Subscribe Us

MOTOR. RDE: Nueva normativa emisiones NOx


El pasado mes de septiembre entró en vigor la nueva normativa Real Driving Emissions (RDE) para la medición de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de los vehículos con motor de combustión interna.


En septiembre de 2018 se implantó el protocolo WLTP (”Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedures”)-un organismo internacional que establece los procedimientos y el protocolo que debe seguirse para medir la autonomía, los consumos y las emisiones de los vehículos-,  para sustituir a la normativa NEDC, que se estuvo utilizando desde 1990 para calcular los consumos y emisiones. 

Antes del ciclo NEDC, para hacer las mediciones, se realizaban dos fases de conducción con una velocidad de 34 y 120 km/h en un recorrido de 11 kilómetros en 20 minutos. Sin embargo, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE) creyó que esta prueba ya no se adaptaba a las circunstancias actuales, por lo que la sustituyó por la NEDC, que consistía en 4 fases con una duración total de 30 minutos, en la que los vehículos recorren 23,2 kilómetros y la velocidad media es de 46,5 km/h y la máxima de 131 km/h. De esta forma, los consumidores como los fabricantes podrían comprobar si sus vehículos respetaban o no los niveles de CO2 fijados por la Unión Europea. 

Ahora, se pone en marcha el nuevo protocolo RDE que, según informaron las asociaciones Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam, esta nueva normativa es la primera de todo el mundo que se lleva a cabo de forma directa en carretera y que pretende medir y controlar las emisiones de NOx y de partículas en condiciones reales de conducción. El RDE no sustituye al WLTP, sino que lo complementa.


Las mediciones RDE que se utilizan para contrastar los datos WLTP se realizan instalando un paquete de instrumentos de medida para captar las emisiones mientras el coche es conducido en baja y alta altitud, una horquilla amplia de temperaturas, conducción con el vehículo cargado, ascensos/descensos, zonas urbanas, autovías y carreteras convencionales.

“RDE sirve para confirmar los resultados de WLTP en la vida real, asegurando así que los automóviles emitan bajas emisiones contaminantes, no solo en el laboratorio sino también en la carretera.

Al igual que ocurre con las mediciones para la normativa WLTP, la RDE implica realizar más pruebas para tomar las mediciones de cada variante comercializada de cada modelo de coche, algo que supone un incremento en los tiempos y costes de homologación. Esta iniciativa  tiene que ver con la presión ejercida desde Bruselas para conseguir entornos más limpios y respetuosos con el medio ambiente.

Bajo RDE, un automóvil es conducido en vías públicas y expuesto a una amplia gama de condiciones diferentes. El equipo específico instalado en el vehículo recopila datos para verificar que no se excedan los límites legislativos para contaminantes como NOx. Las condiciones  incluyen:

- Altitudes bajas y altas
- Temperaturas durante todo el año
- Carga útil adicional del vehículo
- Conducir cuesta arriba y cuesta abajo
- Carreteras urbanas (baja velocidad)
- Caminos rurales (velocidad media)
- Autopistas (alta velocidad)

La nueva prueba de Real Driving Emissions (RDE) mide los contaminantes, como NOx, emitidos por los automóviles mientras se conduce por la carretera.
Es el estándar más exigente del mundo y supone un gran salto en la evaluación de las emisiones de los automóviles y afecta a todos los vehículos de combustión. La industria de la automoción está plenamente comprometida y en los últimos 15 años, la innovación tecnológica ha ayudado progresivamente a disminuir los límites de NOx y de partículas de los motores diésel. Los nuevos filtros son altamente eficientes y eliminan el 99,9% de partículas incluyendo las ultrafinas. Además, los vehículos emiten hasta un 84% menos de NOx que vehículos de hace 15 años.

El progresivo envejecimiento del parque automovilístico español, con 12,4 años de media en 2018, no permite una reducción efectiva de las emisiones de CO2, NOx y partículas. El verdadero impacto en el empeoramiento de la calidad del aire de los centros urbanos proviene del envejecimiento de los vehículos en circulación. Por ello, resulta imprescindible facilitar que las nuevas tecnologías en automoción lleguen a la mayor parte de la sociedad.



Fuente: https://www.acea.be/industry-topics/tag/category/real-driving-emissions-test; https://www.acea.be/publications/arti

Publicar un comentario

0 Comentarios