Subscribe Us

SALUD. Arritmias Cardíacas


Los problemas del ritmo cardíaco (arritmias cardíacas) se producen cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos cardíacos no funcionan correctamente, lo que hace que su corazón lata demasiado rápido, demasiado lento o irregularmente. Las arritmias cardíacas pueden sentirse como un corazón agitado o acelerado y pueden ser inofensivas. Sin embargo, algunas arritmias cardíacas pueden causar signos y síntomas molestos, a veces incluso mortales. El tratamiento de la arritmia cardíaca a menudo puede controlar o eliminar los latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares. Además, debido a que las arritmias cardíacas problemáticas a menudo empeoran, o incluso son causadas, por un corazón débil o dañado, es posible que pueda reducir su riesgo de arritmia adoptando un estilo de vida saludable para el corazón.


Tipos de arritmias cardíacas
Los médicos clasifican las arritmias no solo por su origen (aurículas o ventrículos) sino también por la velocidad del ritmo cardíaco que causan:

1.Taquicardia: Esto se refiere a un latido cardíaco rápido: una frecuencia cardíaca en reposo superior a 100 latidos por minuto. Las taquicardias pueden tener un origen auricular o ventricular. Las taquicardias con origen auricular, pueden ser:

- Fibrilación auricular. La fibrilación auricular es una frecuencia cardíaca rápida causada por impulsos eléctricos caóticos en las aurículas. Estas señales provocan contracciones rápidas, descoordinadas y débiles de las aurículas. Las señales eléctricas caóticas bombardean el nodo AV, lo que generalmente produce un ritmo irregular y rápido de los ventrículos. La fibrilación auricular puede ser temporal, pero algunos episodios no terminarán a menos que se traten. La fibrilación auricular puede provocar complicaciones graves, como un accidente cerebrovascular.

- Aleteo auricular. El aleteo auricular es similar a la fibrilación auricular. Los latidos del corazón en el aleteo auricular son impulsos eléctricos más organizados y más rítmicos que en la fibrilación auricular. El aleteo auricular también puede provocar complicaciones graves, como un accidente cerebrovascular.

- Taquicardia supraventricular. La taquicardia supraventricular es un término amplio que incluye muchas formas de arritmia que se originan por encima de los ventrículos (supraventricular) en las aurículas o el nodo AV.

- Síndrome de Wolff-Parkinson-White. Es un tipo de taquicardia supraventricular en el que existe una vía eléctrica adicional entre las aurículas y los ventrículos, presente al nacer. Sin embargo, es posible que no experimente síntomas hasta que sea un adulto.

Las taquicardias con origen ventricular, pueden ser:
- Taquicardia ventricular. La taquicardia ventricular es una frecuencia cardíaca rápida y regular que se origina con señales eléctricas anormales en los ventrículos. La taquicardia ventricular a menudo puede generar una emergencia médica. Sin un tratamiento médico inmediato, la taquicardia ventricular puede empeorar hacia la fibrilación ventricular.

- La fibrilación ventricular. La fibrilación ventricular ocurre cuando los impulsos eléctricos rápidos y caóticos hacen que los ventrículos tiemblen de manera ineficaz en lugar de bombear la sangre necesaria al cuerpo. Este grave problema es fatal si el corazón no se restablece a un ritmo normal en cuestión de minutos. La mayoría de las personas que experimentan fibrilación ventricular tienen una enfermedad cardíaca subyacente o han experimentado un trauma grave.

- Síndrome de QT largo. Es un trastorno cardíaco que conlleva un mayor riesgo de latidos cardíacos rápidos y caóticos que pueden provocar desmayos y poner en peligro la vida. En algunos casos, el ritmo de su corazón puede ser tan errático que puede causar la muerte súbita. El síndrome QT puede producirse por causa de una mutación genética congénita. Además, hay medicamentos que pueden causar el síndrome QT largo. Algunas afecciones médicas, como defectos cardíacos congénitos, también pueden causar síndrome de QT prolongado.


2.Bradicardia: Esto se refiere a un latido cardíaco lento: una frecuencia cardíaca en reposo inferior a 60 latidos por minuto.No todas las taquicardias o bradicardias significan que tiene una enfermedad cardíaca. Por ejemplo, durante el ejercicio es normal desarrollar un latido cardíaco rápido a medida que el corazón se acelera para proporcionar a sus tejidos más sangre rica en oxígeno. Durante el sueño o los momentos de relajación profunda, no es inusual que los latidos del corazón sean más lentos.

Si está en buena forma física, puede tener un corazón eficiente capaz de bombear un suministro adecuado de sangre con menos de 60 latidos por minuto en reposo. Además, ciertos medicamentos utilizados para tratar otras afecciones, como la presión arterial alta, pueden disminuir su ritmo cardíaco. Sin embargo, si tiene una frecuencia cardíaca lenta y su corazón no bombea suficiente sangre, es posible que tenga alguna de las siguientes bradicardias:

- Síndrome sinusal enfermo. Si su nódulo sinusal, que es responsable de establecer el ritmo de su corazón, no está enviando impulsos correctamente, su ritmo cardíaco puede ser demasiado lento (bradicardia) o puede acelerarse (taquicardia) y disminuir de manera intermitente. También puede ser causado por algún tipo de cicatriz cerca del nodo sinusal, lo que ralentiza, interrumpe o bloquea el viaje de los impulsos.


- Bloqueo de conducción. Un bloqueo de las vías eléctricas de su corazón puede ocurrir dentro o cerca del nodo AV, que se encuentra en la vía entre las aurículas y los ventrículos. También puede ocurrir un bloqueo a lo largo de otros caminos hacia cada ventrículo. Dependiendo de la ubicación y el tipo de bloqueo, los impulsos entre las mitades superior e inferior de su corazón pueden ralentizarse o bloquearse. Si la señal está completamente bloqueada, ciertas células en el nodo AV o en los ventrículos pueden hacer latidos constantes, aunque generalmente más lentos. Algunos bloqueos pueden no causar signos o síntomas, y otros pueden causar latidos omitidos o bradicardia.


Cuáles son los síntomas
Las arritmias pueden no causar ningún signo o síntoma. De hecho, su médico podría descubrir que tiene una arritmia antes de que usted note alguna anomalía durante un examen de rutina. Sin embargo, los signos y síntomas notables no necesariamente significan que tenga un problema grave. Los síntomas notables de arritmia pueden incluir:

- Un aleteo en tu pecho
- Un latido acelerado (taquicardia)
- Latidos cardíacos lentos (bradicardia)
- Dolor de pecho
- Falta de aliento
- Aturdimiento o mareos.
- Transpiración
- Desmayo (síncope) o casi desmayo

Factores de Riesgo
- Enfermedad de la arteria coronaria, otros problemas cardíacos y cirugía cardíaca previa. Las arterias cardíacas estrechas, un ataque cardíaco, válvulas cardíacas anormales, cirugía cardíaca previa, insuficiencia cardíaca, miocardiopatía y otros daños cardíacos son factores de riesgo para casi cualquier tipo de arritmia.
- Alta presión sanguínea. Esto aumenta su riesgo de desarrollar enfermedad coronaria. También puede hacer que las paredes de su ventrículo izquierdo se vuelvan rígidas y gruesas, lo que puede cambiar la forma en que los impulsos eléctricos viajan a través de su corazón.
- Cardiopatía congénita. Nacer con una anomalía cardíaca puede afectar el ritmo cardíaco.
- Problemas tiroideos. Tener una glándula tiroides hiperactiva o poco activa puede aumentar el riesgo de arritmias.
- Drogas y suplementos. Ciertos medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado y ciertos medicamentos recetados pueden contribuir al desarrollo de la arritmia.
- Diabetes. Su riesgo de desarrollar enfermedad de la arteria coronaria y presión arterial alta aumenta enormemente con la diabetes no controlada.
- Apnea obstructiva del sueño. Este trastorno, en el que su respiración se interrumpe durante el sueño, puede aumentar su riesgo de bradicardia, fibrilación auricular y otras arritmias.
- Desequilibrio electrolítico. Las sustancias en la sangre llamadas electrolitos, como el potasio, el sodio, el calcio y el magnesio, ayudan a activar y conducir los impulsos eléctricos en su corazón. Niveles de electrolitos demasiado altos o demasiado bajos pueden afectar los impulsos eléctricos y contribuir al desarrollo de la arritmia.
- Beber demasiado alcohol. Puede afectar los impulsos eléctricos en su corazón y aumentar la posibilidad de fibrilación auricular.
- Consumo de cafeína o nicotina. La cafeína, la nicotina y otros estimulantes pueden hacer que su corazón lata más rápido y pueden contribuir al desarrollo de arritmias más graves. Las drogas ilegales, como las anfetaminas y la cocaína, pueden afectar profundamente el corazón y provocar muchos tipos de arritmias o muerte súbita debido a la fibrilación ventricular.

Cómo se diagnostica
Para diagnosticar una arritmia cardíaca, su médico revisará sus síntomas y su historial médico y realizará un examen físico. Su médico puede preguntarle, o evaluar, las condiciones que pueden desencadenar su arritmia, como enfermedades cardíacas o un problema con su glándula tiroides. Su médico también puede realizar pruebas de monitoreo cardíaco específicas para arritmias. Estos pueden incluir: electrocardiograma (ECG), Holter portátil, ecocardiograma o un implante-registrador bajo la piel.

Si su médico no encuentra una arritmia durante esas pruebas, puede intentar desencadenar su arritmia con otras pruebas, que pueden incluir: un Test de Stress, prueba de la mesa inclinada o un examen electrofisiológico.

Además, su cardiólogo puede usar los electrodos para estimular a su corazón para que lata a ritmos que pueden desencadenar, o detener, una arritmia. Esto le permite a su médico ver la ubicación de la arritmia y lo que puede estar causándola.


Tratamientos
En caso de bradicardias, si éstas no tienen una causa que pueda corregirse, los médicos a menudo las tratan con un marcapasos ya que no hay ningún medicamento que pueda acelerar su corazón de manera confiable. Un marcapasos es un dispositivo pequeño que generalmente se implanta cerca de la clavícula. 

En el caso de taquicardias, los tratamientos pueden incluir alguno de los siguientes:

- Maniobras vagales. Es posible que pueda detener una arritmia con origen por encima de la mitad inferior del corazón (taquicardia supraventricular) mediante maniobras particulares como contener la respiración y esforzarse, mojar la cara con agua helada o toser.
- Medicamentos. Para muchos tipos de taquicardia, es posible que le receten medicamentos para controlar su ritmo cardíaco. Si tiene fibrilación auricular, su médico puede recetar medicamentos anticoagulantes para ayudar a evitar la formación de coágulos sanguíneos peligrosos.
- Cardioversión. Si tiene un cierto tipo de arritmia, como la fibrilación auricular, su médico puede usar la cardioversión. Puede realizarse como un procedimiento en que se aplica una descarga en el corazón a través de paletas o parches en el pecho. También, mediante el uso de medicamentos.
- Ablación con catéter. En este procedimiento, su médico coloca uno o más catéteres a través de los vasos sanguíneos hasta el corazón. Los electrodos en las puntas del catéter pueden usar calor, frío extremo o energía de radiofrecuencia para crear un bloqueo eléctrico a lo largo de la vía que causa la arritmia.




El tratamiento de las arritmias puede requerir el uso de implantes, a saber: marcapasos o un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) en caso de riesgo ventricular elevado. En el caso de algunas arritmias, puede ser necesario acudir a la cirugía. Las prácticas habituales son: el procedimiento de laberinto (en personas que no responden a otros tratamientos o que se someten a cirugía cardíaca por otros motivos) o el bypass coronario (si la arritmia va acompañada de algún tipo de enfermedad arterial coronaria).


VER PDF INFORMATIVO.

Fuentes: MedlinePlus, Mayo Clinic, Clínica Universidad de Navarra

Publicar un comentario

0 Comentarios