Subscribe Us

TURISMO. Escapada a Frigiliana (Málaga)


El Casco Histórico de Frigiliana ha sido declarado como Conjunto Histórico Artístico. En su visita a Frigiliana encontrará los restos que nuestra rica historia ha dejado en forma de monumentos que aún hoy permanecen como parte natural de nuestras calles, el Ingenio, en la actualidad única fábrica de miel de caña en Europa, la Fuente Vieja, la Ermita de Ecce Homo, Los Reales Pósitos o el Torreón son algunos de los ejemplos de los monumentos que encontrará en su paseo por el casco histórico de Frigiliana, de estilo mudéjar, y el más galardonado de la comarca de la Axarquía.


El casco antiguo de Frigiliana, de origen morisco-mudéjar, es sin duda uno de los mejor conservados de toda la provincia. Pasear por él, a cualquier hora del día, aunque muy especialmente por la noche, nos transportará en el tiempo a épocas pasadas, dejando de lado ruidos, vehículos circulando a nuestro lado, prisas, y en definitiva, todo aquello que vemos como habitual en nuestra vida cotidiana en la ciudad. El conocido como Barribarto le deslumbrará de día por el reflejo del sol en sus siempre impolutas y encaladas fachadas, mientras que por la noche se verá inmerso en un ambiente silencioso, tan sólo roto esporádicamente por las charlas de algunos vecinos en los revellines de sus casas, o el movimiento de algunos turistas que aprovechan estas horas para conocer el casco antiguo.


Calle típica de Frigiliana
Las casas del Barribarto son un claro ejemplo de la arquitectura popular que es base del caserío actual, con alturas adaptadas al terreno, yuxtaposición como conjunto, sencillez exterior, estructuras de crujías, etc. No hay un trazado urbano premeditado, sino grandes manzanas comunicadas por calles en recodo. Uno de los tramos que mejor ejemplifica este principio de la ciudad hispano-musulmana es el punto en que calle Hernando el Darra desemboca en Travesía y enlaza con calle Amargura y ésta con calle Alta hasta dar a parar a calle Zacatín, para finalizar en las traseras de la iglesia de San Antonio.


En la parte alta del pueblo se encuentra el barrio morisco, un laberinto de calles estrechas y muy empinadas, a la espera de ser exploradas cada día por sus visitantes.
Los adarves son testimonio del urbanismo andalusí, éstos dan acceso a las casas que no tienen entrada directa desde las calles o necesitan una segunda puerta. La mayor parte de las veces es un pasillo o recodo que no permite más que acceder a un rellano que antecede a las entradas de las casas que convergen en ese espacio, aunque actualmente algunos de ellos se han convertido en pasajes al haber sido derribadas alguna de las casas a las que daba acceso para comunicar dos calles.




 En Frigiliana se conservan algunos como los de calle Zacatín, el del Túnel, del Señor, la Huerta, de la Amargura, del Peñón, del Batanero, del Torreón, del Cura Soto, del Corralón y del Inquisidor. De la que fuera alquería de Frigiliana sólo nos ha llegado lo más privado de su organización del espacio urbano, las casas y los adarves, nada de sus edificios públicos y de uso comunitario, como baños, mezquitas, zaouias, etc., los cuales, aunque no debieron ser de gran entidad, sí que debieron existir.


La Ermita del Ecce Homo, o Ermita del Santo Cristo de la Caña como la conocen los vecinos, es un lugar de interés cultural para conocer la tradición de las fiestas cristianas barrocas en Frigiliana. El Miércoles Santo se lleva en procesión desde esta ermita hasta la Iglesia de San Antonio la talla del Ecce Homo, una pieza en madera policromada de estilo neobarroco realizada en la segunda mitad del siglo XX.


QUÉ VER EN FRIGILIANA 

FUENTE VIEJA (s.XVII). Esta adosada al alzado posterior de una vivienda y se concibió para abastecimiento de la población y abrevadero de animales. Originalmente se la conoció como "La Fuente Nueva", que se encuentra bajando la calle Chorruelo a la izquierda.


La Fuente Vieja (siglo XVII)
REALES PÓSITOS (s.XVIII). Antiguo silo construido en 1767 donde se almacenaba el excedente de grano en los años de buena cosecha para repartirlos en los malos tiempos. Aunque la institución del pósito se menciona a partir de 1749, es muy probable que se instituyera en 1640, año en el que Frigiliana se constituyó en villa independiente. Actualmente es un espacio privado ocupado por viviendas, conservándose de su antigua estructura tan sólo las arcadas de ladrillo de su alzado principal y sus sótanos. 


Reales Pósitos
CASA DEL APERO. Probablemente a principios del S XVII y funcionalmente ligado al Ingenio, se construyó este edificio destinado a granero, caballerizas y almacén de útiles de labranza. Es de planta rectangular con patio en su interior y está construido en dos niveles con muros de tapial con verdugadas de piedra. Los arcos y pilares están levantados en ladrillo al igual que la portada de acceso. En la actualidad el Centro Cultural "Casa del Apero",  alberga la Biblioteca Municipal, el Museo Arqueológico, sala de exposiciones temporal y la oficina de turismo.


Casa del Apero
EL INGENIO (s.XVI). Hoy es la sede de la fábrica de miel de caña Nuestra Señora del Carmen, única en Europa. Es uno de los lugares de mayor valor histórico y artístico de Frigiliana. Popularmente se le conoce como “el Ingenio”. Parte de la maquinaria de 1909 usada para la fabricación de la miel es utilizada aún hoy en día, como uno de los juegos de calderas alimentadas por madera.


EL INGENIO. Siglos atrás el Ingenio funcionó con la fuerza que aportaba el salto de agua que provenía desde el cerro de Lízar a través de acequias, pasando antes por tres molinos, las llamadas "maquinillas", que se encuentran en la ladera del cerro y que se dedicaban a la molienda de la caña.

EL TORREÓN es otro punto interesante. Se encuentra en el antiguo barrio mudéjar, justo al lado de la Calle Real. Lo que fue un antiguo granero ahora es parte de una casa. Es recomendable visitar los restos del antiguo castillo árabe en la parte superior de la aldea, aunque no queda mucho del castillo, después de haber sido destruido cuando los moros fueron expulsados, las vistas son espectaculares.


IGLESIA DE SAN ANTONIO DE PADUA (s.XVII). Edificada en el 1676 y reformada un siglo más tarde. Es de estilo renacentista casi en su totalidad y presenta una planta de cruz latina dividida en tres naves separadas por arcos de medio punto apeando sobre pilastras rectangulares. El crucero está cubierto por una bóveda semiesférica sobre pechinas y anillo denticulado terminando en linterna, cubriéndose los brazos y el presbiterio con bóvedas de medio cañón con lunetos. Sobre el pórtico de entrada se encuentra el coro que presenta una cornisa mixtilínea de estilo rococó que recibe la balaustrada de madera con idéntico perfil. 



QUÉ MÁS HACER Y CONOCER

- EXPLORAR LA NATURALEZA. Frigiliana es un punto de partida ideal practicar senderismo por las cumbres de la Sierra Tejeda y explorar los alrededores del parque natural de la Sierra Tejada Almijara. 
- Excursión por el Río Higuerón. El río Higuerón es más tranquilo que el vecino Río Chillar en Nerja.

- Visitar el Acebuchal, la aldea vecina que debería estar en la lista de todos los visitantes de Frigiliana, y la cercana NERJA.








Fuente: www.turismofrigiliana.es

Publicar un comentario

0 Comentarios