácter volcánico. Es el caso de plantas como la Chamaesyce spp, la Tiquilia nesiotica o la Tiquilia fusca, que se encuentran con abundancia en Bartolomé.



Un sendero formado por casi 400 escalones escala los 115 metros que median entre el nivel del mar y el mirador panorámico que permite ver toda la isla desde las alturas. Hacia el oeste se puede ver el mítico pináculo y las cercanas costas de Isla Santiago. Al este, se pueden ver los campos de lava del interior salpicado de los llamados ‘conos parásitos´, pequeños cráteres vinculados a la última gran erupción que se produjo en la isla.



La excursión se completa con la visita a las Playas Sur y Norte, un estrecho istmo de arenas coralinas que se encuentra en el extremo oeste de la isla, justo dónde se encuentra el Pináculo. La Playa sur es una zona de anidamiento frecuente de tortugas marinas, por lo que se prohíbe el baño. Aún así, y desde la orilla, pueden verse con facilidad una gran cantidad de fauna marina. El baño si se permite en la Playa Norte que, además, cuenta con una extensa colonia de pingüinos. Aquí es normal que la excursión culmine con una pequeña inmersión de snorkeling en la que se puede disfrutar de varios de los ilustres vecinos de las aguas galapaguinas, tales como tintoreras, lobos marinos, tortugas, los propios pingüinos y una extensa variedad de peces de todos los tamaños y colores.







Más información: https://www.chokotrip.info/travel-tip/tour-isla-bartolome/

Publicar un comentario

0 Comentarios