Subscribe Us

TURISMO. Ruta del Faro de l'Albir (Alicante)


Situado en la localidad de Alfaz del Pi en la Comarca Marina Baja de la provincia valenciana de Alicante, el Faro de l’Albir fue inaugurado el 30 de abril de 1863. Estuvo diseñado por el ingeniero Antonio Molina, y fue restaurado en el año 2011 para servir como sala de exposiciones y centro de interpretación. 

La situación privilegiada en la que se encuentra ya fue aprovechada con anterioridad; en el siglo XVII se edificó la Torre Bombarda (se cree que tenía una imponente altura máxima de 12 metros y muros de casi dos metros de grosor) que vigilaba la llegada de piratas berberiscos, frecuente en la época. Sus ruinas restauradas en el año 2011 se pueden visitar aprovechando la subida al faro.


Ubicación del faro y metros finales de la ruta

Parque Natural de la Serra Gelada (Sierra Helada)
Con una extensión de más de 5.500 hectáreas, el Parque Natural de la Sierra Gelada fue declarado como tal en el año 2005. La Sierra Helada es un conjunto montañoso de 6 kilómetros de longitud que sirve de frontera natural entre las bahías de Benidorm y de Altea. Destacan, además de su costa escarpada poblada de barrancos, la Isla de Benidorm y los islotes de la Olla y Mitjana.


Dentro de la extensión del parque se encuentran varias especies vegetales protegidas, como el pino blanco, o la Posidonia y la Cymodocea en los fondos marinos.

En cuanto a la fauna que podemos encontrar destacan las aves marinas, siendo una zona de referencia para las observaciones ornitológicas. Habitan la zona aves como el paíño europeo, el cormorán moñudo y la gaviota de Audouin y algunas aves rapaces como el halcón peregrino. También merece mención la nacra, un molusco bivalvo amenazado que puede alcanzar los 75 cm de diámetro y es exclusiva del mar Mediterráneo. 


Plano más cercano de los característicos muros blancos del faro.
La ruta
La ruta que lleva hasta el Faro de l’Albir es ideal para ser disfrutada con niños por la poca dificultad que supone recorrerla. Se recomienda protegerse del sol dada la exposición constante al mismo durante prácticamente todo el trayecto y la brisa marina que puede contribuir a provocar quemaduras.

Podemos llegar en coche hasta el inicio de la ruta, donde encontraremos un amplio parking gratuito y un merendero, además de una pequeña caseta de información. El camino que seguiremos está asfaltado y muy bien señalizado, sin posibilidad de pérdida. A lo largo del mismo podremos consultar varios paneles informativos que enriquecen el camino con datos sobre la historia, geología o flora y fauna de la zona. También podremos disfrutar de las magníficas vistas desde alguno de los miradores que hay en el camino, que permiten contemplar el Peñón de Ifach o la bahía de Altea.


El Faro de l’Albir y las impresionantes vistas que ofrece desde su altura.

Ficha técnica:
Distancia: 5 kilómetros (ida y vuelta)
Duración: 1 hora 30 minutos - 2 horas
Desnivel: 112 metros
Dificultad: baja
*Se puede recorrer a pie o en bicicleta.

En el inicio de esta ruta existe una conexión con otra diferente de mayor dificultad. Su trayecto lleva del repetidor de Alfaz del Pí hasta la Cruz de Benidorm en un recorrido más técnico, con constantes subidas y bajadas. En la entrada del Parque Natural encontraremos información de las diferentes rutas a realizar por la sierra.

El Centro de Interpretación
En el interior del faro se ha habilitado un centro de interpretación en el que no sólo encontrarás los secretos del Faro sino que podrás descubrir multitud de curiosidades y datos interesantes del Parque de Serra Gelada. El acceso es gratuito y conviene consultar sus horarios puesto que varían de una época a otra del año.


Vistas desde un mirador de la Ruta del Faro de l’Albir.

Cala del Metge
A lo largo del camino que nos lleva al faro encontraremos accesos a varias calas prácticamente vírgenes que nos ofrecen refrescantes baños en épocas de calor. La primera y más conocida de ellas es la Cala del Metge, a la cual podemos llegar por un camino que tiene su inicio justo después del merendero. Este acceso no es sencillo puesto que no hay escalones pero merece la pena el esfuerzo por la recompensa de la belleza de la cala y la posibilidad de contemplar los fondos marinos practicando snorkel.

Cueva del Bou
Desde la ruta podremos acceder por un pequeño camino sin asfaltar a la conocida Cueva del Bou, llamada también Boca ballena Se trata de una cueva natural de grandes dimensiones en cuyo interior encontraremos formaciones geológicas como estalactitas, estalagmitas o columnas.


Cueva del Bou o Boca de Ballena.
Minas de ocre de l’Albir
Desde la parte alta del camino del faro se puede acceder a dos senderos que llevan a las minas de ocre excavadas en época romana. Su último período de explotación acabó en los primeros años del siglo XX. 



Se trata de una serie de cuevas de poca profundidad que pueden visitarse incluso sin linterna. Se pueden encontrar en las cercanías los restos de los soportes de raíles para llevar el mineral extraído hasta la orilla, donde era cargado en barcazas.

Fuentes: 
www.provinciadealicante.es
www.alicanteout.com
www.turisme.gva.es

www.costablancda.org

Publicar un comentario

0 Comentarios