Subscribe Us

NATURALEZA. Parque Regional de Calblanque (Murcia)

Aguas cristalinas y arena dorada del parque regional de Calblanque. 
Calblanque (en su nombre extendido Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila) es un rincón de milagrosa virginidad de blancas salinas y dunas fósiles, de acantilados y largas playas amarillas, de calas encajadas en parajes semidesérticos. Una franja de una decena de kilómetros (2822,45 Ha), donde Murcia asoma su rostro más salvaje.


El Parque Regional de Calblanque se ubica en el extremo oriental de nuestro litoral, entre Cabo de Palos y Portmán. Este enclave se caracteriza por la gran diversidad de ambientes que en él confluyen, contando con pinares de pino carrasco, matorrales, ramblas, arenales, dunas, paleodunas, calas y acantilados, así como  las Salinas del Rasall (humedal incluido dentro de la ZEPA Mar Menor).

En Calblanque, a donde se llega por la autovía de Cartagena a La Manga, solo dos diminutas poblaciones testimonian el paso del hombre: Cobaticas y La Jordana. El resto no es más que un conjunto de medias lunas de arena y mar, resguardadas por sierras semiáridas. Pequeños macizos donde crece una vegetación extraña, casi exótica, a la que los expertos han denominado iberoafricana por tratarse de un reflejo del paisaje de la otra orilla del Mare Nostrum: sabina mora, cornicales, albaidas…

Una particular vegetación sobre suaves colinas que caen al mar.

PLAYAS DEL PARQUE
El parque alberga un conjunto de playas de aguas limpias y cálidas que se cuelan entre las más atractivas del país. La más accesible, la llamada playa Larga, completamente rectilínea en sus tres kilómetros de arena dorada, frente a la cual crecen extensas praderas de posidonia. Pero existen otras playas con un carácter más íntimo, como son las de Negrete y Parreño, en el oeste, cerradas por crestas rocosas. Aquí encontramos una suerte de paisaje lunar de piedra y agua; un ligero viento cálido; una luz espectacular al atardecer, cuando las colinas del Cabezo de la Fuente, así llamado por el manantial de su cumbre, se vuelven anaranjadas. 

También, la playa de Calblanque, rodeada por las dunas fósiles más valiosas de Murcia, a donde acuden los windsurfistas para cabalgar con sus velas el suave oleaje de este mar abierto. Y, más escondidas, las calas del Barco y de las Mulas, a las que solo se puede llegar en barco o a pie tras una media hora de paseo. Sin embargo, ninguna resulta tan pintoresca como la cala de los Déntoles, conocida también como cala Dorada, donde la tierra exhibe una riqueza cromática propia del lienzo impresionista. Un fuerte contraste entre dos tipos de roca: una negra, el esquisto y otra blanca, la eolianita.

La vegetación del parque abraza las playas Parreño y Negrete.

FLORA
La gran diversidad florística del Parque Regional de Calblanque, sus diferentes ambientes y sus características climáticas hacen de esta zona una auténtica joya botánica. Este espacio natural cuenta con especies exclusivas del sureste peninsular y con importantes iberoafricanismos como el ciprés de Cartagena o la jara de Cartagena, esta última catalogada en peligro de extinción a nivel nacional. Los matorrales costeros adaptados a la aridez alternan con densos pinares de pino carrasco. Las dunas móviles marítimas son ambientes muy frágiles e inestables, que cuentan con especies como la esparraguera marina, el cuernecillo y el lirio de mar, o el cardo marino. En acantilados rocosos encontramos plantas que crecen en grietas y fisuras, haciendo frente a la escasez de suelo y agua y al azote de las mareas. El hinojo marino o la margarita de mar son algunas de las especies que viven en estos ambientes.

Flora en el Parque de Calblanque


FAUNA
La fauna es muy diversa en este espacio protegido. Las Salinas del Rasall aportan refugio y alimento a numerosas aves acuáticas como las garcetas, cigüeñuelas, avocetas, chorlitejos patinegros y gaviotas de Audouin, entre otras. Toma especial protagonismo en las salinas el fartet, un pez endémico del sureste ibérico que se encuentra en peligro de extinción. Otras especies relevantes que habitan en este paraje son el halcón peregrino, el búho Real y el águila perdicera. También encontramos mamíferos como el tejón y la garduña y reptiles como el eslizón ibérico, la culebra bastarda y el lagarto bético.

Gaviota de Audouin

CICLISMO Y SENDERISMO
El parque cuenta con tres rutas oficiales muy visitadas por senderistas y ciclistas que vienen desde muy diferentes procedencias.
- Ruta “Circular al Cabezo de la Fuente”: un itinerario de 8km que nos lleva por senderos de matorrales típicamente mediterráneos.
- Ruta “Sendero del Mirador de Punta Negra”:  ruta más corta, de unos 4km. Un recorrido por el litoral del parque, desde el que se divisa un bello paisaje con sus característicos saladares, sus salinas, sus extraordinarias dunas, y una belleza botánica y faunística únicas.

- Ruta “Sendero del Monte de las Cenizas”: una reserva de excelente valor ecológico, de 3km de recorrido, y que nos muestra un extraordinario y denso pinar, propio de la umbría del Monte de las Cenizas.


VER PDF INFORMATIVO.

Más información:  Centro de Visitantes Las Cobaticas: 968 228 984 / 649 227 582 - Email: infocalblanque@carm.es 

Fuentes: https://www.guiarepsol.com; https://www.murciaturistica.es; murcianatural.carm.es; https://es.wikipedia.org

Publicar un comentario

0 Comentarios