Subscribe Us

MITOLOGÍA. Dioses del Olimpo - Apolo

Apolo, dios griego del sol, la música y la profecía. 

Apolo es uno de los dioses griegos que generaban más simpatía entre los helenos, lo que se tradujo en una gran cantidad de templos dedicados a su culto, como los de Delos, Corinto, Siracusa o Rodas. También se celebraban festivales en su honor, como las Boedromias de Atenas o las Jacintias en Esparta.


Oráculo de Delfos
Pocos días después de nacer, Apolo mató al dragón Pitón que vivía en Delfos (región Fócida) junto a la fuente de Castalia, el manantial del que emanaban los vapores que ayudaban al oráculo de Delfos a realizar profecías. Pitón había sido enviada por Hera para matar a Leto, la madre de Apolo, de la que Hera sentía celos por su encuentro sexual con Zeus. Armado con un arco y flechas fabricados por el dios herrero Hefesto derrotó al monstruo y decidió fundar un templo en el lugar.

Para llenar el lugar sagrado de sacerdotes, Apolo atrajo a un barco proveniente de Creta convertido en un delfín. Este episodio explica el nombre del lugar (Delphi). Los marineros fundaron Crisa al desembarcar y recibieron el encargo de ser sacerdotes en el templo y adorar al dios Apolo. La Pitia, o Pitonisa, era la encargada de responder las consultas que se le realizaban al Oráculo.


La muerte de Jacinto. Giambattista Tiepolo. 1752.

Guerra de Troya
Cuando comenzaron las primeras hostilidades de la guerra de Troya, Zeus ordenó al resto de dioses que no interviniesen y no tomasen partido por ningún bando. Si bien en un primer momento respetaron la petición, finalmente la mayoría de ellos se vieron involucrados de un modo u otro.

Apolo apoyó al bando troyano puesto que alguno de sus hijos formaba parte del grueso de sus tropas. Convenció además al dios de la guerra Ares junto con Afrodita para que también luchase junto a los troyanos.

El dios de la música intervino en uno de los episodios clave de la guerra de Troya, la muerte de Aquiles. Enfurecido por la muerte de Troilo y Héctor a manos de Aquiles, Apolo guió la flecha del príncipe troyano París hasta el talón del héroe griego.


Apolo, Dios de la Luz, la Elocuencia, la Poesía y las Bellas Artes con Urania, Musa de la Astronomía. Charles Meynier. 1789. Aparecen símbolos habituales de Apolo: el laurel, la lira y el carcaj con las flechas.

Mito de Jacinto
Apolo rivalizaba con Céfiro, dios del viento del oeste por el amor de Jacinto, un príncipe de Macedonia hijo de la musa Clío. Cegado por los celos, Céfiro provocó un viento que lanzó el disco con el que Jacinto entrenaba hacia su cabeza, matándole. Apolo derramó sus lágrimas sobre una flor que hizo brotar de la sangre de su amado, el jacinto, dándole a sus pétalos su peculiar forma y evitando que Hades llevase su alma al Inframundo, encerrándola en la flor.

Mito de Marsias
Apolo y Marsías se enfrentaron en un concurso musical, con las musas como responsables de decidir el vencedor. En la ronda inicial empataron, pero Apolo sugirió desempatar cantando a la vez que se tocaba el instrumento, algo que las musas aceptaron para favorecerle. Apolo cantó tocando su lira, pero Marsías no pudo al ser la flauta su instrumento y resultó perdedor. Apolo castigó la osadía de Marsías al retarle desollándole y clavando su piel en un árbol.

Mito de Pan
Pan, dios de los pastores, desprecia la música de Apolo diciéndose mejor en este arte que el dios de la música. Apolo enfurece y decide enfrentarse a él en un duelo, con Tmolo como juez. Apolo resulta claramente vencedor frente a la melodía ramplona y ruda de Pan. Sin embargo Midas, que presenciaba el enfrentamiento, discrepó y protestó por la decisión, lo que provocó la ira de Apolo que le colocó unas orejas de burro argumentando que mejorarían su oído para la música.


Jeremy Villasis. Philippines. / Getty Images

Las nueve musas
Las musas eran divinidades que inspiraban a los artistas, cada una de ellas relacionadas con una rama distinta de las Artes. Eran hijas de Zeus y Mnemósine (la titánide asociada a la memoria) según la mayoría de versiones, y nacieron al pie del monte Olimpo. Alguna narración las considera hijas de Urano y Gea. Acompañaban al dios Apolo siendo sus amantes en numerosas ocasiones y dándole hijos. Sus atribuciones varían según los relatos y la época, pero éstas son las más habituales.

Calíope. Musa de la poesía épica y la elocuencia. Se cree que era la más importante entre las musas. Tuvo numerosos amantes, pero destaca su enamoramiento del héroe Heracles. Resolvió la disputa entre Afrodita y Perséfone por el bello dios Adonis repartiéndose su tiempo: cuatro meses con una, cuatro con la otra y cuatro con quién él eligiera.
Erató. Musa de la poesía amorosa.
Clío. Musa de la historia y de la lírica. Madre de Jacinto. Inventora de la guitarra. 
Talía. Musa de la comedia teatral, también de la poesía bucólica o pastoril.
Polimnia. Musa de la poesía lírica sacra.
Euterpe. Musa de la música, especialmente de la interpretación de la  flauta. Inventora de la flauta doble.
Terpsícore. Musa de la danza. En algunas versiones, madre de las sirenas.
Melpómene. Musa del teatro con Talía, concretamente de la tragedia. Una narración cuenta que Talía tenía todo lo que podía desear una mujer: belleza, dinero, hombres...pero a pesar de ello no podía ser feliz, lo que originaba su tragedia vital.
Urania. Musa de la Astronomía y la Astrología. También se la considera musa de las Matemáticas y las ciencias exactas.


De Agostini / G. Nimatallah / Getty Images

Los seis símbolos de Apolo
- Arco y flechas
- La lira
- El Cuervo
- Rayos de luz que irradian de su cabeza.
- Rama de laurel

- Guirnalda de laurel

El arco y la flecha plateados de Apolo representan su derrota del monstruo Python (o Phython). Python era una serpiente que vivía cerca de Delfos, considerada el centro de la tierra. En un frenesí de celos por la infidelidad de Zeus con Leda, Hera envió a Python a perseguir a Leto: en ese momento, Leto estaba embarazada de los gemelos Apolo y Artemis, y su nacimiento se retrasó. Cuando Apollo creció, le disparó a la Pitón con flechas y se hizo cargo de Delphi como su propio santuario. El símbolo del arco y la flecha también es una referencia a Apolo como el dios de las plagas que disparó flechas de plaga al enemigo durante la guerra de Troya.

La lira, que es quizás su símbolo más conocido, significa que Apolo es el dios de la música. En los mitos antiguos, el dios Hermes creó la lira y se la dio a Apolo a cambio de la vara de la salud, o por las vacas que el travieso Hermes le había robado a Apolo. La lira de Apolo tiene el poder de convertir elementos, como piedras, en instrumentos musicales.

El cuervo es un símbolo de la ira de Apolo. Una vez que todos los cuervos eran pájaros blancos, según el mito, pero después de dar malas noticias al dios, chamuscó las alas del cuervo para que todos los cuervos que avanzaran fueran negros. La mala noticia traída por el pájaro fue la infidelidad de su amante Coronis, quien, embarazada de Asclepio, se enamoró y se durmió con Ischys. Cuando el cuervo le contó a Apolo el asunto, se enfureció porque el pájaro no había sacado los ojos de Ischys, y el pobre cuervo fue un ejemplo temprano del disparo del mensajero.


Corbis / Getty Images

Apolo, dios del Sol
Los rayos de luz que irradian de la cabeza de Apolo simbolizan que él es el dios del sol. Según el mito griego, todas las mañanas, Apolo monta un carro de llamas doradas por el cielo que trae la luz del día al mundo. Por la noche, su gemela, Artemisa, diosa de la luna, monta su propio carro por el cielo trayendo oscuridad. Apolo está simbolizado por rayos de luz.

La rama de los laureles era en realidad algo que Apolo llevaba como señal de su amor por el semidiós Daphne. Desafortunadamente, Daphne fue maldecida por la Diosa Eros por odiar el amor y la lujuria. Fue un acto de venganza contra Apolo que afirmó que era un mejor arquero que Eros. Finalmente, después de que Daphne se cansó de la persecución de Apolo, le suplicó a su padre, el dios del río Peneus, que lo ayudara. Convirtió a Daphne en un laurel para escapar del amor de Apolo.


La guirnalda de laurel que lleva Apolo es un símbolo de victoria y honor, que se utilizó en la época griega para identificar a los vencedores en las competiciones deportivas, incluidas las Olimpiadas. La corona de Apolo combina el laurel para Daphne, el efecto coronal de los rayos del sol y la belleza y el poder de los hombres jóvenes, sin barba y atléticos.


Fuentes: www.portalmitologia.com; www.mitologia.info ; https://www.thoughtco.com

Publicar un comentario

0 Comentarios