Subscribe Us

TECNOLOGÍA. El "Eurocoin" (EUC), la criptomoneda del BCE


En respuesta a la criptomenada Libra promovida por Facebook, el Banco Central Europeo (BCE), ahora presidido por Christine Lagarde, está diseñando una estrategia bancaria con una criptomoneda propia, que se llamaría "Eurocoin". No parece que vaya a ser algo inmediato ya que algunos miembros del BCE han calificado esta iniciativa como "un riesgo sin precedentes para la estabilidad financiera, para la protección de los datos de la población y para la soberanía monetaria de los países que podría reducir el control del BCE sobre el Euro". Otros gobernadores de bancos centrales, como el gobernador del banco central de la India, ha defendido que las instituciones "nunca aceptaremos una divisa digital privada porque la emisión de moneda es una función soberana y debe hacerla el soberano".

Entonces, ¿por qué el BCE está planteando ahora públicamente la posibilidad real de una criptomoneda europea?. La presidenta del BCE ha dejado claro que una criptomoneda europea facilitaría pagos inmediatos, seguros, baratos y potencialmente semianónimos" y, lo más importante, los bancos centrales mantendrían una posición segura en los pagos. En otras palabras, Lagarde y otras instituciones entienden que la tecnología tiene un potencial y beneficios claros que, a diferencia de los privados, permiten a los reguladores mantener su control y la estabilidad financiera.

El BCE empieza a sugerir que la adopción de monedas digitales podría ser mucho más fluida si el uso de efectivo físico continuara disminuyendo en todo el continente.

Expertos del mundo financiero opinan que el dinero físico va a tender a desaparecer y eso aceleraría la necesidad de poner en marcha la criptomoneda europea. Además a las instituciones también les interesa este proceso hacia las criptodivisas porque supone más seguridad, supervisión y control.

CÓMO SERÍA EL "EUROCOIN"
Aunque, este 'Eurocoin' aún no es más que un proyecto a explorar, ya se saben ciertas características que tendría esta moneda. La primera es que será una 'stablecoin' respaldada por el euro y otra, que mantendría a las entidades bancarias como agentes dentro del sistema financiero, a imagen y semejanza del modelo actual. Además, el proyecto iría acompañado de una regulación paralela que permita prohibir proyectos alternativos "demasiado peligrosos para la estabilidad financiera".

El desafío que afrontaría el BCE sería enorme porque tendrían que construir billeteras frontales, monitorear transacciones, mantener esta tecnología, y ver cómo educar a la población, especialmente a las generaciones menos familiarizadas con lo digital. Todas estas cosas son importantes porque cualquier fallo podría socavar la reputación del BCE.

La popularidad de las criptomonedas es enorme, y con las naciones que ya están experimentando con monedas estables ("stablecoins") como un método para aliviar sus respectivas economías en dificultades, la Unión Europea puede encontrarse en posesión de una serie de estudios de casos tangibles en el futuro cercano.

Uso de criptomonedas en el mundo

QUIÉNES SALDRÍAN PERDIENDO
Este cambio de paradigma traerá grandes perdedores más allá de Libra. Los proyectos de 'stablecoins' como el de Facebook (Tether, por ejemplo) serán innecesarios porque las monedas estables ancladas al valor de una divisa tendrán en frente a otra que hace lo mismo y que además estaría respaldada por la UE.

Habría que mencionar también el ejemplo de Ripple, la criptomoneda 'blockchain' del Santander para transacciones transfronterizas, que podría perder también parte de su sentido. Bitcoin, igualmente se dejaría enteros como valor de intercambio más allá de un activo de inversión. En ambos casos el Eurocoin podría cumplir los requisitos para los que estas alternativas fueron diseñadas.

Regulaciones de criptomonedas en el mundo

OTROS PROYECTOS DE CRIPTODIVISAS
El de la Unión Europea no es el primer proyecto que surge en los últimos años. Aunque la llegada de Libra ha espoleado al viejo continente en esa dirección ya hay otros países que están coqueteando con la idea por necesidad o anticipación. Uno de los más conocidos es China que, según su Banco Popular, lleva ya años trabajando en una divisa con 'blockchain' y que tras el anuncio de Libra decidieron acelerar el proyecto.

Casos como el de Venezuela o Irán son más impactantes. El primero, el Petro, se está intentado generalizar con el objetivo de encontrar un refugio de la hiperinflación de bolívar. Este tiene como referencia el petróleo y ha tenido escaso éxito. El proyecto de Irán está mucho más lejos de ver la luz y no se sabe nada de cómo sería. Fue anunciado en 2016 con el principal objetivo de evitar las sanciones económicas levantadas durante el Gobierno de Obama, por lo tanto ahora podría volver a recuperar su interés.

Otros países como Suecia, Rusia, Israel o Suiza ('cripto-franco' se llama aquí) han admitido que estudian implementar estas monedas. Incluso la Fed, de Estados Unidos, ha afirmado que valora la opción pero reconoce que actualmente se encuentra muy lejos de ese escenario.

"STABLECOINS" vs CRIPTOMONEDAS
Si bien el mercado de criptomonedas está tratando de encontrar un fondo después de perder más del 80 por ciento de su valor desde su pico anual, las monedas estables ("stablecoins") están recibiendo más atención gracias a su capacidad para almacenar valor y suavizar la volatilidad. Actualmente, las monedas estables representan el mercado de más rápido crecimiento dentro del espacio de las criptomonedas, con varias monedas importantes de este tipo lanzadas en los últimos meses.

Los "stablecoins" son criptomonedas híbridas porque son unidades basadas en blockchain que también están respaldadas por monedas fiduciarias o productos básicos, por lo que proporcionan los beneficios de las monedas criptográficas y fiduciarias. Gracias a su estabilidad, las "stablecoins" representan la herramienta ideal que puede conectar innumerables ecosistemas de internet y blockchain con las economías tradicionales. Estas monedas ayudan a los usuarios a agilizar los pagos a través de la automatización al tiempo que garantizan la liquidez, seguridad y transparencia.

La mayoría de los ecosistemas de blockchain todavía están luchando por estar más interconectados con la banca tradicional, pero ésta parece tener barreras difíciles en muchas jurisdicciones. Para evitar las dificultades causadas por los bancos, las empresas de cifrado pueden confiar en las monedas estables. Las "stablecoins" son otra mega-tendencia en estos días, y parece que buscan incidir en la industria de pagos, las operaciones de comercio electrónico, los salarios y los pagos de alquileres, la gestión del patrimonio y los mercados de préstamos, entre otros. Entonces, el futuro del dinero podría pertenecer a las monedas estables, en lugar de a las criptomonedas, como todos han especulado.

CRIPTOMONEDAS MÁS USADAS (2019)

Fuente: https://financial-translator.com/tag/best-cryptocurrencies-top-cryptocurrencies/

Sea como fuere, parece evidente que en un mundo que tiende hacia lo digital, el dinero igualmente será digital, sea cual sea el nombre de las "criptodivisas" que los mercados decidan aceptar como herramienta de intercambio financiero y comercial. Y ese dinero digital puede estar más cerca de convertirse en una realidad de lo que podemos pensar.

Publicar un comentario

0 Comentarios