Subscribe Us

TRADICIONES. Mitología del Invierno: creencias y rituales mágicos


Según el folklore antiguo, algunos seres sobrenaturales solo pueden manifestarse cuando hace frío. Otros usan el frío a su favor para lograr cierto resultado. Cuando aparecen los espíritus, requieren energía extraída del aire circundante, que se enfría a medida que pierde energía. 


La mitología del invierno está llena de apariciones y fenómenos sobrenaturales. De esta manera, con sus tradiciones y celebraciones específicas, el invierno siempre ha fascinado a la gente.

1. Yukionna. Espíritu Japonés de Nieve
En Japón se dice que cuando una mujer muere de frío puede convertirse en una yukionna, un tipo de entidad de nieve con poderes mágicos sobre el frío. Pero el poder tiene su precio ya que un yukionna es un tipo de youkai. Esto significa que la mujer se convierte en una especie de demonio que robará las almas de aquellos a quienes hechiza.

En Japón, la ropa se hace para abrocharla de izquierda a derecha. Esto es tanto para hombres como para mujeres porque las únicas prendas que cierran de derecha a izquierda son las diseñadas para los muertos. Así, los kimonos blancos que se cierran de derecha a izquierda están destinados a las personas ya fallecidas. Una vieja creencia establece que si una persona viva usa ropa que se cierra de derecha a izquierda, el individuo atraerá la desgracia sobre sí misma.

Esta es una forma de reconocer renacidos y otras apariciones desde más allá de la tumba. Para darse cuenta de si alguien es realmente un espíritu, la persona viva solo debe mirar la forma en que se sujeta la ropa. Esto también se aplica en el caso de la yukionna. Como una yukionna es un youkai resultante de una mujer muerta, usaría un kimono blanco cerrado de derecha a izquierda.


Una yukionna tiene una existencia estrechamente relacionada con el frío. La yukionna siempre aparece en las noches con nieve. Esta entidad tiene labios azules, cabello negro y muy largo, y piel pálida (a veces transparente). A pesar de que es una entidad inhumana, la yukionna puede ser muy hermosa. Ella se mueve flotando sobre la nieve en el suelo y no deja huellas. Una yukionna también puede transformarse en niebla o nieve. Esta entidad sobrenatural aparece como una mujer indefensa atrapada en una tormenta de nieve, pero, si alguien trata de ayudarla, ella usa su aliento helado para matar al individuo.

La yukionna también puede aparecer con un niño en sus brazos, pero si alguien trata de sostener a ese niño, el individuo se congelaría en el acto. Como un vampiro, la yukionna debe ser invitada a una casa. Cuando lo está, puede venir de noche y congelar a la gente hasta la muerte mientras duerme. En algunos casos, la yukionna solo mata. En otros, ella se alimenta de la esencia de la vida de los vivos. De esta manera, la yukionna es una entidad sobrenatural del folklore japonés estrechamente vinculada al frío y al hielo.

2. Jotunheim. Tierra del Frío Eterno
Los antiguos nórdicos creían en la existencia de nueve mundos conectados por las ramas de Yggdrasil (El Árbol del Mundo). Se dice que al principio había dos mundos. Estos mundos iniciales fueron el mundo del fuego, Muspelheim, y el mundo de los nueve ríos congelados, el frío y el hielo, llamado Nifelheim. El agua y el fuego de estos dos mundos se combinaron, generando el complejo sistema de nueve mundos. Jotunheim es uno de estos nueve mundos. Es el hogar de los gigantes de las heladas. Estos gigantes son una amenaza constante para los dioses de Asgard y para los humanos de Midgard. Son conocidos como jotunn o como jotnar.

Ymir es muerto por Odin y sus hermanos.

El río Ifingr separa Asgard de Jotunheim. Los dioses (conocidos como los Aesir) no permiten que los gigantes de hielo entren en su mundo. Esto se debe a que ha habido muchos conflictos entre las dos razas. También se dice que el primer gigante de las heladas fue Ymir. Se formó a partir del caos inicial conocido como Ginnungagap.  Se decía que Ymir se había formado en el mismo momento en que la niebla helada de Nifelheim entró en contacto con las llamas de Muspelheim. En cuanto a Jotunheim, es un mundo de eterno frío, hielo y nieve. Aquí el hielo nunca se derrite y el frío es interminable.

"El Árbol del Mundo" (Yggdrasil) con varios animales que viven en él y sobre él. (comischong/ CC BY SA 3.0 )
3. La Aurora Boreal
La aurora boreal se manifiesta en las zonas árticas y antárticas. Este fenómeno es el resultado de la colisión entre las partículas cargadas de los rayos del sol y los átomos de oxígeno y nitrógeno del campo magnético de la Tierra. Crea luces naturales de colores en el cielo.


La aurora boreal es muy hermosa y lleva el nombre de Aurora, que solía ser la diosa romana del amanecer, y del término griego "boreas" que se refería al viento del norte. Durante las tormentas geomagnéticas, la aurora boreal también puede manifestarse en regiones con una latitud más baja. Por lo general, este fenómeno aparece en los polos geográficos entre 3 y 6 grados de latitud y en los polos geomagnéticos entre 10 y 20 grados de latitud.

Aurora Boreal sobre la nieve.
La gente se ha inspirado en este fenómeno natural único desde la antigüedad y durante la Edad Media, los cristianos creían que la aurora boreal era una señal de la presencia de Dios. Los nativos americanos lo consideraban una danza de los espíritus. Por lo general, este fenómeno solía aparecer en la época del equinoccio. Así es como la aurora boreal se asoció con lo sobrenatural.

Otra creencia muy interesante asociada con las luces en el cielo proviene de los antiguos nórdicos. Los vikingos creían que la aurora boreal era una forma para que los dioses mostraran a los humanos el camino a Valhalla, el viejo paraíso nórdico donde los elegidos se unieron a Odin (el dios supremo) en la gran fiesta. Por lo tanto, esta era una manera para que los dioses demostraran a los humanos que la vida no termina después de la muerte. En cambio, la aurora boreal apareció como un símbolo de un glorioso nuevo comienzo.

4. El YETI
El yeti, también conocido como el abominable hombre de las nieves, es un ser asociado con el eterno frío y la nieve de las montañas del Himalaya. Se dice que este ser reside en la zona montañosa que se extiende desde Nepal hasta el Tíbet. Los lugareños han incluido el yeti en la mitología y el folklore de la zona. En este contexto, el ser también se conoce como Meh-Teh. El yeti se hizo conocido por los occidentales alrededor del siglo XIX y desde entonces ha fascinado a las personas interesadas en la criptozoología.

Al principio, los lepchas tibetanos solían adorar a una deidad de caza que se decía que se manifestaba como una criatura de la nieve. Y en la religión Bon de la zona, la gente solía creer que la sangre del hombre salvaje "mirgod" era necesaria para muchos rituales mágicos. Se decía que este hombre salvaje era una criatura humanoide que se parecía a un gran mono. Otras descripciones indican que el yeti tiene todo su cuerpo cubierto de cabello largo y oscuro.

Representación artística del Yeti
La existencia del yeti no se ha confirmado científicamente, sin embargo, ha habido innumerables testigos oculares que afirman haber visto este ser o que han encontrado sus huellas en la nieve. Los habitantes del Himalaya siguen creyendo que estos seres viven en las cuevas heladas de la región y que las montañas son su territorio.

5. Sacrificios Rituales de Invierno
En las tradiciones griegas, germánicas y celtas, había una serie de rituales de iniciación a través de los cuales los jóvenes tenían que demostrar que estaban listos para comenzar su vida adulta. Así es como algunos jóvenes terminaron siendo marginados. Tenían que formar grupos guerreros que vivían depredando en otras comunidades. Estas tribus vivían y actuaban como lobos en una manada. Por eso, para ingresar a la edad adulta, solían sacrificar perros durante los rituales de invierno.

Después de esto, cada individuo tenía que usar durante seis años la piel del animal que habían matado. Después de pasar este período de tiempo, tenían que quemar la piel, marcando simbólicamente su regreso a la sociedad. Los jóvenes solían convertirse en guerreros durante el ritual de invierno que implicaba sacrificio de animales. Durante todo el año, las vacas generalmente eran sacrificadas. Sin embargo, en invierno, la gente solía sacrificar perros en su lugar.

Viking Berserker. (Lobo Berserker/ CC BY SA 4.0 )

La prueba de estos rituales de iniciación invernales recae en el sitio Krasnosamarskoe de la cultura de la Tumba de la Madera, en la Edad del Bronce (Srubnaya, siglos 18 a 12 a.C., zona del Ponto y Mar Caspio). Aquí es donde los arqueólogos han descubierto una gran cantidad de huesos y restos de perros sacrificados. Una vez que se convirtieron en guerreros, los jóvenes de la comunidad se aprovecharon de otras comunidades. Así es como expandieron su propio territorio y aumentaron las riquezas de su comunidad.


El número mágico de tales comunidades era el ocho. En opinión de los arqueólogos, estas comunidades guerreras podrían haberse organizado en grupos de ocho y cada individuo solía sacrificar ocho animales. Después del sacrificio, se creía que los jóvenes asumían parte del poder y las habilidades de los animales sacrificados. Así es como cada individuo se convirtió en un guerrero, un adulto y un depredador.

6. El Santa Claus chino
La imagen occidental de Santa Claus no es la única. También hay un equivalente chino al anciano vestido de rojo que viaja en trineo con renos y trae regalos. Según la leyenda, en Kanasi, en Xinjiang, vivía un cazador muy valiente llamado Jia Deng. Como ayudante, tenía un lobo mascota que también era su compañero de caza.

Jia Deng era un buen cazador, pero también era bueno para cubrir sus huellas. De esta manera, no podía ser seguido. El hombre también tenía un buen corazón. Por la noche, recorría las casas de los pobres dejando algo de lo que había cazado como alimento para ellos. Al día siguiente, cuando encontraban la comida en la puerta, la gente se ponía muy feliz. Sin embargo, la gente quería saber quién era realmente el misterioso hombre de buen corazón para poder agradecérselo. Durante muchos años, la identidad de este hombre permaneció envuelta en un misterio.

Hombre viejo con barba
Finalmente, no se encontraron más alimentos frente a las casas de los pobres. Después de seis días de espera, la gente organizó un grupo de búsqueda para encontrar al amable desconocido. Habían buscado durante todo un mes hasta que se enteraron de un anciano con una larga barba blanca que había muerto en una cueva. Cuando llegaron a la cueva, la gente encontró al hombre muerto, pero también encontraron sus herramientas y armas de caza. Así entendieron que había sido el extraño generoso y misterioso de corazón amable. El hombre fue enterrado en el pueblo y se honró su memoria y amabilidad. Al igual que Santa Claus, Jia Deng se ha convertido en un símbolo de amabilidad y generosidad.

7. Muerte y Promesa de Renacimiento
En invierno, los árboles pierden sus hojas y parecen sin vida. Al contemplar esta "muerte" de la naturaleza, el hombre ha asociado el invierno con una especie de muerte que luego permite que la naturaleza renazca y se regenere aún más bellamente que antes.

En la tradición griega, esta creencia está ilustrada por la leyenda de Perséfone. Era una diosa de la naturaleza asociada con el poder de la vegetación para crecer en primavera, hacer flores en verano y dar fruto en otoño. Deméter era la madre de esta diosa. Nunca quiso que su hija se fuera de su lado, así que nunca la dejó fuera de su vista.

Un día, Hades vio a la hermosa Perséfone y se enamoró de ella perdidamente. Terminó secuestrándola y llevándola a su mundo subterráneo. Desesperada, Deméter comenzó a buscar a su hija. Durante este período de tiempo, ella no permitió que floreciera la vegetación. Finalmente, Helios (el Sol que todo lo ve) descubrió lo que había sucedido y le contó a Deméter sobre el secuestro de su hija.

"El Regreso de Perséfone", (1891) por Frederic Leighton. 
Así fue como Zeus, padre de Perséfone, se vio obligado a intervenir. Tenía que salvar a la humanidad del hambre, por lo que obligó a Hades a regresar a Perséfone. Pero el dios del inframundo también tenía un plan. Antes de devolverla a su madre, le dio a Perséfone algunas semillas de granado.

Según el mito, quien come la comida del inframundo se ve obligado a vivir allí. Por lo tanto, a pesar de que la diosa fue devuelta a su lugar legítimo, debe visitar a Hades todos los años durante unos meses para sobrevivir. Se dice que estos son los meses de invierno. La naturaleza muere en invierno porque Deméter llora la ausencia de su hija y renace en primavera cuando regresa al mundo de los vivos.


Fuentes:
- Birrell, A 1999. “Chinese Mythology – An Introduction ”. Johns Hopkins University Press.
- Bulfinch, T. 2016 “Bulfinch’s Greek and Roman Mythology ”. CreateSpace.
- Hamilton Wright Mabie, 2002. “Norse Mythology – Great Stories from the Eddas ”. Dover Publications.
- Redfern, N. 2015. “The Bigfoot Book – The Encyclopedia of Sasquatch, Yeti and Cryptid Primates ”. Visible Ink Press.
- Snorri Sturluson. 2006. “The Prose Edda – Tales from Norse Mythology ”. Penguin Classics.
- Webbe Dasent, Sir George. 2009. “Popular Tales from Norse Mythology ”. Book Jungle.
- https://mitosyleyendascr.com/mitologia-griega/persefone/

- https://en.wikipedia.org/wiki/Srubnaya_culture

Publicar un comentario

0 Comentarios