Subscribe Us

SALUD. El Sarampión, inductor de "amnesia inmunológica"


Un reciente estudio muestra que el sarampión elimina del 20 al 50 por ciento de los anticuerpos contra una variedad de virus y bacterias, agotando la inmunidad previa de un niño. Un sistema inmunitario devastado por el sarampión debe "volver a aprender" cómo proteger el cuerpo contra las infecciones. 

El estudio detalla el mecanismo y el alcance de esta 'amnesia inmune' inducida por el sarampión. Los hallazgos subrayan la importancia de la vacuna contra el sarampión, lo que sugiere que las personas infectadas con sarampión pueden beneficiarse de las vacunas de refuerzo de todas las vacunas infantiles anteriores.

Durante la última década, se ha acumulado evidencia de que la vacuna contra el sarampión protege no solo de una sino de dos maneras: no solo previene la enfermedad aguda conocida por sus manchas y fiebres, que con frecuencia envía a los niños al hospital, sino que también parece proteger contra otras infecciones a largo plazo.


Esta ilustración proporciona una representación gráfica en 3D de una partícula de virus de sarampión de forma esférica tachonada con tubérculos de glucoproteína. Esos espárragos tuberculosos de color granate, se conocen como proteínas H (hemaglutinina), y los grises coloreados se denominan proteínas F (fusión). La proteína F es responsable de la fusión del virus y las membranas de las células huésped, la penetración viral y la hemólisis, y la proteína H es responsable de la unión del virus a las células. Ambos tipos de espárragos proteicos están incrustados en la bicapa lipídica. [CDC / Allison M. Maiuri, MPH, CHES. Ilustrador: Alissa Eckert

CÓMO FUNCIONA
Un nuevo estudio, publicado en Science el pasado mes de octubre, realizado por un equipo internacional de investigadores dirigido por  la Escuela de Medicina de Harvard, el Brigham and Women's Hospital y el Harvard T.H. Chan School of Public Health ofrece respuestas a dudas anteriores. Los resultados muestran que el virus del sarampión elimina del 11 al 73 por ciento de los diferentes anticuerpos que protegen contra las cepas virales y bacterianas a las que una persona era previamente inmune, desde la gripe hasta virus del herpes o bacterias que causan neumonía, así como infecciones de la piel.

Es decir, si una persona tenía 100 anticuerpos diferentes contra la varicela antes de contraer sarampión, podría salir de la enfermedad  con solo 50, reduciendo a la mitad su protección contra la varicela. Esa protección podría disminuir aún más si algunos de los anticuerpos perdidos son defensas potentes conocidas como anticuerpos neutralizantes.


“Como se sabe que el sarampión afecta mucho más a los niños desnutridos, el grado de amnesia inmune y sus efectos podrían ser aún más graves en poblaciones menos saludables.


El sarampión elimina toda memoria inmunológica pre-existente.

El descubrimiento de que el sarampión agota los repertorios de anticuerpos de las personas, destruyendo parcialmente la memoria inmune a la mayoría de los patógenos encontrados anteriormente, respalda la hipótesis de la amnesia inmune. Esto podría ser particularmente problemático para ciertas categorías de niños y adultos.


“Este nuevo descubrimiento fue posible gracias a VirScan, una herramienta  desarrollado en 2015. VirScan detecta anticuerpos antivirales y antibacterianos en la sangre que resultan de encuentros actuales o pasados ​​con virus y bacterias, dando una visión general del sistema inmune.

El trabajo se publicó simultáneamente con el de un equipo separado en Science Immunology que llegó a conclusiones complementarias al medir los cambios en las células B causados ​​por el virus del sarampión. Aquellos que sobreviven al sarampión recuperan gradualmente su inmunidad previa a otros virus y bacterias a medida que se vuelven a exponer a ellos. Pero debido a que este proceso puede llevar meses o años, las personas siguen siendo vulnerables mientras tanto a las complicaciones graves por esas infecciones.

A la luz de este hallazgo, los investigadores dicen que los médicos pueden considerar fortalecer la inmunidad de los pacientes que se recuperan de la infección por sarampión con una ronda de inyecciones de refuerzo de todas las vacunas de rutina anteriores, como la hepatitis y la poliomielitis.


“La falta de acceso a la vacuna y la negativa a vacunarse significa que el sarampión todavía infecta a más de 7 millones de personas y mata a más de 100,000 cada año en todo el mundo, informa la OMS, y los casos están en aumento, triplicándose a principios de 2019.


Infecciones con el virus del sarampión reducen la diversidad de los anticuerpos.
(Fuente: 
https://science.sciencemag.org/content/366/6465/599)

VACUNACIÓN VITAL
Décadas de investigación han confirmado que la inoculación con la vacuna MMR (sarampión, paperas, rubéola) no afecta a la inmunidad general de los niños. Asegurar la vacunación generalizada contra el sarampión no solo ayudaría a prevenir las 120.000 muertes que se atribuirán directamente al sarampión solo este año, sino que también podría evitar potencialmente cientos de miles de muertes adicionales atribuibles al daño duradero causado sobre el sistema inmune.

Un niño saludable promedio podría superar el sarampión con solo una “abolladura” en su sistema inmunológico y su cuerpo podría salir adelante con éxito. Pero niños en situaciones límite, como aquellos con infección grave de sarampión o deficiencias inmunes o aquellos que están desnutridos, tendrían serios problemas para superar la enfermedad sin la protección de la vacuna.


El sarampión se puede prevenir con la vacuna MMR. La vacuna protege contra tres enfermedades: sarampión, paperas y rubeola. Se recomienda que los niños reciban dos dosis de la vacuna MMR, comenzando con la primera dosis entre los 12 y los 15 meses de edad, y la segunda dosis entre los 4 y los 6 años.
Estos resultados recalcan la importancia de comprender y prevenir los efectos a largo plazo del sarampión, incluidos los efectos ocultos que han pasado desapercibidos para médicos y padres. Así, si un niño contrae ahora el sarampión y luego contrajera una neumonía dos años después, no necesariamente los relacionaríamos como causa-efecto. Los síntomas del sarampión en sí pueden ser solo la punta del iceberg.

Fuentes:
- Michael J. Mina et al. Measles virus infection diminishes preexisting antibodies that offer protection from other pathogens. Science, 2019; 366 (6465): 599 DOI: 10.1126/science.aay6485
- Velislava N. Petrova, et al.  Incomplete genetic reconstitution of B cell pools contributes to prolonged immuno suppression after measles. Science Immunology  01 Nov 2019: Vol. 4, Issue 41, eaay6125. DOI: 10.1126/sciimmunol.aay6125

- Measles Results in Immune Amnesia, Cripples Ability to Fight Future Infections. https://www.genengnews.com/news/measles-results-in-immune-amnesia-cripples-ability-to-fight-future-infections/

Publicar un comentario

0 Comentarios