Subscribe Us

VIDA SALUDABLE. El Omega-3 no protege contra el cáncer


Según un reciente estudio realizado por la Universidad de East Anglia, los ácidos grasos Omega-3 no protegen contra el cáncer, propiedad que se venía atribuyendo a este tipo de grasa poliinsaturada.

El aumento del consumo de grasas omega 3 se promueve ampliamente en todo el mundo debido a la creencia común de que protegerá contra, o incluso revertirá, enfermedades como el cáncer, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. Pero dos revisiones sistemáticas publicadas hoy en el  British Journal of Cancer and the Cochrane Database of Systematic Reviews,  prueban que los suplementos de Omega 3 pueden reducir ligeramente la mortalidad y los eventos de enfermedades coronarias, pero aumentan ligeramente el riesgo de cáncer de próstata. Los efectos beneficiosos y perjudiciales son pequeños.

El Omega 3 es un tipo de grasa. Pequeñas cantidades son esenciales para la buena salud y se pueden encontrar en los alimentos que comemos, incluyendo nueces, semillas y pescados grasos, como el salmón. Las grasas Omega 3 también están disponibles como suplementos de venta libre, y se compran y usan ampliamente.

Investigaciones previas demostraron que los suplementos de Omega 3 de cadena larga, incluidos los aceites de pescado, no protegen contra afecciones como ansiedad, depresión, accidente cerebrovascular, diabetes o muerte. Estas grandes revisiones sistemáticas incluyeron información de muchos miles de personas durante largos períodos. Esta gran cantidad de información ha aclarado que si tomamos suplementos de Omega 3 durante varios años, podemos reducir ligeramente nuestro riesgo de enfermedad cardíaca, pero esto se neutraliza con un aumento ligero de nuestro riesgo hacia algunos tipos de cáncer. Los efectos generales en nuestra salud son mínimos.

La evidencia sobre las bondades del Omega 3 proviene principalmente de ensayos realizados con suplementos de aceite de pescado, por lo que los efectos sobre la salud del pescado azul, una rica fuente de omega 3 de cadena larga, no están claros. El pescado azul es un alimento muy nutritivo como parte de una dieta equilibrada, rico en proteínas y energía, así como en importantes micronutrientes como el selenio, el yodo, la vitamina D y el calcio; es mucho más que una fuente de Omega 3.

Pero los resultados del estudio indican que no hay un valor demostrable en las personas que toman suplementos de aceite Omega 3 en la prevención o el tratamiento del cáncer. De hecho, se ha descubierto que pueden aumentar ligeramente el riesgo de cáncer, particularmente para el cáncer de próstata. Sin embargo, este riesgo se compensa con un pequeño efecto protector sobre la enfermedad cardiovascular.



DETALLES DEL ESTUDIO
El equipo de investigación analizó 47 ensayos con adultos que no tenían cáncer, que tenían un mayor riesgo de cáncer o que tenían un diagnóstico previo de cáncer, y 86 ensayos con evidencia sobre eventos cardiovasculares o muertes. Más de 100.000 participantes fueron seleccionados al azar para consumir más grasas Omega-3 de cadena larga (aceites de pescado), o mantener su ingesta habitual, durante al menos un año en cada una de las revisiones periódicas.

Estudiaron la cantidad de personas que murieron, recibieron un nuevo diagnóstico de cáncer, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular y/o murieron por cualquiera de estas enfermedades.

Teniendo en cuenta las preocupaciones ambientales sobre la pesca industrial y el impacto que está teniendo en las poblaciones de peces la contaminación plástica en los océanos, parece poco recomendable continuar tomando tabletas de aceite de pescado que brindan poco o ningún beneficio.

Fuentes:
'Omega-3, omega-6 and total dietary polyunsaturated fat on cancer incidence: systematic review and meta-analysis of randomised trials' is published in the British Journal of Cancer on February 29, 2020. DOI: 10.1038/s41416-020-0761-6
'Omega-3 fatty acids for the primary and secondary prevention of cardiovascular disease' is published in the Cochrane Database of Systematic Reviews on 29th February 2020. DOI: 10.1002/14651858.CD003177.pub5
Katherine H. O. Deane et al. Omega-3 and polyunsaturated fat for prevention of depression and anxiety symptoms: systematic review and meta-analysis of randomised trials, The British Journal of Psychiatry (2019). DOI: 10.1192/bjp.2019.234


Publicar un comentario

0 Comentarios